22 Nov. 2018 | 07:55
22 Nov. 2018 | 07:55
Opinión / La Hora Política

Discutir, proclamar y movilizarse contra el FMI y el G20

  •   |  
  • Macri hambrea al pueblo y entrega la soberanía nacional. Fuera a los peores enemigos del pueblo y de la Patria: Trump, Putin, Xi Jinping, la pirata inglesa May, entre otros. La semana política por Ricardo Fierro.

    Estamos muy mal, y lo que viene es peor

    El hambre, la desocupación y la pobreza castigan al pueblo. Y la economía sigue cayendo en picada.

    La miseria castiga como en el 2001 a los cordones pobres de las ciudades donde ya no hay ni trabajo ni changas, y en las zonas agrarias en donde las familias campesinas y originarias producen para vivir y para alimentar a las ciudades de verduras, frutas y pequeña ganadería.

    Mueren niños por desnutrición. Un padre se suicida porque reclama la copa de leche para sus hijos, un comedor o un plan social, y le demoran 7 meses porque es “dueño” de una vieja motito. wichis, qom y criollos chaqueños caminarán una semana para hacer sentir su protesta en Resistencia. Marchan los tareferos en Misiones.

    Suben los alquileres de las tierras de los pobres y las tarifas en los cordones verdes de las ciudades y en las provincias, no los pueden pagar. Para el gobierno de Macri eso es el progreso: expulsar a los pobres de tierras para negocios inmobiliarios y de turismo de capitales extranjeros.

    La ola de despidos crece. El ajuste estatal golpea a la salud y la educación públicas, y a reparticiones que hacen al desarrollo nacional. Cierran pequeñas y medianas empresas y comercios. Monopolios como GM trabajan al 25%, ¿cuánto tardará en despedir trabajadores? La economía cayó 8,7% en octubre, van 6 meses de caída.

    Los obreros del Astillero Río Santiago defienden su trabajo y la producción nacional, que es más barata y en pesos. Macri y Vidal lo quieren cerrar y comprar barcos a Francia, caros y en dólares, y criminaliza esa protesta, ya hay 12 encausados, heridos y un obrero torturado.

    A Nelson Salazar, dirigente salteño de la CCC, le inventan un juicio para criminalizar a los que luchan contra el hambre. En Rosario atropellan a militantes de la CCC. Macri, Bullrich y Picheto, y diarios como La Nación, promueven una campaña racista, fascista, contra los pobres, contra los que luchan contra el hambre y defienden la soberanía nacional.

    El saqueo más grande de la historia argentina

    Bancos, monopolios imperialistas y la oligarquía latifundista juntan la plata con pala a costa del pueblo y la producción nacional.

    Mientras mueren niños de desnutrición y el gobierno con su aparato de desinformación trata de convencernos de que “este es el camino para sanear el país” y “un crecimiento sustentable”, están haciendo el más grande saqueo de la historia argentina, como dice Héctor Giuliano.

    Los bonos con que se endeudan, el Banco Central y el Gobierno, pagan intereses por encima del 70%, los más altos del mundo. Algunos de esos bonos son a 7 días de plazo. Los usureros de afuera y los de adentro (bancos, monopolios, terratenientes y funcionarios), cambian dólares por pesos y compran esos bonos. Por mes, los intereses que paga el Banco Central y el gobierno van de 25.000 y 45.000 millones de pesos. En 2 meses gastaron lo que robaron a los jubilados en diciembre pasado. Y esas tasas quiebran a la producción nacional.

    A un puñado de cerealeras, petroleras y megamineras imperialistas, y a la oligarquía latifundista, Macri les garantiza la venta de sus productos al precio internacional, les da una renta que llega hasta el 400%: 4 veces el precio de costo. Es de locos lo que embolsan. Y el Estado saca su tajada aumentando los impuestos y con tarifazos, que paga el pueblo, y usan esa plata para los intereses de la timba financiera.

    La inflación hacha los salarios a la baja, cae el consumo popular, crecen el hambre, la desocupación, los despidos y la pobreza. Mientras de la mano de Macri la usura financiera, los monopolios imperialistas, la oligarquía terrateniente y sus socios nativos, como los Macri, juntan la plata con pala.

    Pacto con el FMI, presupuesto y G20

    Macri se arrodilla ante los enemigos de la patria. Contra el pueblo, prepara un ejército con miles de extranjeros y balas de plomo.

    “Desde el campo popular trabajamos para desplegar la más amplia unidad social y política para repudiar la cumbre imperialista del G20 y el pacto reaccionario con el FMI”, señala la declaración de la Comisión Política del PCR.

    El acuerdo de Macri con el FMI, que es la base del presupuesto aprobado por los diputados, y la invitación a los jefes imperialistas que saquean y oprimen a la Argentina, como Trump, Putin, Xi Jimping, la colonialista de nuestras Malvinas Theresa May, entre otros, muestran al verdadero Macri: de rodillas al servicio de los peores enemigos de la patria.

    Se hizo pública la verdadera razón por la que el gobierno oculta los acuerdos con el FMI y los jefes imperialistas del G20: hipotecó, como garantía, el yacimiento de Vaca Muerta por 20 años. Ese yacimiento tiene gas para abastecer a la Argentina por más de 100 años, y para volver al autoabastecimiento de petróleo. Se lo dan para que lo roben los grupos imperialistas en 20 años.

    Ya se sabe que el endeudamiento para la timba financiera, que viene del gobierno kirchnerista y se engordó a fondo con Macri, es impagable. Por lo que, con Vaca Muerta, están entregando el futuro energético nacional de más de un siglo, para que Macri llegue a las elecciones antes del estallido final de la crisis financiera.

    El dispositivo represivo contra el pueblo, armado por Macri y Bullrich, es infernal. El yanqui Trump viene con un portaaviones y aviones de combate con misiles, y un ejército de más de 1.000 hombres. Pidieron a Uruguay que acepte el ingreso de tropas extranjeras, y desde Montevideo van a dirigir las operaciones. Pero no van a poder impedir que el pueblo los repudie.

    Paro activo en las calles contra el FMI y el G20

    La más amplia unidad, social y política, para repudiar a los jefes imperialistas que saquean y oprimen a la Argentina.

    Desde el contundente paro nacional activo del 24 y 25 de septiembre, en el que confluyeron amplísimos sectores del movimiento obrero, campesino y popular, continuaron las luchas en todo el país. Castigado por esas luchas, el gobierno debió abrir alguito la mano, entre otras cosas en los aumentos por paritarias (sanidad conquistó el 45% para la rama hospitales), aunque siguen por debajo de la inflación, y la ola de suspensiones y despidos crece sin parar.

    Ahora Macri negocia para frenar o debilitar el paro nacional activo de 36 horas que golpee duro al pacto con el FMI y repudie el G20.

    Para sus objetivos de dividir todo, el gobierno adelantó la apertura del escenario electoral y varias provincias anuncian las suyas. La decisión de la dirección de Libres del Sur de romper con los Cayetanos y En marcha, y romper su propia fuerza, para un frente electoral con sectores de la UCR, el PS y el GEN, que negocian con Urtubey y Massa, de hecho, es funcional a la política macrista de dividir a los que luchan.

    A las operaciones del macrismo hay que responderle con más unidad social y política para la lucha, garantizando el más amplio debate y pronunciamiento para la movilización de todas las organizaciones sindicales, sociales, campesinas, estudiantiles, culturales, científicas, de las mujeres y los jóvenes y demás sectores populares.

    Debates y pronunciamientos que reclamen un masivo y contundente paro nacional activo y multisectorial de 36 horas, con movilizaciones, cortes y cacerolazos, en repudio al pacto de Macri y el FMI y los jefes imperialistas del G20.

    Gran acto nacional del 50 aniversario del PCR

    Fortalecidos en la lucha contra Macri con su pacto con el FMI y el G20. Y acumulando fuerzas para conquistar otra política y otro gobierno.

    La masividad y continuidad de la lucha popular castiga al gobierno y desgasta sus planes de continuismo. Los de arriba se alarman porque el 60% no lo votaría. Cada vez más el soporte de Macri es su abrazo con los enemigos históricos del pueblo y la patria: los jefes imperialistas y sus socios de la oligarquía latifundista.

    No le da tregua a Macri el movimiento obrero, con sus centrales y sindicatos, organizaciones de desocupados, precarizados y mayores. El macrismo golpeó a los Cayetanos, pero no pudo destruirlos y se fortalecen en las calles, ahora con la CCC, la CTEP y Somos Barrios de Pie. Irrumpen el campesinado, los originarios, las mujeres, los jóvenes, las Pymes y la industria y el comercio nacional. Hay condiciones para seguir castigando a la política macrista, y derrotarla en las calles y en las urnas.

    Se acortan los plazos para las personerías electorales del PTP. También para los frentes electorales en las provincias con comicios anticipados. El gobierno trabaja para destruir a En marcha, que frente al golpe recibido se fortalece echando raíces en más lugares, como los actos que se anuncian en Quilmes, Berazategui y Varela, y otros lugares del país.

    El PCR y la JCR se fortalecen, a la cabeza de numerosas luchas y trabajando a fondo la unidad social y política contra el pacto de Macri y el FMI y el repudio al G20, en todo el país. Trabajamos para que las masas sean protagonistas de las luchas sociales y políticas, no deleguen sino que las tomen en sus manos, en las calles y hacia las elecciones. Avanza su campaña de afiliación e incorporación de los nuevos luchadores, y marcha a un gran acto nacional, en diciembre, por su 50 aniversario, sirviendo al pueblo, sin traicionar, en la lucha y con la estrella de la revolución de liberación nacional y social como norte.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales