07 Dec. 2019 | 13:19
07 Dec. 2019 | 13:19
Entrevista con ANDigital

“Alberto Fernández será un presidente dispuesto a la mediación”

  •   |  
  • Así lo sostuvo el especialista en derecho bancario Alejandro Nimo  quien vislumbra en el futuro mandatario una "amigable" capacidad para "resolver conflictos”. Impulsor de la iniciativa para crear la figura del Defensor del Derecho Bancario, consideró prioritario “recuperar la lealtad comercial” para combatir los abusos de precios en alimentos.

    Alejandro Nimo, especialista en derecho bancario.
    Alejandro Nimo, especialista en derecho bancario.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El especialista en derecho bancario Alejandro Nimo dialogó con ANDigital sobre su iniciativa para implementar en el país la figura del Defensor del Derecho Bancario y Financiero y la necesidad de que esta temática se convierta en una política de estado, al tiempo que analizó la capacidad de “mediación” del presidente electo Alberto Fernández y el desafío de “recuperar la lealtad comercial”.

    La propuesta para crear la figura del Defensor Bancario surge a partir de la compleja relación entre los clientes y las entidades bancarias, financieras, de inversión y crediticias y “las reiteradas demandas en tribunales”.

    En ese marco, Nimo aseguró que, si bien “existen varios mecanismos para reclamar, los pasos previos a los tribunales se vuelven ineficientes”, por lo que “no son demasiados los ciudadanos que logran llegar a tribunales, y menos los que logran un fallo justo”.

    Según su planteo, la Defensoría se instrumentaría a través de una oficina descentralizada de la órbita del Banco Central, “dirigida por expertos en materia económica, bancaria y financiera”, que “unificará los sistemas de reclamos contra las entidades, terminando con la situación de indefensión en la que caen hoy miles de clientes bancarios”,

    En ese sentido, el especialista en derecho bancario con una vasta trayectoria en la Comunidad Europea puso de relieve el abordaje de una “política de estado”, que guarde relación con “con decidir darle una herramienta al usuario, a las PyMES y empresas para que se soluciones los conflictos”.

    Alberto Fernández, un mediador

    Consultado sobre el futro mandatario de los argentinos, Nimo destacó una virtud en particular de Alberto Fernández. “Identifico y reconozco un perfil de una persona con una mentalidad social que tiene mucho interés de lo que pasa realmente con la gente”, explicó.

    “Nos viene demostrando que será un presidente dispuesto a ser un mediador”, consideró, y dio los argumentos de su posición: “En la rama de la mediación tenemos una manera de hacerla que es la de amigable componedor del conflicto. Las acciones que voy identificando del presidente electo, son todas acciones que tienen que ver con eso, con una amigable resolución de los conflictos”.

    Incluso, vislumbró la posibilidad de que el próximo jefe de Estado contemple la propuesta del Defensor Bancario, al señalar que “el proyecto va con la manera en que él quiere gestionar el Estado”.

    Lealtad comercial

    Otro de los conceptos clave recuperados por Nimo es el de la “lealtad comercial”, emparentado estrictamente con la problemática de remarcación de precios y las posiciones abusivas en el mercado.

    “La prueba de esto es que un supermercado puede hacer un descuento del 20 por ciento de toda una compra en un día determinado, o hasta un 80 por ciento en el segundo producto a elegir”, evidenció, y amplió: “Eso quiere decir que el costo de base está recargado en una utilidad en todos los demás momentos. A la persona que no puede gastar más y acceder a esa segunda unidad le están haciendo un daño enorme, porque al poder comprar nada más que uno está pagando más caro que el que puede comprar dos”.

    Con suma preocupación, alertó por la “desproporción” e “irresponsabilidad” de los comerciantes, y remarcó que “en Argentina tenemos que sincerarnos, especialmente los comerciantes que se dedican a los alimentos, porque la gente hoy no está en condiciones de pagar una exageración de precios”.

    “La responsabilidad comercial es poner una rentabilidad razonable sobre los productos que ofrecen”, expresó, retomando el concepto abordado anteriormente, e hizo hincapié en la potestad del Estado para lograrlo: “A través de la Secretaría de Comercio, va a tener que estar encima de los costos y precios de referencia de ventas de los productos”.

    Antes de concluir, Nimo recalcó que “existen leyes cuando hay deslealtad comercial para poder multar al comerciante”, a la vez que consideró imprescindible que el Estado ejerza “ese rol para poder controlar los precios y hablar con empresas, productores, importadores”.

    “No puede ser que en el país en los alimentos paguemos en vez de precios de fábrica, precios de exportación”, sentenció. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales