27 Jun. 2017 | 09:17
27 Jun. 2017 | 09:17
Opinión / La Hora Política

Macri es más remate y ajuste

  •   |  
  • El presidente negocia con los yanquis y los chinos la entrega de la soberanía petrolera a costa de la superexplotación de los trabajadores, que pretende imponer en todo el movimiento obrero. En las calles y en las elecciones hay que derrotarlo. La semana política desde la mirada de Ricardo Fierro.

     

    El 1° de Mayo en las calles

    El 1° de Mayo, día internacional de la clase obrera, los trabajadores pasan revista a su lucha por acabar con la explotación del hombre por el hombre. Y en esta Argentina dependiente, también pasan revista de su unidad con los campesinos, los originarios, las mujeres, la juventud, y demás sectores populares, en la larga lucha por liberarnos de la opresión imperialista y sus socios: la burguesía intermediaria y la oligarquía terrateniente.

    El reciente viaje de Macri a Estados Unidos, y el viaje a China que realizará en pocos días, ponen en el centro de la política nacional: la explotación de los petroleros como mano de obra barata del capital imperialista, la entrega de la soberanía energética y de la soberanía en la Patagonia, que YPF sea comisionista de esa entrega y liquidadora de cientos de pequeñas y medianas empresas nacionales petroleras nacidas de ex trabajadores y técnicos ypefianos. Y que ese “modelo” se aplique a todos los trabajadores. Con China, además del petróleo, hay un “paquete” grande con las represas, la minería, etc.

    El acto de las “62 organizaciones” con Macri, es el colaboracionismo a fondo con esta política de ajuste y entrega, antiobrera y antinacional.

    El masivo, unitario y combativo acto de la CCC, la CTEP, Barrios de Pie y la Darío Santillán, expresó el protagonismo y la firmeza de los trabajadores desocupados y precarizados contra la política reaccionaria de Macri. Así como numerosos actos en todo el país.

    Pararle la mano a la política de Macri, es una gran tarea del movimiento obrero y de todo el pueblo. Hay condiciones para hacerlo.

    Rematan el futuro y se llenan los bolsillos

    Los yacimientos petroleros patagónicos y fueguinos garantizan el autoabastecimiento energético por muchas décadas. Vaca Muerta es la reserva estratégica para ese autoabastecimiento.

    Con Trump gobiernan los petroleros (junto al aparato militar-industrial), y en China las petroleras son estatales. Los capitales imperialistas que busca Macri en Estados Unidos y en China, en las condiciones actuales de sobreproducción mundial de petróleo, quieren sentarse arriba de un pedazo de Vaca Muerta, como hizo la Chevron. Hacen unos pocos pozos para comprobar cuánto petróleo hay, y nada más.

    Macri entrega lo que vale cientos de miles de millones de dólares, por unos pocos millones. Cuando la economía mundial esté en auge, y suba el precio del petróleo, ahí van a producir y se lo vamos a tener que pagar al precio del mercado mundial. El país pierde su futuro por monedas.

    ¿Qué gana Macri? El grupo económico Macri y sus socios y amigos de Pampa Energía y otras empresas, asociados con el pirata inglés Lewis, son un poderoso grupo energético. Con el manejo del gobierno, y los tarifazos, sus empresas ganan fortunas: los combustibles cuestan en la Argentina el doble que en Estados Unidos, y un 50% más que en Brasil y países de la región.

    El “modelo” Vaca Muerta

    La pérdida del autoabastecimiento se produjo porque las petroleras no exploran, que es lo que cuesta, y paralizan la producción. Porque les conviene importar petróleo y gas desde sus casas matrices, y venderlo caro en el mercado interno. Como Shell, los patrones del ministro Aranguren.

    La entrega del petróleo a las petroleras imperialistas ha sido la principal causa de la crisis energética. Unida al vaciamiento de YPF. Desde Menem, pasando por los Kirchner y ahora con Macri, YPF se ha convertido en la abre puertas al capital imperialista.

    ¿Qué es lo nuevo que trae Macri? El acuerdo laboral de Vaca Muerta, que recorta el salario de los petroleros a la mitad, y liquida conquistas de los convenios colectivos. Este acuerdo es el “modelo” de Macri, las patronales y las corporaciones, para todo el movimiento obrero.

    Cuando en China se restauró el capitalismo, y abrió sus puertas a las inversiones de otros países imperialistas, ofreciéndoles mano de obra a un dólar diario, Menem decía: “Si en China trabajan por un plato de arroz, ¿por qué en la Argentina no trabajan por un plato de fideos?”. No pudo hacerlo. Hoy los trabajadores chinos, con huelgas gigantescas, han mejorado sus salarios y condiciones de trabajo, aunque en otros países (Vietnam, Bangladesh, etc.) los salarios son de 2 o 3 dólares diarios, por ahora. Acá, viene el empresario Macri y sus socios y amigos, a invitar a los capitales imperialistas a asociarse con ellos y producir con salarios y condiciones de trabajo de los paraísos de la superexplotación.

    El camino de Marzo y el plan de lucha

    El “modelo” Vaca Muerta es el eje de la política de Macri y los monopolios petroleros, mineros, mecánicos, los reyes de la soja (no los obreros rurales y chacareros que la producen). Y los 50 monopolios que imponen los precios en el mercado interno, que hacen que los alimentos, la ropa, los remedios, etc., valen hasta el doble que en los países de la región ¡y qué en Europa!

    Esta política macrista no pasa sin represión. Por eso Macri negocia, en el Congreso, para que le aprueben la ley fascista que criminaliza y pena con cárcel la protesta popular.

    El resultado de esta política está a la vista. Hoy más de la mitad del pueblo está por debajo de la línea de pobreza. Los mayores cobran jubilaciones de indigencia. Siguen los despidos, las suspensiones y los cierres de turnos de trabajo como en Volkswagen, de plantas como en Alpargatas y de fábricas como en Sancor.

    Fracasó la política de Macri de bajar la inflación y poner la economía en marcha. Por eso, usa las elecciones para dividir todo lo que puede y frenar las luchas. El 1° de Mayo se da el lujo de cerrar el acto del sector más colaboracionista del movimiento obrero que encabeza el Momo Venegas del sindicato de trabajadores rurales.

    La pueblada de los trabajadores santacruceños es un ejemplo. También la jornada nacional de los campesinos pobres, arrendatarios y originarios de las economías regionales. Así como los cortes de ruta de los trabajadores de Sancor.

    Hay una dura lucha para seguir avanzando contra la política de ajuste, entrega y represión de Macri, profundizando el camino de marzo en las calles y un plan de lucha hacia un paro nacional activo y multisectorial.

    Pasos de avance en los frentes

    Macri usa las elecciones para dividir al pueblo y frenar las luchas. Golpeado por el pueblo en las calles y el paro nacional, apuesta a la polarización electoral con Cristina.

    Castigada por el destape de su corrupción, Cristina disputa el liderazgo, la hegemonía, de la oposición al macrismo. La realidad de Santa Cruz pone al desnudo la política que defiende la ex presidenta: su testaferro Báez convertido en el más grande terrateniente de la provincia y uno de los más grandes del país. Cientos de hoteles y propiedades. Cuentas millonarias en el país y en paraísos fiscales. Con Cristóbal López tiene gran parte de las áreas petroleras de Santa Cruz, y le entregó las mejores áreas a una empresa china.

    La disputa entre Macri y Cristina es entre dos grupos de las clases dominantes. Pero Macri trata de conservar el voto del sector popular castigado por Cristina. Y Cristina hace lo mismo con el sector popular castigado por Macri.

    Como mostró el Congreso Nacional del PTP, se van dando pasos muy importantes, en varias provincias, agrupando a fuerzas populares, patrióticas, democráticas y progresistas, con las que luchamos juntos para pararle la mano a la política de Macri.

    Son pasos hacia una gran fuerza, que pelee la dirección de la lucha de las masas y se exprese con fuerza en las elecciones. No para volver al pasado, sino para acumular fuerzas y conquistar un gobierno del pueblo y la Patria Nueva: trabajo, techo, tierra, libertad y soberanía. Y paguen la crisis los monopolios y la oligarquía terrateniente que se llenaron los bolsillos empobreciendo al pueblo y saqueando el país.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales