22 Jul. 2019 | 08:45
22 Jul. 2019 | 08:45
Opinión / La Hora Política

Ahora derrotar a Macri

  •   |  
  • Para acabar con el infierno de la política de Cambiemos, seguimos en las calles y estamos en el Frente de Todos para abrir un camino que acabe con la dependencia, el latifundio y el Estado podrido que los sostiene. La semana política por Ricardo Fierro.

    El masivo acto del PCR, el PTP y la CCC en la cancha de Laferrere, La Matanza.
    El masivo acto del PCR, el PTP y la CCC en la cancha de Laferrere, La Matanza.

    Se definió el escenario electoral

    Macri busca lavarse la cara. El “espacio intermedio” de Consenso Federal se achicó. Y la mayoría de la oposición se unió en el Frente de Todos.

    Con el cierre de las alianzas el 12/6 y de las listas de candidatos el 22/6 se ha definido el escenario político para las elecciones nacionales primarias del 11 de agosto, las PASO.

    El macrismo se vio obligado a lavarle la cara al frente Cambiemos, ahora se llaman Juntos por el Cambio, y cooptó a Pichetto a vicepresidente para pasar la ambulancia tratando de recoger heridos en la interna de la oposición.

    Alternativa Federal quedó reducida a la fórmula Lavagna-Urtubey con la salida de Massa, la derrota del socialismo en Santa Fe y el apoyo de varios gobernadores del PJ al Frente de Todos. Otros gobernadores, como Schiaretti en Córdoba, van sin candidaturas presidenciales.

    La mayoría de las fuerzas opositoras al macrismo se agruparon en el Frente de Todos, constituido por el Partido Justicialista, los partidos que integran Unidad Ciudadana, el PTP; en total 16 partidos. Adhieren las organizaciones sociales, entre ellas la CCC, el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie, la mayoría de la CGT y las CTA, y numerosas organizaciones sindicales, sociales y políticas provinciales.

    El FIT llegó golpeado por su retroceso en las provincias. Hay dos frentes de la derecha: Despertar de la UCeDe y UNIR, y Frente Nos de los conservadores populares y NUC. El Frente Patriota busca recoger la fuga del voto militar a Macri.

    Macri embarra la cancha para dividir al pueblo

    Las elecciones en la Argentina se han convertido en parte de la disputa entre potencias imperialistas por América Latina.

    El infierno macrista no cesa de agravar los sufrimientos del pueblo. Ya a fines del 2018 la mitad de los trabajadores tenían empleos informales: en negro o con contratos basura, y el 76% no recibe aportes de seguridad social. Esa situación empeoró en lo que va del año. Crecen el hambre, la desocupación, la entrega y la represión macrista. Toda la campaña de Macri se basa en tapar el agravamiento de la crisis social, económica y financiera, cambiando el eje por cualquier cosa que divida al pueblo.

    Son muy poderosos los sectores dispuestos a hacer todo lo que sea necesario para que gane Macri. Empezando por Trump y el FMI. Vinieron el presidente de Brasil, Bolsonaro, y el presidente de Colombia, Duque, en descarada intromisión a hacer campaña por el macrismo. Ahora llegó el jefe del Comando Sur militar yanqui. Vino a “profundizar el vínculo entre los dos países”, preocupado por “la creciente influencia de Rusia, China e Irán en Latinoamérica”, cuando bordea una guerra entre Irán y los yanquis. Al mismo tiempo Macri está a punto de firmar el acuerdo con China por una central atómica, dando un duro golpe a la tecnología atómica nacional.

    Esos hechos muestran que en las elecciones en la Argentina se entrometió la dura disputa entre potencias imperialistas por el dominio en América Latina y el Caribe.

    Derrotar la política macrista

    Pese a que el balance de la lucha en las calles y la unidad electoral no fue prioritario en la decisión de los candidatos, nosotros priorizamos la unidad.

    Apenas asumió Macri la presidencia, la CCC realizó una gran jornada de lucha. Trabajamos, después, con la CTEP, el Movimiento Evita y Barrios de Pie, para formar los Cayetanos, que jugaron un papel fundamental enfrentando en las calles al macrismo y conquistando la Emergencia Social. Luego, las principales fuerzas de los Cayetanos nos unimos en el frente político En Marcha, encabezando la lucha contra el FMI y el G20. Así el PTP y el PCR, junto al Movimiento Evita, Somos y los diputados que encabeza Felipe Solá confluimos en Red por Argentina, con un objetivo: impulsar un gran frente político para derrotar a Macri en las calles y las elecciones. Impulsando ese frente, el PTP y el PCR estuvimos en el Congreso del PJ que convocó a un amplio frente patriótico contra el macrismo, y somos parte de los 16 partidos que se unieron en el Frente de Todos.

    El 20 de junio de la semana pasada, el PCR, el PTP y la CCC realizamos un masivo acto, llenando la cancha de Laferrere, en La Matanza, con más de 20.000 personas. Estuvimos acompañados por todas las fuerzas que integran los Cayetanos y conforman En marcha, reforzando nuestra unidad. Proclamamos nuestra participación en el Frente de Todos, fortaleciendo nuestras organizaciones para la pelea electoral y promoviendo la candidatura de Juan Carlos Alderete a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.

    El sábado 22, en la conformación de las listas del Frente de Todos, la dirección del kirchnerismo, que tuvo en sus manos la decisión sobre los candidatos, secundarizó el balance de la lucha en las calles contra la política de Macri y el combate por la unidad electoral para derrotarla. Esto genera problemas para la unidad. En esta situación, jerarquizamos el objetivo que reclama el pueblo: derrotar la política macrista en las calles y en las urnas, y aceptamos el lugar en la lista de Juan Carlos Alderete y otras candidaturas; lugares que no se corresponden con una justa distribución de los cargos nacionales, en varias provincias y municipios. Lo hacemos porque somos consecuentes con el objetivo de derrotar la política macrista.

    ¡Ni amo viejo ni amo nuevo, ningún amo!

    Derrotar a Macri para avanzar en la acumulación de fuerzas para acabar con la dependencia de los imperialismos, el latifundio y el Estado podrido que los sostiene.

    No hay que vender la piel antes de cazar el oso. No está garantizada la derrota de la política de Macri: esa es la principal tarea de la campaña electoral. Y en esa gran tarea que nos reclama el pueblo, golpeamos juntos con fuerzas que pensamos distinto y tenemos objetivos distintos.

    No peleamos para derrotar electoralmente “a Macri”, luchamos por derrotar su política en las calles y en las elecciones. Y no se trata de pelear por un cambio en el poder, entre la alianza estratégica con Estados Unidos e Inglaterra, que es el eje de la política macrista, por una alianza estratégica con Rusia y China como tuvo el gobierno kirchnerista. No peleamos por “volver atrás”.

    Peleamos para ir hacia adelante. Luchamos, antes, durante y después de las elecciones, para acabar con los males de fondo de la Argentina: la dependencia de cualquier imperialismo y el latifundio terrateniente, que es un cáncer que arrastramos desde la Colonia, y para peor, con la tierra cada vez más extranjerizada. Y peleamos para acabar con este Estado podrido, instrumento de esas minorías que detentan el poder.

    Luchamos para acumular las fuerzas necesarias para abrir ese camino liberador.

    Somos unitarios para derrotar a la política de Macri en las calles y las elecciones, y seguimos en las calles. Somos consecuentes con el objetivo revolucionario, que tiene sus raíces en la Revolución de Mayo de 1810: ¡Ni amo viejo ni amo nuevo, ningún amo! Y la tierra para el que la trabaja.

    Acumulamos fuerzas para esos objetivos revolucionarios, fortaleciendo al PCR y la JCR y a las organizaciones en las que participamos. Fortalecer al PCR y la JCR para que los trabajadores, los campesinos, los originarios, las mujeres, los jóvenes y demás sectores populares, patrióticos y democráticos sean protagonistas de las luchas en las calles y en la campaña electoral. Protagonistas, también, para garantizar que el gobierno que surja de las elecciones dé respuesta a las emergencias que están en la agenda de la lucha popular: pan, trabajo, tierra, vivienda, salud, educación, producción nacional y libertades democráticas. Lo que exige que se destinen todos los recursos que hoy están en la especulación a pagar la deuda interna, priorizando el trabajo, la producción y el comercio nacionales y suspendiendo el pago de toda la deuda contraída por el macrismo para investigarla, pagando la que sea legítima y no pagar la que es ilegítima, usuraria y odiosa.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales