22 Oct. 2020 | 03:36
22 Oct. 2020 | 03:36
Nuevas tecnologías

Recomendaciones para el uso seguro de billeteras electrónicas

  •   |  
  • Si bien cualquier software es plausible de ser hackeado, la intrusión de los dispositivos móviles no es tan sencilla al día de hoy. Los fabricantes han trabajado arduamente para que sea una tarea compleja aunque no imposible. Los recaudos a tener en cuenta.

    En auge.
    En auge.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Pese a que la billetera electrónica ya tiene algunos años en nuestro país, es reciente la decisión de los bancos oficiales de lanzar su propia plataforma para facilitar las transacciones en comercios sin utilizar efectivo y limitar el contacto para prevenir el contagio del COVID-19.

    “Una billetera electrónica (también conocida como virtual o digital) es un dispositivo, aplicación o servicio, que permite realizar transacciones electrónicas intercambiando unidades de moneda digital por bienes y servicios”, introduce Emanuel Hermosilla, country manager de F5 para Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

    Y recalca: “esto supone un software seguro, con la ventaja de conservar toda nuestra información para realizar una transacción más rápida, fácil y económica entre las partes. A nivel de seguridad, es más segura que el propio plástico, ya que no sólo se cuenta con la seguridad de la propia aplicación, sino también del dispositivo donde ésta está instalada”.

    La billetera electrónica contiene lo mismo que la billetera física, pero sin riesgo de olvido, deterioro y evitando el contacto entre personas, muy eficiente en una situación de pandemia como la que vivimos.
    “Pagar es casi tan fácil y ágil como tomar una fotografía con el celular y, con apoyo inicial, será una tarea sencilla para personas de cualquier edad o conocimiento tecnológico”, afirma Hermosilla.

    Si bien cualquier software es plausible de ser hackeado, la intrusión de los dispositivos móviles no es tan sencilla al día de hoy. Los fabricantes de los mismos han trabajado arduamente para que sea una tarea compleja aunque no imposible.

    El método más usado para tal fin es la ingeniería social, y otros menos espectaculares de lo que imaginamos, como por ejemplo, un mensaje de texto de un supuesto centro de soporte ante una denuncia de nuestro teléfono.

    Sobre las medidas de seguridad que conlleva la aplicación, el experto explica que “la primera medida de seguridad, es que toda la comunicación se encuentra encriptada, por ende, tratar de obtener los datos es realmente difícil”.
    “La segunda, es que es inmediata: podemos ver nuestro consumo, pago, o envío de dinero de forma inmediata, con lo cual nos permite actuar claramente ante un error, o situación particular”, prosigue.
    El especialista menciona tres puntos clave que debe tomar el usuario ante el desembarco cada vez más definitivo de nuevos tipos de método de pago:

    - El primer recaudo es el mismo que debemos tener con nuestras tarjetas físicas, documentos personales u otros: recordar que la billetera virtual es de uso personal.

    - Ninguna organización (gestora o propietaria de una billetera digital) o el comercio debe pedir datos y no hace falta validarlos.

    - Configurar todas las herramientas bloqueo, contraseña o patrón para el desbloqueo del celular a través de las funciones que nos provee el sistema operativo de nuestro teléfono. Con la configuración correcta, podemos bloquear, borrar y eliminar nuestro contenido de forma remota. Para usar la billetera digital el sustractor tiene que estar conectado -a un proveedor de telefonía móvil o a una red wifi- y, en ese momento, el dispositivo eliminará el contenido o se bloqueará, por ende, se vuelve más eficiente ante un robo o pérdida que si perdiéramos la billetera tradicional.

    * * *

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales