05 Dec. 2019 | 21:45
05 Dec. 2019 | 21:45
“Para un país como el nuestro”

En su peculiar balance, Lacunza ratifica que “no es elevado” el nivel de endeudamiento

  •   |  
  • “No hay un problema de solvencia, sino de liquidez”, esgrimió el ministro de Hacienda. Por otra parte, reconoció la falta de resultados en términos sociales y el fracaso en la lucha para disminuir la pobreza. De todos modos, consideró que el país “tiene posibilidades de crecer” el año próximo.

    Hernán Lacunza.
    Hernán Lacunza.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Al realizar un balance de la gestión, el ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, admitió que “los resultados no fueron los esperados” en temas como inflación, pobreza y actividad económica, aunque pronosticó que el país “tiene posibilidades de crecer” el año próximo.

    Junto con integrantes de su equipo, el funcionario estimó que la Argentina retornará a la senda del crecimiento en el 2020, pero lo supeditó a las políticas que pueda implementar el Gobierno entrante de Alberto Fernández y a la renegociación de la deuda.

    “Como toda gestión hubo luces y sombras, pero para dar el debate público damos los datos”, dijo al difundir cifras de la gestión económica.

    “En términos de bienestar social los resultados no fueron los esperados como en inflación, pobreza y actividad en general y recesión en tres de los cuatro años de gobierno”, explicó, para luego puntualizar que la pobreza creció del 30 al 35 por ciento.

    Afirmó que “es un cifra muy similar al promedio de los 36 años desde la recuperación de la democracia, que fue del 36 % y la inflación del 30 al 55 %”, pese a que el presidente Mauricio Macri había prometido “pobreza cero” y también se había jactado que el sistemático aumento del costo de vida no era ni siquiera un problema debido a su “fácil resolución”.

    “No hemos podido recuperar el umbral de pobreza promedio de los últimos años que indica que un tercio de la población está en la pobreza”, graficó Lacunza.

    En tanto, consideró que el nivel de ingresos es “parecido” al de la última década y señaló que el del desempleo “está muy próximo al de fines del 2015”.

    El ministro consideró que el país tiene posibilidades de crecimiento “en el próximo año”, aunque lo condicionó a “la renegociación de la deuda y la recuperación del crédito externo y obviamente a las políticas que encare el próximo gobierno”.

    Así las cosas, consideró que en la próxima discusión sobre la deuda “habrá que poner énfasis más en los plazos que en los montos a pagar” y admitió que los vencimientos en 2020 “tienen un cronograma exigente”.

    Estimó los vencimientos en algo más de 28 mil millones de dólares solo por el capital, sin intereses, con privados y organismos internacionales.

    Y reiteró que el nivel de deuda “para un país como la Argentina, no es elevado” y sostuvo que “no hay un problema de solvencia, sino de liquidez”.

    “Si hubiésemos encontrado equilibrio fiscal al asumir, la deuda sería el 50,7 % del PIB y no el 71,1 %”, contrastó.

    Según el Ministerio, a fines del 2019 la deuda pública habrá aumentado en 74 mil millones de dólares, al pasar de 240 mil millones a 314 mil millones, en los cuatro años de gobierno con un crecimiento del 28 por ciento. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales