15 Aug. 2020 | 12:51
15 Aug. 2020 | 12:51
Mercado interno debilitado

Al calor de la crisis, sigue cayendo el consumo de carne vacuna

  •   |  
  • La ingesta correspondiente a los primeros diez meses de 2019 fue de 51,4 kilos per capita al año, casi 10 % menos que en igual lapso de 2018. En contraposición, las exportaciones llegan a un récord histórico.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Del total de 2,586 millones de toneladas de res con hueso de carne vacuna producidas en enero-octubre de 2019 (+1,1 % annual), se habrían enviado al mercado interno 1,927 millones de toneladas.

    De acuerdo al último informe de la Cámara de Industria y Comercio de Carne de la República Argentina, esto implicó una caída de 184,4 mil toneladas con relación a enero-octubre de 2018 (-8,7 % anual) y el mercado interno habría absorbido 74,5 % del total producido en este lapso.

    Del otro lado, se habrían exportado 659 mil toneladas de carne vacuna en diez meses (+47,8 %), representando el 25,5 % del total producido.

    En lo que respecta al consumo (aparente) per cápita de carne vacuna, en octubre pasado se habría ubicado en 51,7 kilos/año (promedio móvil de los últimos 12 meses), quedando 10,1 % por debajo del registro de octubre de 2018 (-5,8 kilos).

    En tanto, el consumo (aparente) correspondiente a los primeros diez meses de 2019 fue de 51,4 kilos/habitante/año (-9,6 % anual; -5,5 kilos/habitante/año).

    En el editorial del informe de la CICCRA, el titular de la entidad, Miguel Schiareti, subrayó que “la combinación entre buenos precios de exportación y escasa demanda de consumo, tal vez sea la necesaria para que finalmente se incremente el peso de faena”.

    “Los precios de exportación, básicamente a China, son precios atractivos para la producción, en tanto que los de consumo, ante la falta de consumidores dispuestos a convalidar aumentos de precios, se mantienen prácticamente estables”, analizó.

    De esta manera y, con precios de maíz elevados producto de las recientes modificaciones del tipo de cambio, “es rentable para el productor alargar la recría a campo y encerrar recién después de los 280/300 kilos”, añadió.

    Y remarcó que “esos kilos en esta época del año, si la primavera es generosa en lluvias, son los kilogramos más baratos que se puedan producir y, por otra parte, con animales con pesos cercanos a los 400 kilos con buenos rendimientos, seguramente se comprarán a precios de exportación”.

    “Como esas cabezas tendrán 100 kilos más que las que habitualmente se venden para el consumo, el productor recibirá 33 % más que vendiendo animales livianos para el consumo. Sin duda una mejora de caja nada despreciable”, completó. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales