20 Sep. 2018 | 12:12
20 Sep. 2018 | 12:12
Cine

Viaje a los pueblos fumigados

  •   |  
  • Tras ser ovacionado en el Festival de Berlín, el film de Fernando ‘Pino’ Solanas se presenta en el BAFICI y el 3 de mayo llega a las salas comerciales. Las secuelas sociales y ambientales que dejó el modelo transgénico con agrotóxicos, reflejadas en la recorrida del realizador por siete provincias argentinas.

    Inexistente control sanitario.
    Inexistente control sanitario.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Viaje a los pueblos fumigados, flamante film de Fernando ‘Pino’ Solanas estrena comercialmente el próximo 3 de mayo y previamente tendrá dos funciones en el BAFICI, el jueves 19 y el viernes 20 de abril en el Village Recoleta.

    Un viaje de investigación del autor por siete provincias argentinas sobre las secuelas sociales y ambientales que dejó el modelo transgénico con agrotóxicos.

    Argentina fue considerada uno de los graneros del mundo y producía en suelos y pasturas naturales. Hoy, para lograr mayor volumen exportador, produce granos, carnes y alimentos con agrotóxicos y sustancias químicas.

    La mayor rentabilidad del agro se está haciendo a costa de la deforestación, el monocultivo, la destrucción del suelo, inundaciones y éxodos rurales. La contaminación que produce el glifosato y las fumigaciones multiplica los casos de cáncer y malformaciones.

    El film se desarrolla con historias y testimonios dramáticos de sus protagonistas: pobladores, chacareros e investigadores. La eco-agricultura muestra que se puede producir alimento para todos, libre de pesticidas: sano, natural y redituable.

    “Las consecuencias sociales del cultivo intensivo de soja transgénica con agrotóxicos, fueron el desmonte de millones de hectáreas de monte nativo, monocultivo, éxodo rural. La población quedó expuesta a la contaminación de las fumigaciones”, subraya Solanas.

    Y recalca que “el control sanitario en nuestro país es inexistente porque no se controlan los centros de producción. Tampoco hay programas de investigación en hospitales y universidades sobre sus efectos en el organismo”.

    Los testimonios recogidos demuestran que una parte de la población está contaminada con agrotóxicos, a lo que se suman los efectos nocivos de alimentos producidos con sustancias químicas: conservantes, colorantes, antibióticos, hormonas”.

    “Hoy se produce con pesticidas no sólo cereales, sino hortalizas y frutas. La más inocente ensalada ha sido rociada con 10 a 15 pesticidas y no hay control. La publicidad ‘vende’ los alimentos por lo que aparentan y no por lo que son. Se compra por lo que se ve y se consume sin saber lo que se come. Aunque se coma en casa, el peligro de contaminarse existe porque nadie sabe qué está comiendo ni cómo o con qué se hizo”, completa.

    Se trata de un cine de fusión de géneros con testimonios rodados en siete provincias. No es un film donde el relator explica o expone el tema: son los protagonistas quienes descubren sus conflictos y problemas.

    El relato está dividido en diez capítulos y su forma es la de un viaje hacia las regiones que producen soja, cereales, hortalizas o frutas. El lenguaje es el de una sucesión de travellings (auto, avión, helicóptero o a pie), manteniendo la unidad visual con ópticas gran-angulares.

    Los protagonistas son especialistas, vecinos, médicos, productores, técnicos, maestros, agricultores.

    Viaje a los pueblos fumigados se filmó en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, Salta, Chaco y Misiones. (ANDigital)

    Videos

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales