24 Mar. 2019 | 07:55
24 Mar. 2019 | 07:55
Verano 2019

Temporada devaluada, al calor de una inflación incontrolable

  •   |  
  • Transporte, alojamiento y gastos en la playa registran aumentos siderales. Para una opción “gasolera”, una familia de cuatro integrantes debe gastar más de 28 mil pesos por semana, mientras que con un poco de confort, debe erogar 77 mil pesos, sin tener en cuenta en ninguno de los dos casos el ítem del esparcimiento.

    Carpas a $ 1.300 por día.
    Carpas a $ 1.300 por día.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Al analizar el desempeño turístico durante el mes de diciembre 2018 y la primera quincena de enero 2019 en Mar del Plata, de 652 mil visitantes en 2017-2018, se pasó a 620 mil, 32 mil visitantes menos, lo que significa una retracción del 5 % según informó el Ente de Turismo de la ciudad balnearia.

    En cuanto a la ocupación hotelera, los datos oficiales arrojan que en la primera quincena de enero de 2018 había sido del 65 %, mientras que para el mismo período de 2019 fue del 62 por ciento.

    “Se puede estimar a grandes rasgos que el gasto de una semana gasolera en la costa argentina asciende a $ 13.920 para una persona soltera y puede llegar a $ 42.999 si busca mayor confort”, expuso el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

    Y completa: “mientras que los costos para una familia de cuatro integrantes van desde $ 28.380 en la versión gasolera y $ 77.579 en una versión más confortable en materia de viaje y alojamiento, aunque solo por una semana de vacaciones, respectivamente. Cabe aclarar que ninguna de estas categorizaciones contempla el gasto en esparcimiento”.

    Al analizar los ítems de gasto durante las vacaciones, el transporte a la costa es muy relevante. Respecto del verano pasado, los precios para llegar en auto aumentaron desde el 51 % para el GNC (opción más económica entre los hidrocarburos) y 69 % para el Diesel. En la nafta, el aumento fue de 66 % para la súper y 68% para la premium.

    En tanto, los tres peajes del trayecto de la Ruta 2 hacia Mar del Plata se incrementaron en 2019 un 21 % respecto de 2018 y 171 % en comparación con 2016.

    Por su parte, los pasajes semi-cama de colectivo larga distancia evolucionaron acorde con los aumentos en combustibles. En el último año aumentaron 61 % y respecto de 2016 200 %. Por su parte, el transporte tranviario tuvo un aumento 29 % respecto de la temporada 2018 y en los últimos 3 años acumula un aumento del 175 por ciento.

    Otro ítem clave refiere al alojamiento. En el último año, los hoteles de 2 y 3 estrellas aumentaron 8 % y 27 % para los de 4 estrellas, lo que marca un salto importante para la categoría premium. Pero si consideramos el acumulado de los últimos 3 años tenemos aumentos del 130 % en los de 2 estrellas, 128 % en los de 3 y 72 % en los de 4.

    Respecto de los gastos en la playa, las carpas que en diciembre de 2017 se alquilaban por $ 600 por día, pasaron a costar $ 1.300 en enero de 2018, un aumento del 116 %. Si bien en la temporada 2018-2019 el aumento no fue tan exorbitante como el que tuvo lugar en la temporada pasada, es superior que el aumento inflacionario y muy superior al aumento promedio de los ingresos del trabajador común.

    El ítem asociado a los consumos típicos también es de gran relevancia. Los precios de los consumos que más aumentaron se encuentran en el rubro alimentos y bebidas, acorde con el 51,2 % del IPC-INDEC.

    El plato del día en un concurrido comercio de la calle Falucho en Mar del Plata pasó de $ 85 a $ 110 desde la temporada anterior a la actual. Los famosos churros rellenos pasaron de $ 90 la docena a $ 130, la porción de rabas en el puerto aumentó de $ 220 a $ 280, la pinta de cerveza pasó de $ 85 en enero 2018 a $ 115 en enero de 2019, la ensalada de frutas típica de la playa pasó de $ 50 a $ 80, la gaseosa cola en la playa pasó de $ 40 a $ 60, la docena de los clásicos alfajores Havanna aumentó de $ 300 a $ 430 y el café chico pasó de $ 30 a $ 40.

    Se observa que los aumentos no se ubican en torno al promedio nacional del 52 % arrojado por el INDEC sino que son menores, lo que muestra que los comerciantes no han podido remarcar al compás de la inflación dada la baja venta, pero lo cierto es que los aumentos superan en todos los casos el incremento de 30 % de salario promedio durante 2018. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales