02 Jun. 2020 | 01:24
02 Jun. 2020 | 01:24
Ante la pandemia

En bloque, expresidentes de Latinoamérica piden condonación de deudas

  •   |  
  • Fue con una misiva dirigida al FMI, al BID y al Banco Mundial. Es ante los desequilibrios financieros a raíz del coronavirus.

    ESPAÑA (ANDigital) Se trata de una iniciativa del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), que dirige el español Alfredo Serrano Mancilla, para exigirle a los organismos multilaterales de créditos la condonación y prórroga de compromisos de deuda con motivo de la avanzada del coronavirus.

    La carta lleva la firman, entre otros, de los expresidentes de Brasil, Dilma Roussef; de Colombia, Ernesto Samper; de Ecuador, Rafael Correa; y del Paraguay, Fernando Lugo, así como el de España, José Luis Rodríguez Zapatero. Por la Argentina, el excanciller Jorge Taiana se encuentra entre los firmantes.

    “Ahora que el mundo ha asumido un tono más humano y cooperativo en lo económico ante la pandemia del Covid-19”, inicia la carta que solicita al Fondo Monetario Internacional (FMI), al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a la Corporación Andina de Fomento (CAF) y al Banco Mundial (BM), así como a otros organismos multilaterales, la condonación revisión de las deudas.

    Se detalló que el texto exhorta a los acreedores privados internacionales a aceptar “un proceso inmediato de reestructuración de la deuda que contemple una mora absoluta de dos años sin intereses”. Esta eventual posibilidad, sería clave para los planes que en la materia necesita el gobierno de Alberto Fernández, más aún ante el advenimiento del coronavirus.

    En sus fundamentos, la iniciativa de la CELAG puntualiza que la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo (UNCTAD) ya prevé una pérdida de ingresos globales de dos billones de dólares por la crisis generada por la epidemia, al tiempo que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que 25 millones de empleos están en riesgo. A eso, se resaltó que la salida de capitales de los países emergentes está ya en niveles récord: 60.000 millones de dólares en menos de dos meses.

    Antes ese escenario, los firmantes aseguran que condonar la deuda externa “es una acción tan justa como necesaria”. Para esto, piden que se reúna la Asamblea General de la ONU para aprobar una resolución en ese sentido, concluyendo: “No sólo es una cuestión de solidaridad, sino también de eficiencia”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales