16 Nov. 2018 | 02:37
16 Nov. 2018 | 02:37
Opinión / La Hora Política

La rebeldía popular enfrenta el ajuste y la entrega

  •   |  
  • Una reunión del Comité Central del PCR analizó la situación política y las tareas del Partido. Lo que sigue son algunos de los temas tratados. La semana política por Ricardo Fierro.

    La rebeldía frente a los tarifazos

    Son impagables para los pobres. Ahorcan a los productores agrarios, a las pequeñas y medianas empresas y comercios, y a la industria nacional.

    En los barrios pobres llueven las facturas de $3.000, $5.000 y hasta $14.000 a familias de varios hijos. La garrafa “social” no existe, nadie la encuentra. La garrafa de 10 kilos aumentó 60% en lo que va del año, cuesta hasta $300. Es la energía para los más pobres de la ciudad y el campo. ¿Cómo van a pagarlas en los meses fríos?

    Los tarifazos están matando a los pequeños productores a los que les llegan facturas de $15.000 a $30.000; a los que crían chanchos le llegan $120.000, mientras el gobierno abrió la importación desde Estados Unidos. A comercios de barrio le caen $120.000. Pequeñas industrias que en enero del 2016 pagaban $60.000 ahora las ahorcan con 400.000.

    Un puñado de monopolios imperialistas de la energía y sus socios del grupo Macri ganan fortunas. El gobierno les regala con un precio ¡de locos!, imponiendo contratos basura a los trabajadores, reemplazando su convenio por el de la UOCRA, liquidando todas sus conquistas.

    “Si pago, no tengo con qué darle de comer a mis hijos”, se escucha en reuniones que se hacen en los barrios pobres. Crece la voluntad de rebeldía. Se organizan los vecinos. Ya ha habido quema de facturas y decisiones de no pagar.

    Avanza la rebeldía

    Se multiplican las luchas de los trabajadores. Con sus dirigentes a la cabeza o rebelándose contra los traidores.

    Todos somos Leandro, reclaman los familiares y amigos del chofer asesinado en La Matanza, Leandro Alcaraz. Exigen justicia, seguridad y acabar con la impunidad. Sus compañeros reclamaron un paro a la dirección del gremio, que no escuchó el reclamo.

    Se rebelaron los trabajadores de Carrefour, rechazaron el acuerdo del jefe sindical Cavalieri con ese monopolio francés, que avaló despidos y rebajas salariales. Es el tercer grupo en el mundo en su rubro y dice que no tiene plata.

    Pararon los trabajadores de los subtes. Comenzó el plan de lucha de los obreros del Astillero Río Santiago, van por un nuevo plenario regional de delegados, y la asamblea de ATE Ensenada reclamó a todas las centrales de trabajadores un paro nacional activo.

    El Congreso de Delegados de la UOM resolvió un paro activo el 3 de mayo, numerosas seccionales llegaron con mandato de lucha.

    Sigue la lucha de los azucareros de Salta y Jujuy. El miércoles 25 paran los docentes de Buenos Aires. Los docentes universitarios continúan un plan de lucha. Sigue la lucha de los trabajadores de Río Turbio, el Inti, Fanazul, el Posadas, y se preparan los castigados por la nueva oleada de despidos de estatales.

    Los campesinos se organizan y luchan

    Los más pobres del campo irrumpieron en la escena nacional con su Marcha de las Economías Regionales, y sus verdurazos y frutazos.

    La Federación Nacional Campesina realizó su 3° Congreso. La organización creció con la lucha: hubo el doble de delegados que en su anterior congreso. Creció encabezando la lucha contra la política de Macri que castiga a sus pequeñas producciones para aumentar las tierras y las rentas de los terratenientes y los monopolios de la comercialización, con su política de acelerada concentración de la tierra y la producción.

    Los campesinos pobres, criollos, originarios, inmigrantes bolivianos, los más pobres del campo, denuncian la dura situación que viven, con arrendamientos que siempre les aumentan, precios que no pagan los costos, insumos cada vez más caros, sin tierras propias o expulsados de sus tierras, sufriendo la sequía y las inundaciones.

    Finalizó el Congreso con aplausos y vivas donde decidieron enfrentar la política macrista con una jornada nacional de lucha. Preparan su Segunda Marcha de las Economías Regionales y empujan un congreso nacional por la tierra.

    Se agravan los sufrimientos y crece la bronca

    Se abre paso un cambio en el estado de ánimo y conciencia de las masas. La política de Macri provoca tremendos sufrimientos a grandes masas populares. Los comedores sociales y de muchas escuelas están desbordados. A veces tienen que partir en dos una empanada para que coman algo los pibes. Hay escuelas en las que los chicos tienen que decidir si desayunan y meriendan, o almuerzan, porque la comida no alcanza.

    El descontento se generaliza entre los más de abajo: “No se puede vivir así”, dicen. Los tarifazos son una provocación: “Qué quieren, que no tengamos luz, ni gas ni agua”. Hay lugares en los que se crean situaciones que pueden explotar.

    En las fábricas crece la bronca contra el miserable 15% que firmaron sus dirigentes, crece el hartazgo contra Macri y contra los traidores, se discute paro nacional: ¿En qué están nuestros dirigentes?, dicen.

    Se discute mucho de política en todas partes. Quieren discutir. Pocas veces se ha visto a tantos reconociendo el error de haber votado a Macri. El cantito contra Macri aparece rápido en cualquier lado. Muchos se preocupan por no quedar en la falsa polaridad Macri y CFK.

    Macri divide todo. Arriba pelean por el queso

    El gobierno es una plaga social, económica y política. Arrasa todo para que reinen los monopolios imperialistas y los terratenientes.

    Macri junta plata ahora, con el ajuste, para pagar su campaña por la reelección en el 2019.

    Trabaja con traidores como Ayala (de la UATRE que interviene las seccionales combativas) para armar una CGT colaboracionista con su gobierno. El PJ fue intervenido. Compran, chantajean y dividen a todo lo que sea oposición.

    Macri destruye la industria nacional, liquida a la producción campesina y agrava la crisis de la mayoría de las producciones regionales.

    Al Astillero Río Santiago no le dan plata para fabricar barcos y los compran afuera. Ahora importamos soja de Estados Unidos y pulpa de tomate chilena ¡y de Turquía!

    Da como un triunfo la exportación de limones a Estados Unidos. No dice que los terratenientes ganan fortunas, mientras a los obreros y las obreras los hacen llevar en los hombros las pesadas escaleras para cosecharlos… para no gastar combustible con los tractores.

    Claro que entre los de arriba se pelean por el reparto del queso. Un sector empuja la investigación de las coimas que le pagó Odebrecht a Iecsa, empresa de Calcaterra y Macri. Y otro sector investiga las coimas y el manejo de millones en negro de Techint.

    La irrupción de los Cayetanos

    Los unió la necesidad y fueron comprendiendo que dependen de ellos mismos, de lo que conquisten con sus luchas.

    El 7 de agosto del 2016, con la marcha de la CTEP, la CCC y Barrios de Pie, emergió una nueva fuerza social en el escenario nacional, que fue abriendo un camino a la cabeza de las luchas, y de la unidad para la lucha, contra la política de ajuste, entrega, corrupción y represión de Macri.

    Fue un gran triunfo conquistar la Emergencia Social y forzar al gobierno que la cumpla.

    Fue el resultado de la decisión de lucha y de unidad de decenas de miles de trabajadores precarizados y desocupados, una enorme masa de mujeres pobres con sus hijos, y los mayores a los que el sistema abandona a su suerte. Venían agrupándose desde antes del 2001 en las organizaciones de desocupados. Tuvieron el apoyo de sectores de la Iglesia católica, también de sectores de la CGT y de las CTA. Ganaron un gran prestigio en el pueblo. Los bautizaron: los Cayetanos.

    Estar a la cabeza de las luchas, y de la unidad para la lucha, los fortaleció. Las calles fueron siempre su terreno, y han sido decisivos para que el pueblo sea el dueño de las calles y Macri no pueda sacarlo de ahí.

    Este 1° de Mayo convocan a un acto, abierto a todas las centrales obreras, marchando desde la avenida 9 de Julio al monumento al Trabajo.

    Hacia un frente popular, nacional y democrático

    Para fortalecer la unidad en la lucha y derrotar al macrismo sin volver atrás. Para conquistar trabajo, techo, tierra, soberanía y democracia.

    Recogiendo el reclamo popular de unidad para enfrentar la política de Macri, el Movimiento Evita, el Partido del Trabajo y del Pueblo y Libres del Sur, fuerzas políticas que vienen actuando unidas en la lucha, decidieron trabajar juntas para impulsar que miles de luchadores sociales que están juntos en las calles, trabajemos para sumar voluntades para la construcción de una nueva herramienta política. Sin sectarismos ni personalismos. Abierta a todos los que luchan y enfrentan esta política que provoca tanto sufrimiento y tanta destrucción.

    Una herramienta que recoja el programa de los reclamos populares que está en las calles: el trabajo, el techo, la salud y la educación pública. Que acabe con la inflación y el endeudamiento imperialista. Que cree trabajo poniendo la tierra al servicio del pueblo, con un millón de lotes, de quintas y de chacras. En defensa de la producción nacional y no invasión de importaciones. Que defienda la soberanía nacional sin humillarse ante los usureros de Wall Street ni ante los ingleses que usurpan Malvinas.

    El macrismo reprimió en todo el país: a los petroleros de Chubut y Neuquén, los campesinos de Asoma, los jubilados del puente Pueyrredón, los obreros de Pepsico, salvajemente a los pueblos originarios, demonizándolos, y felicitando al policía asesino Chocobar. Entró en universidades y los colegios secundarios. Justificó los asesinatos de Maldonado y Nahuel. Intentó imponer con represión la ley previsional en diciembre.

    En la campaña por legitimar la represión, el macrismo trabaja para crear una corriente de masas que la avale. Dijeron que no eran 30.000 los desaparecidos, y quisieron avanzar en la impunidad con el 2×1, tuvo que retroceder por la lucha popular, igual que con Etchecolatz y Astiz.

    Otro paso importante en la unidad política lo dio el Frente Social y Popular de Santa Fe, armando un interbloque con Rubén Giustiniani y Silvia Augsburger diputados de Igualdad y Participación.

    La campaña del 50 aniversario del PCR

    La situación política es muy buena para fortalecer el Partido, con el hoy en la mano, piqueteando y afiliando.

    La situación política es muy buena para el fortalecimiento del PCR y su campaña por el 50 aniversario, llevando el hoy en la mano y la propuesta de afiliación.

    Hay mucha avidez política en la clase obrera, los campesinos, las mujeres, los jóvenes. Lo demuestran los buenos resultados con el hoy en la puerta de las grandes empresas, tarea que hay que repetir hasta el final del Mes de la Prensa.

    El PCR y las corrientes en las que participa están a la cabeza de las luchas, han acertado en política, ganaron prestigio y se han fortalecido.

    Hay que tener en cuenta la rapidez con que se mueve la situación internacional y nacional. Eso repercute en la Argentina, donde el gobierno trata de imponer su política negociando o reprimiendo, como se vio en Jujuy y en Chubut. Lo que provoca grandes sufrimientos a las masas, que se vuelcan crecientemente a la lucha y a la oposición al macrismo.

    La situación exige estar preparados y preparar a las masas para cualquier situación que se presente.

    La calle es del pueblo

    Lo que tiñe todo el escenario político es que el pueblo no abandona las calles.

    13/12/2017: la CTEP, la CCC y Barrios de Pie, los Cayetanos, movilizaron 150.000 personas en su protesta en la CABA.

    14/12: en repudio al robo a los jubilados hubo 120.000 personas en el Congreso. Fueron reprimidas y se levantó la sesión.

    18/12: de nuevo en el Congreso, esta vez 300.000 manifestantes. Se enfrentó la represión y hubo luego un cacerolazo.

    21/2/2018: en la 9 de Julio se reunieron 120.000 personas, convocadas por Camioneros junto a la Corriente Federal, las CTA y los Cayetanos.

    8/3: más de 500.000 mujeres, acompañadas por el pueblo se movilizaron en todo el país, y protagonizaron un paro de mujeres.

    24/3: impresionante, imposible de contabilizar la cantidad de personas que inundaron las plazas de numerosas ciudades en todo el país.

    2/4: actos en casi todo el país con veteranos de Malvinas y familiares de los marinos del ARA San Juan, acompañados por sectores populares.

    La lucha por las personerías del PTP

    El macrismo aceleró los tiempos electorales con el objetivo de dividir a los que luchan y a todas las fuerzas que se le oponen. Por otra parte, muchas provincias tendrán elecciones anticipadas.

    Los tiempos se acortan. Es fundamental, para el armado de los frentes, conquistar la personería del PTP, federal y provincial. Lo que exige, en primer lugar, tomar la decisión política de realizarlo. A partir de esa decisión, poner objetivos y plazos, motorizar la campaña con los dirigentes a la cabeza, garantizando su cumplimiento.

    Muchos compañeros de las corrientes en las que participamos, quieren participar de la política, y debemos ofrecerles un puesto de trabajo en la campaña por las personerías. También debemos ofrecerlo a los compañeros que se afilian al PTP y quieren fortalecerlo.

    Es necesario hacer un seguimiento semanal de los trámites, tanto en las provincias donde el PTP tiene personería, como donde la está peleando evitando que -por desguarnecernos en este terreno- se desperdicie el trabajo de muchos compañeros.

    Un mundo con acelerados cambios

    Crece la disputa de los imperialismos por la hegemonía en el mundo, en cada región y también en la Argentina. Se agravan los factores de guerra, comerciales y convencionales, como mostró el bombardeo de misiles contra Siria, que repudiamos, de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña. Hay amenazas de repetirlo.

    El encarcelamiento de Lula, cuya libertad reclamamos, fue seguido por la amenaza golpista de la jefatura militar, si es puesto en libertad.

    Hay una campaña para presentar en Sudamérica, a la caída de gobiernos llamados “populistas” por otros de derecha, como una supuesta “derechización de los pueblos”. Sobre esto se monta una campaña para sembrar el escepticismo en las masas.

    La realidad es que fue la impotencia de los gobiernos mal llamados “de izquierda” para atacar la dependencia y el latifundio lo que abrió el camino a las actuales derechas gobernantes. Ninguno de los gobiernos derrotados hace autocrítica, por eso son impotentes para enfrentar a las derechas hoy gobernantes.

    Como se ve en la Argentina y otros países, las masas populares luchan en las calles contra los gobiernos actuales.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales