13 Nov. 2019 | 01:56
13 Nov. 2019 | 01:56
Apostillas Mundialistas

Tenía razón

  •   |  
  • Iban 45 minutos del segundo tiempo y Argentina empataba 0 a 0, el destino parecía inexorable, en las caras de los adultos frente al televisor se notaba el desánimo. Un niño, de cándida esperanza, vestido con la celeste y blanca repetía "Messi va a hacer un gol". No parecía posible. Sin embargo, apareció el genio, ese que puede torcer un destino. Golazo, victoria y clasificación para la segunda ronda.

    La Argentina no fue lo que esperábamos que fuera. Superior en cuanto a la calidad de jugadores que su rival, manejando la pelota casi todo el tiempo, no pudo imponerse en el resultado y recién lo logró cuando el partido estaba a punto de terminar.

    Irán casi sin proponérselo complicó en un par de ocasiones a la defensa argentina, tanto que Romero terminó salvando la valla del equipo. La victoria sirve, porque ya estamos clasificados a segunda ronda y siempre es importante para el ánimo. Ni las actuaciones individuales, ni el rendimiento colectivo están a la altura de las expectativas.

    El mejor argentino fue Rojo (¿para cuando la bandera pidiéndole perdón?). Romero demostró ser arquero de equipo grande, cuando le llegaron respondió. Messi definió el partido cuando casi no lo había jugado, ya convirtió dos goles, en dos partidos y cada uno posibilitó la victoria del equipo, aunque sigue sin ser la figura que estamos esperando.

    Eso sí, el niño vestido con la celeste y blanca que decía que iba a hacer un gol, tenía razón.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales