18 Nov. 2019 | 12:54
18 Nov. 2019 | 12:54
Sin contraprestaciones

Desde que asumió Macri, el aumento en las tarifas de peaje supera el 1.000 %

  •   |  
  • Ahora es el turno de otro tarifazo en corredores viales nacionales. Desde el Comité de Defensa del Usuario Vial advierten que “como ya es costumbre, se sigue beneficiando únicamente a la patria contratista y a los amigos del poder, generando serios perjuicios sociales y económicos a toda la sociedad en su conjunto”.

    Abuso.
    Abuso.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Desde que asumió el Gobierno de Cambiemos, sin existir atraso tarifario en materia de concesiones viales, el incremento de las tarifas de peaje supera el 1.000 por ciento.

    Sólo en el año 2018, período en el cual se autorizaron tres aumentos, el incremento fue del 180 por ciento y ahora se prepara otro tarifazo para Semana Santa, del que aún no se sabe el monto.

    “Si bien el tema tarifario es muy grave y preocupante, principalmente por el gran impacto que tiene en el costo de transporte, el problema de fondo es la inconstitucionalidad de un régimen perverso de “falso peaje o impuesto al tránsito” que actúa como un nuevo costo o cargo económico y no como el pago de una contraprestación real ofrecida”, advirtió el coordinador del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial, Ricardo Lasca.

    En igual tenor, planteó que “como ya es costumbre, se sigue beneficiando únicamente a la patria contratista, el nefasto club de peaje y a los amigos del poder, y generando serios perjuicios sociales y económicos a los usuarios viales y a toda la sociedad en su conjunto”.

    “El sistema de peaje directo con cabinas de cobro en ruta está concebido para cuando primero se hacen las obras, luego de finalizadas se cobra un peaje razonable y con renta razonable por tratarse de un servicio público, y con un camino alternativo libre de pago”, prosiguió Lasca.

    Y exclamó: “en la Argentina se hizo todo lo contrario y algo inédito, implementándose un régimen de peaje en rutas existentes pagadas con creces con nuestros impuestos (y que seguimos pagando) y sin camino alternativo libre de pago”.

    “Es así que se han generado una especie de monopolios naturales donde los usuarios viales son rehenes de los concesionarios viales. Inclusive cabe señalar que las pocas obras de envergadura, como por ejemplo, convertir en autovía las rutas nacionales 12 y 14 (Corredor Vial N° 18) fueron realizadas con fondos del Estado nacional, no por los concesionarios. Se está pagando un “falso peaje” desde los años 90, sólo para solventar el fenomenal costo operativo de las respectivas estaciones de cobro”, sentenció Lasca. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales