02 Jun. 2020 | 01:18
02 Jun. 2020 | 01:18
Emergencia sanitaria

Para “subsistir”, las estaciones de servicio piden ser incluidas en los beneficios a las PyMEs

  •   |  
  • Los expendedores hablaron de “una insostenible situación que enfrentan, agravada por los elevados costos fijos de operación de una actividad comercial altamente regulada”. Advirtieron que la actividad se torna “inviable a corto plazo en supuestos extraordinarios como el actual en que se verifican exiguos niveles de ventas”.

    El GNC está particularmente afectado.
    El GNC está particularmente afectado.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Luego de que la Federación de Entidades de Combustibles le transmitiera al secretario general de la CGT, Carlos Acuña, su preocupación por el freno casi total de ventas en los surtidores, el sindicalista transmitió el tema en el encuentro del que participó este viernes con el presidente de la Nación, Alberto Fernández y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

    “Los expendedores de combustibles líquidos y GNC queremos seguir prestando el servicio esencial que los desafíos de esta crisis sanitaria nos impone para apoyar a los principales actores de la lucha contra la pandemia del coronavirus”, expresaron el presidentes de la FEC, Julio Alonso y el tesorero Juan Carlos Basílico.

    Sin embargo, le comunicaron al secretario general del Sindicato que agrupa a los trabajadores de las bocas de expendio (SOESGyPE) que “de no ser incluidos en los beneficios anunciados en el decreto 320 para apoyo a las PyMEs, será imposible subsistir un día más con los negocios abiertos”.

    En ese sentido, los dirigentes empresarios marcaron que “el expendio de combustibles de uso automotor es una actividad de las exceptuadas en el antes citado Decreto de Necesidad y Urgencia, por ser considerada indispensable para el normal funcionamiento de la economía, en razón de lo cual los titulares de dichos establecimientos deben mantener los mismos operando”.

    Al respecto, alertaron que de la señalada caída de actividad comercial resulta “una insostenible situación que enfrentan los expendedores de combustibles, agravada por los elevados costos fijos de operación de una actividad comercial altamente regulada”. Así las cosas, se torna “inviable a corto plazo en supuestos extraordinarios como el actual en que se verifican exiguos niveles de ventas”.

    “Surge entonces, la urgente necesidad de contemplar a su respecto respuestas actuales que conduzcan a aliviar las cargas laborales, previsionales, tributarias y financieras que pesan sobre su actividad, en orden a asegurar su continuidad comercial, no pudiendo escapar a vuestra consideración las graves consecuencias implicadas en el cierre generalizado de bocas de expendio minorista de combustibles que la proyección de la actual contingencia permite augurar”, finalizaron Alonso y Basílico. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales