13 Dec. 2019 | 00:17
13 Dec. 2019 | 00:17
Informe de la UNDAV

En apenas un año los alimentos subieron hasta un 90 %

  •   |  
  • Se trata del rubro que pondera más fuertemente en los sectores más vulnerables. La inflación general en 2019 llega al 50,5 por ciento. Los servicios de salud, subieron un 70,5 por ciento. En los años del macrismo fue gradual e incesante la destrucción del poder adquisitivo de la clase asalariada.

    Precios imposibles.
    Precios imposibles.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Los alimentos se encarecieron hasta un 90 % a nivel interanual en octubre, al tiempo que los servicios de salud tuvieron un alza superior a 20 puntos porcentuales de acuerdo con el relevamiento del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).

    Mientras la inflación general de precios en octubre de 2019 comparado con igual mes del año anterior fue del 50,5 %, en el mismo período los alimentos que más subieron son el queso sardo (90,3 %), manteca (87,8 %), yogur firme (87,7 %), dulce de leche (75,2 %), yerba (63,4 %) y pollo (60,2 %).

    Siempre según el documento de la UNDAV, en el Gran Buenos Aires, de 59 productos relevados, 34 crecieron por encima de la inflación promedio, es decir, más de la mitad de los productos de la canasta básica”.

    Además, el informe alerta que un jubilado que percibe la mínima debe utilizar el 87 % de su haber para conseguir los productos que componen la canasta básica.

    A su vez, para los salarios mínimos la canasta significa el 72 % del ingreso, lo que representa un encarecimiento de 3,8 % en un año, cuando para la jubilación mínima este incremento fue de 2,5.

    El relevamiento da cuenta que “la inflación provoca una caída del salario real del 3,9 % para los trabajadores del sector público; 5,5 % para el sector privado registrado; 11,6 % para los del privado informal y del 18 % para los que cobran el Salario Mínimo Vital y Móvil”.

    Por otra parte, los bienes y servicios vinculados a la salud aumentaron un 70,5 % en un año y crecieron 20 puntos por encima de la inflación.

    La UNDAV sostiene que “la aceleración de los precios pone en tela de juicio la aseveración típica realizada por los economistas del mainstream, a saber: que la inflación es un fenómeno estrictamente monetario. Especialmente cuando se cae en la cuenta de la estricta política de control de la base monetaria que viene llevando adelante el Banco Central desde octubre del año pasado tras el segundo acuerdo con el FMI”.

    “Lo que por momentos parecen desconocer los economistas del establishment es el impacto que tienen sobre la dinámica de los precios ciertos costos sensibles que hacen a la estructura de la economía”, añade y remata: “el shock tarifario impactó en los hogares y empresas con aumentos que en algunos casos alcanzaron el 2000 % acumulado casi cuatro años. El aumento de costos por esta vía fue trasladado en parte al precio de las mercaderías tanto por su mayor costo de producción como de transporte (en el caso del aumento de los combustibles)”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales