11 Dec. 2019 | 14:00
11 Dec. 2019 | 14:00
Opinión

River Plate, la dinámica grupal y el resultado a largo plazo

  •   |  
  • Sobre el trabajo en equipo del club de Núñez, que está semana pasó a la final de la Copa Libertadores al vencer a Boca, y el liderazgo de Marcelo Gallardo, la opinión del psicólogo y terapeuta Federico Toledo.

    Marcelo Gallardo.
    Marcelo Gallardo.

    Por Federico Toledo (*)

    La persistencia y la convicción son componentes determinantes que refieren a una continuidad en la búsqueda de un desempeño equilibrado a largo plazo que se mide más allá de los resultados, a través del recorrido y de la experiencia. Marcelo Gallardo y su rol indiscutible es sólo la cara visible que refleja el compromiso en la interacción con la dinámica psicosocial de todo un plantel, incluso un equipo interdisciplinario que trabaja hace años en la construcción de una dinámica con cierta consistencia ante las adversidades.

    La dinámica de grupos permite que podamos trabajar las dificultades potenciando los resultados a través del compromiso, haciendo frente al desafío de perfeccionar el engranaje del que forman parte. Los intérpretes pueden ir cambiando pero los roles se mantienen, haciendo del papel de cada uno parte de un sistema perfectamente calibrado.

    La frustración ante los resultados inesperados es parte de la conflictiva pero resulta más llevadero cuando todos compartimos la misma dificultad. El desarrollo y la adaptación son clave para poder modificar las condiciones dadas y obtener diferentes resultados.

    Cuando internalizamos el concepto de que el éxito se caracteriza por la reducción de nuestros miedos a la menor cantidad posible, podemos iniciar un camino de desarrollo que nos permita disfrutar el recorrido, más allá del resultado. El miedo es la emoción básica que nos ha permitido la supervivencia evolutiva. Del miedo no se escapa, pero depende de cada uno de nosotros cómo lo utilizamos.

    Ese miedo paralizante que River tuvo que afrontar cuando sufrió su descenso hoy se convirtió en parte del pasado, un pasado cargado de emotividad que dio lugar a la resiliencia para construir un presente glorioso. Prevalecen los objetivos en conjunto por fuera de los objetivos personales, entendiendo que el trabajo cooperativo a largo plazo logra mayor comunicación, involucramiento, sentido de pertenencia y compromiso.

    En la medida que el equipo se afianza mediante resultados y alcanza sus metas y objetivos, establece cimientos en cuanto a su productividad que permite que la derrota sea parte de la experiencia de aprendizaje.

    Los miembros del grupo traen consigo una historia repleta de momentos que operan como fuerzas compartidas entre las características individuales y las del equipo. Luchar por ser algo más que yo mismo, ser de River Plate.-

    (*) Psicólogo y terapeuta formado en el campo de la psicología positiva. Responsable de la Licenciatura en Psicología de UADE.

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales