17 Nov. 2017 | 20:18
17 Nov. 2017 | 20:18
Las huestes del Bebote

De oficio, la APreViDe presentó una denuncia por amenazas al DT de Independiente

  •   |  
  • Esta iniciativa tiene lugar pese a que la víctima, Ariel Holan, no realizó denuncia ante ninguna dependencia policial o judicial.

    Otra vez la barra del Rojo es noticia.
    Otra vez la barra del Rojo es noticia.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Atento a las amenazas que recibiera el director técnico del Club Atlético Independiente, Ariel Holan, por parte de barrabravas del Rojo de Avellaneda, la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte decidió tomar cartas en el asunto, pese a que la víctima no realizó denuncia ante ninguna dependencia policial o judicial.

    Las autoridades del Ministerio de Seguridad se comunicaron con el fiscal general de Lomas de Zamora, de quien depende la fiscalía de Avellaneda con jurisdicción donde ocurrió el hecho, para comenzar una investigación penal, ya que es un delito de acción pública.

    Por ello, el titular de la APreViDe, Juan Manuel Lugones, se presentó ante la Justicia para realizar la denuncia formal, ya que según advirtió “estos sujetos son delincuentes y tienen que quedar presos”.

    De esta manera se espera que las autoridades judiciales actúen según los procedimientos correspondientes, para lo cual colaborará la Policía de la provincia de Buenos Aires como auxiliar de la Justicia.

    Según lo presentado ante la Justicia por Lugones, Holan había sido privado de su libertad en Villa Domínico, partido de Avellaneda, por un grupo de sujetos que se desplazaban en motocicletas y automóviles.

    El hecho ocurrió este jueves cerca de las 13.30 sobre el acceso Sudeste a la salida del club, cuando el entrenador conducía un automóvil Ford Focus en compañía de su ayudante de campo, Javier Telechea, y un amigo.
    En ese lugar fueron interceptados por dos motocicletas y de una de ellas bajó el conocido barra de Independiente Pablo ‘Bebote’ Álvarez, quien lo obligó a que le abriera la puerta del vehículo y se subió al mismo.

    Tras ello, les ordenó que continuaran la marcha –seguidos de las motos y varios automóviles- y a la vez le exigió a Holan en tono hostil la entrega de dinero, porque era el único director técnico que no lo hacía.

    Tras circular durante unos quince minutos, Álvarez le ordenó que detuviera la marcha en la esquina de la avenida Debenedetti y Coronel Suárez de Dock Sud, descendió del rodado y se dio a la fuga junto a los sujetos que los habían acompañado durante todo el trayecto. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales