23 Oct. 2018 | 02:45
23 Oct. 2018 | 02:45
Opinión / La Hora Política

Macri, Etchecolatz y Chocobar

  •   |  
  • Macri es la impunidad de los genocidas, la represión y el gatillo fácil, para sacar al pueblo de las calles. No lo va a lograr. La semana política por Ricardo Fierro.

    Chocobar y Macri, en el tan cuestionado encuentro en Casa Rosada.
    Chocobar y Macri, en el tan cuestionado encuentro en Casa Rosada.

    El 24 a las plazas y el 2 con los veteranos

    El policía asesino Chocobar es “el modelo” de Macri. Basta de impunidad de los genocidas de la dictadura y de represión al pueblo. Basta de servir al colonialismo inglés. Fuera las bases militares yanquis y chinas.

    “Admiramos a aquel que arriesga la vida por nosotros, siento que Chocobar actuó como correspondía”. Así, al filo del 24 ratificó Macri la doctrina del gatillo fácil. No se atrevió a seguir dejando en su casa al genocida Etchecolatz, porque todavía tiene la cara marcada del cachetazo popular contra su intento de liberar a todos los genocidas de la dictadura presos, con el 2x1.

    Impunidad para los genocidas con los que coquetea el ministro Aguad. Y mano dura contra el pueblo: represión, cárcel y asesinatos, que ejecuta y aplaude la ministra Bullrich.

    Este 24 de marzo, en todo el país, el pueblo saldrá a las calles, repudiará a la dictadura, exigirá los archivos y juicio y castigo a todos los genocidas. Y repudiará la política fascista de Macri contra la lucha popular. En Buenos Aires, vamos a la Plaza de Mayo con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, y su esfuerzo unitario frente a sectarismos que dividen la unidad para la lucha contra la política de Macri.

    El 2 de abril acompañamos a los veteranos de Malvinas, a los que Macri le recortó su pensión con la ley previsional. Vamos a conmemorar la histórica recuperación de las islas con las banderas de los caídos. Repudiamos la política entreguista de Macri con el colonialismo pirata inglés, y sus acuerdos para instalar una base militar yanqui y mantener la base militar china.

    Los docentes bonaerenses marcan el camino

    Los colaboracionistas con Macri firman aumentos del 15%, mientras los docentes de Buenos Aires marcan el camino, con sus movilizaciones, sus asambleas y sus cuerpos de delegados. Pelear el paro nacional.

    Los dirigentes sindicales colaboracionistas con Macri firman aumentos del 15% en 2 o 3 tramos del año. Como Cavalieri, imputado por un fraude en la obra social por $ 53 millones.

    Sigue la lucha de los docentes de Buenos Aires y otras provincias. Macri eliminó la paritaria nacional, quiere liquidar la educación pública. La gobernadora bonaerense renunció a los fondos que le debía el Estado nacional a cambio de recibir la plata del robo a los jubilados. Ahora quiere quebrar la lucha docente, que sirva de ejemplo para todos los estatales. Hizo una oferta salarial humillante. Cerró escuelas de las islas y bachilleratos de adultos: una embestida contra la escuela pública que la lucha docente desenmascaró e hizo retroceder, en parte.

    Los docentes bonaerenses hacen asambleas de escuela con padres y alumnos, y sus cuerpos de delegados. Se movilizan a las escuelas y los barrios. Se unen con los trabajadores de la salud y otros sectores. Van por un paro provincial y reclaman a Ctera paro y marcha federal.

    Luchan los bancarios y se abren paritarias en más gremios. Moyano rompió con la CGT y ha planteado reconstruir el MTA; en la reunión que hizo no participaron la Confederación del Transporte ni la Corriente Federal.

    En ese escenario complicado los docentes bonaerenses marcan el camino para ganar la pulseada en una lucha larga y dura. Y trabajar hacia un paro nacional activo y multisectorial.

    Aplausos y castigos

    Los imperialistas aplauden a Macri mientras los trabajadores y el pueblo lo castiga con sus luchas y en las canchas. Golpeado, Macri lanzó la campaña por su reelección.

    “Los primeros dos años de Macri han sido asombrosos”, dijo Lagarde, la jefa del FMI, el organismo imperialista que decide las políticas de los países dependientes como el nuestro.

    ¡Cómo no va a aplaudir la jefa del FMI la ley previsional de Macri! Si la redactó ella y Macri la impuso a sangre y fuego. Aplaude los tarifazos: de diciembre a abril el gas suma aumentos del 100 %, los colectivos y trenes de febrero a junio suben un 50 %, en mayo hay otro tarifazo al agua, etc. Aplaude el brutal endeudamiento macrista! ¡Y cómo no va a aplaudir los miserables aumentos salariales del 15 %!

    Macri montó un escenario con la sobada de riñón de Lagarde y las fotos con los ministros y presidentes de bancos centrales imperialistas del “Grupo de los 20” que nos visitan. Quiere ocultar que el diciembre caliente le bajó el copete, y las luchas que llegaron al gigantesco 8M le pegaron duro.

    El pueblo en las calles removió el escenario social, gremial y político. Frente a esa situación, Macri lanzó la campaña por su reelección, coqueteando con ser acompañado, en la fórmula presidencial, con un peronista-macrista como Schiaretti, gobernador de Córdoba, o un radical-macrista, como Cornejo, mandamás de Mendoza. Y mandó a sus funcionarios a timbrear en los barrios.

    Por un frente popular y nacional

    El plan Macri: sacar al pueblo de las calles y dividir a los que luchan. El pueblo en las calles y un frente popular y nacional para derrotarlo.

    Macri lanzó su reelección. Busca dividir a los que luchan, aislarlos y derrotarlos, para hacer pasar su ajuste. Y llegar al 2019 con la división de las fuerzas populares. Un escenario de luchas, en el 2018 y el 2019, es la principal condición para reagrupar a las fuerzas populares contra el macrismo.

    Se perfilan varios centros del PJ. El Encuentro de San Luis, en el que el gobernador Alberto Rodríguez Saá planteó la unidad del peronismo contra Macri y un frente patriótico. El Congreso del PJ bonaerense que reunió a los intendentes, con Moyano y un saludo de Massa. Y la Corriente Federal a la que marchan Urtubey, Pichetto y Bordet, en Entre Ríos, con una política negociadora con Macri.

    Buscan reagruparse las fuerzas progresistas. Conquistar las personerías del PTP en todo el país, es clave para actuar con independencia en el complejo escenario político electoral. Y cumplir con la campaña del 50 aniversario del PCR, con su campaña de afiliación para la que es un gran instrumento este mes de la prensa, es clave para encabezar las luchas y la unidad para la lucha contra la política macrista, como el de las tres organizaciones sociales y las multisectoriales. Y para trabajar, a partir de esa unidad en la lucha, para unir todo lo posible en un frente popular y nacional, con un programa que recoja las urgencias y necesidades que se expresan en el combate de los trabajadores, los campesinos, los originarios y el pueblo.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales