19 Jun. 2019 | 03:00
19 Jun. 2019 | 03:00
Informe del CEPA

El fracaso de los créditos UVA: Las cuotas aumentaron 141 % en tres años

  •   |  
  • Un préstamo que tenía una cuota inicial en mayo de 2016 de $ 6.153, en mayo de 2019 tuvo una cuota de $ 15.212, representando una erogación mensual de $ 9.059 adicionales.

    Situación de vulnerabilidad.
    Situación de vulnerabilidad.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) La seguidilla de devaluaciones de 2018 puede explicar, como variable central, que haya sido el año de mayor inflación desde 1991. La inflación minorista anual se ubicó en el 47,6 %, pero al no acompañar los salarios a esa inflación, derivó en una pérdida del poder adquisitivo promedio del 14,32 % en términos interanuales para el conjunto de trabajadoras y trabajadores registrados.

    En ese contexto, la UVA, lanzada por Federico Sturzenegger en 2016 como la alternativa para dar préstamos hipotecarios a largo plazo en Argentina, aumentó en el 2018 un 46,85 %, pasando de 21,15 a 31,06. En efecto, al cumplirse tres años de su lanzamiento el 31 de marzo pasado, acumuló un incremento del 141,78 %, al pasar del valor inicial de 14,05 a 33,97.

    Según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), “en un país con una historia inflacionaria como tiene la Argentina, los préstamos a largo plazo ajustados por inflación, sin cláusulas que limiten ese ajuste, ponen a los deudores en una situación de vulnerabilidad. Sobre todo, cuando el salario evoluciona muy por debajo de ese ajuste, como ocurrió en 2016, en 2018 y en lo que va del 2019”.

    En su relevamiento, el CEPA partió de considerar el caso hipotético de un préstamo otorgado en abril de 2016 (momento en que se lanzó esta línea de crédito), por la suma equivalente a 70 mil dólares ($ 1.031.800), en las condiciones crediticias ofrecidas en ese momento por el Banco de la Nación Argentina, a 20 años de plazo y con una tasa de interés del 3,5 % anual.

    Ese préstamo, que tenía una cuota inicial en mayo de 2016 de $ 6.153, en mayo de 2019 tuvo una cuota de $ 15.212, es decir, 147 % más alta en términos nominales, representando una erogación mensual de $ 9.059 adicionales para el tomador del préstamo respecto de la cuota inicial.

    Si se considera la evolución desde el otorgamiento del préstamo en abril de 2016 (con cuyo valor de la UVA la cuota hubiera ascendido a $ 5.984), el incremento acumulado es de 154 por ciento.

    El mayor incremento se produce en el último año, pasando la cuota de $ 9.870 en mayo de 2018 a los $ 15.212 ya referidos en mayo de 2019. Se trata de un incremento de $ 5.342 en la cuota en un año, que representa un 55% de aumento.

    Si miramos solo los meses de octubre de 2018 hasta mayo de este año, la cuota se incrementó en $ 4.183, un 38% en tan solo ocho meses que reflejaron la aceleración del proceso inflacionario. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales