24 Apr. 2017 | 10:07
En la Capital Federal

Con la cercanía de las Fiestas, la venta ilegal no para de crecer

  •   |  
  • Las mafias detrás los comerciantes informales aprovechan las celebraciones de Navidad y Año Nuevo para aumentar la oferta de productos ilegales, pirateados o fruto del contrabando. Las zonas más afectadas son Flores, Floresta, Once y Avenida Avellaneda. Los rubros que pican en punta son indumentaria; zapatería y lencería.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) La venta ilegal no para de crecer a medida que se acerca la Navidad. En el anteúltimo mes del año se detectó la cifra inédita de 132 Saladitas funcionando en la Ciudad de Buenos Aires y un récord de 14.240 puestos de ventas ilegales tanto en la modalidad manteros como dentro de aquellos predios.

    El monto que mueven esos vendedores es una señal de alarma: en noviembre vendieron bienes por 964,7 millones de pesos, convirtiendo a Buenos Aires en una de las ciudades del país con mayor ilegalidad.

    La situación de la Ciudad es cada vez más grave y abre un panorama negro sobre lo que será fin de año si no se regula de inmediato esa situación. Hay calles repletas de manteros donde ya no se puede caminar y zonas pobladas de Saladitas que han ido desplazando al comercio legal porque este no tiene posibilidad de competir.

    Los datos surgen del relevamiento realizado el mes pasado por la Cámara Argentinas de la Mediana Empresa y la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires, en un radio de 450 cuadras y plazas de la Capital Federal.

    Tanto en las calles como en las Saladitas, noviembre registró el máximo nivel de vendedores desde que comenzó este relevamiento, en julio 2011, reflejando la ausencia plena de controles y regulaciones de este tipo de espacios en la Ciudad.

    El rubro indumentaria es el que concentra la mayor proporción de vendedores ilegales y ventas. En noviembre el 65,2 % de los puestos detectados fueron de ese rubro (9.282) con ventas por $ 764,3 millones (79,2 % del total).

    El segundo rubro con mayores ventas en noviembre fue zapatería, seguido por lencería. En montos de ventas y cantidad de puestos le siguieron: alimentos y bebidas; juguetería; productos electrónicos y accesorios para telefonía.

    Siempre de acuerdo al informe de la CAME, en el caso de los manteros las zonas más invadidas por vendedores ilegales en noviembre fueron: Once, Avenida Avellaneda, Liniers, Caballito y Flores; mientras que en el caso de las Saladitas, esos predios siguieron concentrados en los barrios de Floresta y Once. (ANDigital)

    volver arriba