22 Nov. 2018 | 08:30
22 Nov. 2018 | 08:30
Apostillas Mundialistas

Brasil y el fantasma de Barbosa

  •   |  
  • “La noche está de luto, la fiesta terminó!, canta el uruguayo Tabaré Cardozo...

    “La noche está de luto
    la fiesta terminó. 
    El mundo no comprende que pasó 
    con el campeón”.
    Tabaré Cardozo


    Brasil acaba de sufrir, tal vez, su peor derrota en un mundial. Digo tal vez porque ya perdió una final en el mundial de 1950. Era local, le alcanzaba con empatar para salir campeón y perdió… en manos de Uruguay. Aquella proeza charrúa se denominó “maracanazo”. La de hoy se llamara “mineirazo” y el cruel verdugo fue Alemania. Le propinó una goleada histórica: 7 a 1. Brasil de local queda afuera de la lucha por el primer puesto.“Es difícil explicar lo inexplicable”, fue la frase del arquero Julio Cesar.

    Sin embargo, futbolísticamente este equipo nunca fue contundente, sufrió y mucho. Nada del “jogo bonito”, increíblemente lo vimos tirarla afuera, pedir la hora, jugar al pelotazo. A nivel individual mostró un nivel mediocre (sólo Neymar, aún en su juventud, demostró ser un gran jugador). Colectivamente quedó muy en deuda.

    Encima, anímicamente no fue fuerte, nunca pudo manejar el protagonismo que implicaba su localía. Hoy, luego del primer gol de Alemania, se derrumbó.

    En 1950, el arquero de aquella selección brasilera fue quien pago los platos rotos. Barbosa fue culpado por la derrota. Vivió el resto de su vida marginado, en la pobreza. Un infierno en vida fueron el resto de sus días, terminó cortando el pasto de la cancha donde se firmó su destino de paria.

    Esta tarde, Alemania parió once Barbosas.-

    Otras Apostillas Mundialistas

     

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales