22 Nov. 2018 | 07:34
22 Nov. 2018 | 07:34
Opinión / La Hora Política

No al presupuesto y al pacto Macri /FMI

  •   |  
  • Mauricio Macri nos quiere hacer pagar la deuda de la timba financiera con el hambre y la pobreza del pueblo. El 24: todos a las calles. La semana por Ricardo Fierro.

    La inflación mata

    Crece el hambre y la pobreza con el acuerdo de Macri con el FMI. Y un puñado de bancos y monopolios se llenan los bolsillos.

    “Desenchufé la heladera, total la tengo vacía”. Fue una de las muchas cosas sobre el hambre y la pobreza que se dijeron en el Encuentro Nacional de Mujeres.

    En tres años de Macri la electricidad aumentó 1.491%, el gas 2.057% y el agua 1.000%. Y siguen los tarifazos.

    En septiembre subió la inflación 6,5%, con los mayores aumentos en transporte, combustibles y alimentos; los aumentos que más castigan al pueblo. Los precios mayoristas subieron 16%, que en las próximas semanas se van a volcar a los precios minoristas que se pagan en los supermercados. ¡De locos! El ministro de Economía dijo: “Se está desacelerando la inflación” ¿En qué país vive Dujovne?

    Este año cerrará con una trepada de la carestía del 50% ¿Cuánto perderán los salarios que acordados con aumentos del 15% al 25%? ¿Cuántos millones más de argentinos empujará Macri al hambre y la pobreza?

    Los banqueros, los monopolios exportadores y los energéticos, muchos de ellos en manos de los Macri y sus socios como Mindlin, ganan fortunas con la timba financiera y los precios de locos que les regala este gobierno. Estos banqueros y monopolios figuran en la lista de coimeros de los “Cuadernos”: robaron antes y roban ahora.

    Macri con el FMI: se agrava la dependencia

    Pagar la deuda con el hambre y liquidando la producción nacional. Para que un puñado de usureros y monopolios exportadores la junten con pala.

    Macri quiere que la Cámara de Diputados apruebe el presupuesto el miércoles 24, para llegar a la reunión del directorio del FMI, el viernes 26, con ese apoyo del Congreso.

    El presupuesto macrista es una brutal profundización del ajuste y la entrega. Su base es el acuerdo con el FMI: pagar el endeudamiento gigantesco que hizo Macri para la timba financiera; pagarlo con el hambre, la pobreza, la desocupación, la liquidación de la industria y los recursos nacionales. Nos somete al control del FMI, cada tres meses, como si fuéramos una semicolonia de los jerarcas imperialistas que manejan el Fondo. Además, los monopolios y grandes terratenientes volvieron a la carga, en el Coloquio de IDEA, con liquidar conquistas y condiciones de trabajo con una reforma laboral.

    El acuerdo con el FMI es secreto. Solo lo conocen los funcionarios del Fondo y Macri. Esto viola la Constitución, ya que el endeudamiento y los acuerdos externos solo los puede aprobar el Congreso.

    El ministro de Producción, Dante Sica, se sinceró: “La exportación es el camino”. Nada de producir para el mercado interno, para que los argentinos vivamos mejor, sino liquidar la producción nacional para que un puñado de monopolios exportadores gane fortunas.

    ¡No al presupuesto de Macri y su pacto con el FMI!

    Macri quiere quebrar al movimiento obrero. Pero desde abajo viene el reclamo de coordinar la masiva movilización del 24 al Congreso.

    El masivo 33 Encuentro Nacional de Mujeres de Chubut, con más de 60.000 participantes, muchas de ellas jóvenes, nuevas encuentreras, mostró la bronca que crece contra la política de Macri, que profundiza brutalmente la doble y triple opresión que sufren. No quieren delegar, quieren ser protagonistas y fueron protagonistas de su Encuentro, porque el Encuentro es de todas. Son un ejemplo.

    Ninguna lucha se cierra y surgen nuevas. Sigue la pelea de los trabajadores del Astillero Río Santiago. Los docentes de Buenos Aires y los estatales defienden la educación y la salud públicas frente al liquidacionismo macrista.

    Camioneros, mecánicos y bancarios fueron a Luján por pan, paz y trabajo. Los apoyaron la Pastoral Social y todas las iglesias reclamaron “un cambio de modelo económico”.

    Los Cayetanos siguen las jornadas de su plan de lucha, y hay conversaciones para confluir con los gremios que lidera Juan Carlos Schmidt. El 1°/11 marchan a una jornada nacional frente al montaje del juicio contra Nelson Salazar, con el que Macri quiere criminalizar la protesta.

    Macri trabaja para quebrar al movimiento obrero. Pero desde abajo viene un fuerte reclamo de coordinación de las luchas para marchar al Congreso el 24, para impedir la aprobación del presupuesto hambreador y entreguista. Y crece la voluntad de los gremios de las centrales de trabajadores, para marchar a un paro nacional activo de 36 horas con movilización.

    Crisis política, reagrupamientos y tormentas

    Macri apuesta a usar las elecciones para dividir a los que luchan. Vamos a grandes tormentas, sociales y políticas.

    Acosado por las crisis social, económica y política, Macri forzó la apertura del escenario electoral, para tratar de dividir a los que se unen en la lucha. En el 2019, el 11/8 se realizarán las PASO, el 27/10 las elecciones generales y el 24/11 la segunda vuelta.

    Se agravó la crisis política del gobierno. Con la pérdida de votantes, crecen grietas en el PRO con aspirantes a suceder a Macri. Carrió atacó a funcionarios macristas y se burló de los “éxitos” de Patricia Bullrich con el narcotráfico.

    Hubo siete actos recordando el aniversario del 17 de octubre de 1945, de distintos sectores.

    El PS, el GEN y Libres del Sur (de hecho alejado de En marcha), formaron Encuentro Progresista, y proponen un frente electoral anti Macri y anti Cristina K.

    Se rompió el Frente Renovador de Massa. Contra el presupuesto macrista, se agruparon los diputados Felipe Solá, Arroyo, Moyano, Asencio y Taboada. Marchan a formar un interbloque con los diputados del Movimiento Evita y la diputada Victoria Donda que rompió con Libres del Sur.

    El PTP, el Movimiento Evita y los sectores que rompieron con Libres del Sur, trabajan para la confluencia de fuerzas en las movilizaciones contra el presupuesto, y los pronunciamientos de las organizaciones de masas contra el G20.

    Frente a las tormentas sociales y políticas, trabajamos para el crecimiento del PCR. Avanza la campaña de afiliación de la JCR. Salta hizo una buena experiencia. Fortalecer al PCR es clave para la unidad popular para derrotar a la política macrista y acumular fuerzas para conquistar otra política y otro gobierno.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales