22 Oct. 2020 | 03:21
22 Oct. 2020 | 03:21
Opinión - La Hora Política

Peleando una salida popular

  •   |  
  • El 8 y el 24 de marzo, dos jornadas claves a las que este año se suma el repudio a la presencia del jefe del imperialismo yanqui, Barack Obama. La semana política por Ricardo Fierro.

    Las calles vacías

    Fue dura la sorpresa de Macri, el 1/3, al ver vacío de pueblo el corredor entre la Casa Rosada y el Congreso, y la limitada concurrencia a la Plaza. Ese hecho político refleja la realidad mucho mejor que las “encuestas a medida”: los votos prestados no dan cheques en blanco.

    Macri prometió crear millones de puestos de trabajo genuino y “pobreza cero”, y ordenó más despidos a su tropa en la reunión en Tecnópolis. Los precios de los productos que consume el pueblo siguen la carrera enloquecida del dólar, que ya se revalorizó más del 50%. La producción sigue cayendo: la industria automotriz tuvo un nuevo bajón del 25,1% en febrero, y la vendimia de este año se redujo en un 14%, lo que golpeará a la fabricación de vinos.

    Macri dijo que no iba a mentir, y habló de “transparencia”. Pero no dijo una palabra del hachazo a los bolsillos populares de la devaluación, ocultó que volvió a colonizar el Indec para que arme nuevas cifras truchas, y tuvo que salir una médica por WhatsApp para informar al pueblo que estábamos en una epidemia de dengue con más de 15.000 infectados, negados por el gobierno, hasta que tuvo que asumir que ya son 20.000 los enfermos.

    Los dos Dráculas

    Macri presentó su balance de “la herencia kirchnerista”, con algunos datos fuertes, como los casi 700.000 millones de dólares que se evaporaron en los últimos 10 años del gobierno K. Dijo que los discursos oficiales negaban la inflación, la inseguridad, el narcotráfico y la corrupción. Pero no ahondó en las causas de fondo de las dos mochilas que carga el país: la dependencia y el latifundio. Macri no puede hablar de esos dos Dráculas que devoran la sangre, el sudor y las lágrimas del trabajo nacional; no puede hablar porque su política está profundizando la dependencia y el latifundio.

    Macri alimentó con mucha sangre a esos dos Dráculas: devaluación, medidas en favor de las cerealeras y los grandes pules y terratenientes, las petroleras, las mineras, la remarcación de precios a favor de los 100 monopolios formadores de precios. Esas medidasengordaron a los de arriba y fueron un hachazo a las condiciones de vida y de trabajo del pueblo. Fueron medidas que pusieron en evidencia el carácter de clase de burguesía intermediaria del imperialismo y terrateniente del gobierno actual.

    Los Drácula-buitres

    El verdadero eje del discurso de Macri en el Congreso fue un gran chantaje para la aprobación de las leyes que necesita para pagar la deuda a los “fondos buitres”.

    Sin investigar el origen de esa deuda, que se ha demostrado que era ilegítima y fraudulenta, Macri se rindió a las exigencias de la usura yanqui y de otros países imperialistas. Los buitres compraron esos bonos de deuda “a solo 20 centavos [por dólar, y ahora van a tener] una ganancia en torno a entre 10 y 15 veces la inversión original” (The Wall Street Journal, 4/3). Prat Gay sinceró que el total de deuda impaga ronda los 20.000 millones de dólares. Si en lugar de comprar “bonos basura” argentinos hubieran comprado bonos del Tesoro de Estados Unidos, les llevaría ¡200 años! tener esa ganancia.

    Con los intereses, punitorios, costas, y los bonos de deuda que se emitirán, es una sangría de más de $300.000 millones ¡Qué bien alimenta Macri a los Drácula-buitres!

    Macri se rindió a los buitres, porque uno de los ejes fundamentales de su política es profundizar la dependencia mediante el endeudamiento externo. Los capitales extranjeros que él convoca, son capitales imperialistas que solo invierten en países dependientes como el nuestro para saquear el país. ¿Qué queda por entregar? La tierra.

    Sigue la disputa por arriba

    Más allá de cierto avance de Macri y cierto retroceso de Cristina, la disputa por arriba sigue siendo feroz. Las cerealeras y las exportadoras presionan para llevar el dólar a $20. Las petroleras se burlan del acuerdo firmado con el gobierno y los sindicatos, suspenden y despiden. Dentro del propio gobierno se muestran las contradicciones entre Hacienda y el Banco Central, entre el PRO y los funcionarios radicales, etc.

    Alrededor del acuerdo con los buitres se tensa la pelea, al imponer el juez yanqui Griesa el 14 de abril, como plazo final para que se concrete el pago. Son febriles las negociaciones para lograr la mayoría de votos en el Congreso, necesaria para destrabar el acuerdo.

    ¡Fuera Obama de Argentina!

    A 40 años del golpe y la dictadura genocida, la visita de Obama es una afrenta nacional. Obama es el jefe del imperialismo yanqui, que fue parte de ese golpe de Estado y de esa dictadura, hoy alienta el golpe en Venezuela y bombardea al pueblo sirio. Muestra el carácter entreguista de la política de Macri, que anuda acuerdos con todos los imperialismos, como la entrega de los gasoductos troncales de Córdoba, por 9.000 millones de dólares, a China Petroleum Pipeline, China Communications Construction, la brasileña Oderbrecht (de capitales rusos), Electroingeniería (del grupo K) y Iecsa (del grupo Macri).

    También se ha sugerido que Obama visitaría la ex ESMA. Debemos prepararnos para esa eventualiad, y marchar en todas las actividades con la consigna: ¡Fuera Obama de Argentina! ¡Fuera todos los imperialismos de América Latina!

    Es posible una salida popular

    Las luchas se multiplican: el paro de ATE, la Conadu H y la Fesprosa, el 24/2, contra los despidos y por el salario, acompañado por la CCC y el MIJP-CCC y otras organizaciones, caldeó el verano. Sigue la lucha de los docentes por su paritaria, los estallidos en los petroleros, el paro activo en San Lorenzo por el cierre de Ar Zinc, la de maestros, estatales y bancarios contra el ajuste de Bertone en Tierra del Fuego, la de los fruticultores del Alto Valle, y muchas más.

    Avanzan las negociaciones por reunificar a la Confederación del Transporte. La posibilidad de un paro comienza a conversarse en los gremios.

    Las provincias, desfinanciadas, presionan al gobierno por la coparticipación; y el gobierno usa los fondos, igual que lo hacía Cristina, para el canje por “gobernabilidad”.

    El gobierno se esfuerza por aplicar su Protocolo fascista, después de quedar malparado por la masividad de la movilización del 24.

    El 8/3, con la movilización de las mujeres, y el 24/3 son dos jornadas clavespara plantar las banderas de lucha de las mujeres, y la lucha democrática, antiyanqui y antiimperialista del pueblo, a las que este año se suma el repudio a la presencia del jefe del imperialismo yanqui, Obama. El 22 es una cita clasista y combativa en Córdoba, y del PCR, en el 40 aniversario del secuestro de René Salamanca.

    El escenario de luchas crecientes, de dura disputa por arriba, y de avances importantes del clasismo, del campesinado y de las fuerzas populares, crean buenas condiciones, y la necesidad de llevar el debate político a las masas de trabajadores, campesinos, mujeres, jóvenes y demás sectores populares. La campaña del PTP por la personería en todas las provincias, y los plenarios provinciales y el Congreso Nacional del Frente Popular son instrumentos para ese debate.

    Un debate político que desnude la política de ajuste y entrega de Macri, como profundización de la política de dependencia y latifundio del gobierno K. Y muestre que es posible una salida popular. Una salida que se base en la conquista de trabajo, tierra y techo; que recupere los recursos nacionales y la soberanía monetaria; que se exprese en la arena política cada día y en cada lugar, y que acumule fuerzas para liberarnos de los Dráculas que nos oprimen.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales