12 Dec. 2018 | 09:38
12 Dec. 2018 | 09:38
Abuso

“La tarifa de agua aumentó más del 630 % en dos años y se multiplicó la incobrabilidad”

  •   |  
  • Así lo advirtió el defensor del pueblo adjunto bonaerense, Walter Martello, durante su exposición en la audiencia pública que se realizó en Tecnópolis. La empresa AySA prepara otro ajuste.

    Vital elemento.
    Vital elemento.

    VICENTE LÓPEZ-BUENOS AIRES (ANDigital) El defensor del pueblo adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, habló del “fracaso del esquema tarifario aplicado por la empresa estatal” AySA.

    Además, afirmó que el aumento real que sufrirán los usuarios en 2019 es superior a lo que dice la compañía en su propuesta y cuestionó la política de no avanzar en la instalación de medidores de forma tal que “paguen más aquellos sectores sociales con mayor poder adquisitivo y que más consumen”.

    La Defensoría del Pueblo bonaerense no solamente rechazó el aumento propuesto por AySA, sino también dejó constancia de las reservas del organismo de iniciar las acciones judiciales que se estime corresponder.

    “La propuesta habla de un aumento del coeficente K, que fija una parte del valor de las tarifas, de un 44 %, pero al analizar los números concretos de las distintas categorías aparece que el incremento real será de 48,5 %, sumando más de 630 % en los últimos dos años”, mientras que “el incremento de la inversión fue mucho menos, de apenas 172 %”, graficó el diputado provincial con mandato cumplido.

    En ese contexto, el ombudsman adjunto indicó que “las cuentas incobrables sumaron más de 510 millones de pesos a fines de 2017, 56 % más que un año antes”.

    “La incobrabilidad en 2018 podría ser aún más alta si se tiene en cuenta lo registrado en la ejecución presupuestaria del primer bimestre de este año que, llamativamente, es la última que fue difundida por el Ente Regulador de Aguas y Saneamiento (ERAS). Creemos que la nueva propuesta de AySA, en lugar de generar los recursos que se requieren para hacer inversiones y mantenimiento, provocará una mayor cantidad de usuarios dejarán de pagar la boleta, como ya viene ocurriendo”, añadió Martello.

    También remarcó la necesidad de avanzar con la instalación de medidores, para que cada usuario pague por lo que efectivamente produce.

    “Si tenemos en cuenta la cantidad de medidores que viene instalando AySA, se tardará 31 años en llegar a todos los usuarios del servicio no medido. Actualmente, solo el 11 % de los usuarios tiene medidor”, precisó.

    Finalmente, subrayó que “una tarifa de agua justa, permite discriminar por niveles de ingresos, por zonas dentro de la ciudad, por giro o actividad económica, y en casos especiales permite apoyar a las personas de la tercera edad o a los discapacitados, convirtiéndose en una herramienta fundamental de la justicia social”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales