07 Dec. 2019 | 06:08
07 Dec. 2019 | 06:08
Opinión / La Hora Política

Terminar con la política macrista

  •   |  
  • Una reunión del Comité Central del PCR analizó la situación política de creciente rebeldía popular y la campaña electoral hacia el 27 de octubre para acabar con el infierno macrista. La semana analizada por Ricardo Fierro.

     Elección de la Comisión Interna de Mondelez Pacheco, gran triunfo de la unidad obrera.
    Elección de la Comisión Interna de Mondelez Pacheco, gran triunfo de la unidad obrera.

    Se agrava el infierno macrista

    Los sufrimientos del pueblo empeoran semana a semana. La situación es dramática. Crece el hambre y la desocupación, la inflación ronda el 60%, cierran fábricas o suspenden a los obreros, la pobreza crece y castiga al 35,4% del pueblo. Ahora Macri rebajó por decreto las indemnizaciones por accidentes laborales.

    Hubo una cosecha record de 147 millones de toneladas, 46% más que el año pasado. Exportamos granos, carne y pescado por miles de millones de dólares y crece el hambre. Perdieron sus tierras 40.000 productores agrarios y miles de trabajadores agrarios quedan sin trabajo. Nos autoabastecemos en petróleo y gas y pagamos los combustibles y la energía a precio dólar. Exportamos en bruto litio, oro y otros minerales, e importamos a precio dólar lo que se produce con esos minerales.

    ¿Adónde va toda esa riqueza? Al bolsillo de un puñado de monopolios exportadores, dueños de latifundios y banqueros, en su mayoría imperialistas. Y a sus socios, como el grupo Macri y sus amigos.

    Entran dólares por una puerta y se van por otra. Así es la timba financiera que organizó el macrismo y llevó al país a la cesación de pagos. Las riquezas se van por los puertos y lo que queda en la Argentina es más hambre y pobreza.

    En las calles antes, durante y después de las urnas

    A lo largo de casi cuatro años el pueblo ganó las calles contra el ajuste, la entrega y la represión macristas.

    La unidad de los más castigados llevó a las calles a los desocupados y precarizados organizados en la CCC, la CTEP y el Movimiento Evita, y Somos Barrios de Pie: los Cayetanos. Pusieron en el centro de la política el hambre y el trabajo, conquistaron las leyes de Emergencia Social y Emergencia Alimentaria, y siguen en las calles.

    Hubo cuatro paros nacionales, innumerables huelgas, paros y movilizaciones masivas. Como la de los docentes y otros sectores de Chubut, unidos en la Mesa de Unidad Sindical y Social, apoyados por dos masivos paros de la Ctera. Están en plan de lucha los docentes de la Conadu H.

    Con marchas federales, verdurazos y frutazos se movilizaron los pequeños y medianos productores agrarios de las economías regionales en crisis. También luchan los originarios por sus tierras y territorios ancestrales.

    Las mujeres salen a las calles masivamente, encabezan la lucha contra el hambre y estallan frente a cada femicidio y demás casos de violencia y frente a la doble opresión que sufren.

    Las y los jóvenes se vuelcan a la lucha contra la esclavización por la droga y la trata, por sus derechos a estudiar, al deporte y la recreación y el trabajo.

    Enfrentan la política macrista intelectuales, artistas, profesionales, científicos y técnicos. Emergió la protesta de las pequeñas y medianas empresas y la industria nacional golpeadas por la política macrista.

    La rebeldía de los obreros

    Macri puso a Ayala, secretario general del UATRE, con sueldos que suman $800.000, a la cabeza del sindicalismo oficialista. Llevaron a los obreros rurales a las peores condiciones de hambre, trabajo en negro y explotación. Ayala aplastó a los sindicatos que defienden los derechos de los trabajadores y armó otros truchos. La última perrada de Macri fue sacar a los rurales de la lista de trabajadores que van a recibir los $5.000.

    Al calor de la lucha se desató la rebeldía de los rurales en numerosas provincias y se prestigiaron dirigentes que resisten la embestida de Ayala, como Dalinda Sánchez.

    En respuesta a las elecciones fraudulentas de Ayala, se movilizaron contra el fraude los obreros rurales de Alberdi, encabezados por Rubén Portas. La brutal represión desatada provocó 25 heridos, 4 de ellos internados en hospitales. Los trabajadores denuncian la represión y la responsabilidad política del gobierno tucumano.

    En respuesta a la represión, los rurales de Alberdi recibieron una oleada de solidaridad. La CCC, junto a otras organizaciones, resolvieron una jornada nacional en las calles, el martes 1/10, en apoyo a la lucha de los rurales y repudio a la represión de Macri, Ayala y los responsables políticos de la represión.

    Por tercera vez consecutiva, en medio de un gran debate político a favor del Frente de Todos, las fuerzas clasistas y combativas ganaron la Comisión Interna de Mondelez Pacheco. Un gran triunfo.

    Se rebelan los obreros navales de todo el país, unificando una lista opositora que disputa la recuperación de su gremio.

    Los obreros del Astillero Río Santiago, en un acuerdo multisectorial se movilizarán el 3 y 4/10 contra la decisión de Macri de comprar barcos en el extranjero (un buque polar y otras 3 naves que quiere importar YPF), cuando pueden ser construidos por el Astillero Río Santiago.

    La rebeldía de los chacareros

    El año pasado, con filiales truchas, el macrismo copó la dirección de Federación Agraria. Esta conducción, enterrando las banderas históricas de la FAA, se disciplinó a la Mesa de Enlace y apoyó las políticas de Macri que llevaron a la liquidación de 40.000 productores.

    En asambleas de productores y cooperativas agrarias se desarrolla un movimiento por la recuperación de FAA con sus banderas históricas. Denuncian “tasas de interés impagables, un Banco Nación paralizado, cadenas de comercialización y distorsión de precios entre lo que recibe el productor y lo que paga el consumidor y la falta de ayuda en situaciones de emergencia”.

    Para “frenar la crisis y revertir el proceso de concentración en el que las compañías exportadoras, grupos inversores y grandes empresas agropecuarias han acaparado recursos y concentrado las cadenas productivas y de comercialización, reclaman una estructura más equitativa de la distribución de la tierra, arraigo de la población rural, agregado de valor en origen, y el mejoramiento de la calidad de vida en los territorios rurales y todo el país”.

    El Encuentro es de todas

    A días del inicio del 34 Encuentro Nacional, las mujeres de La Plata, Berisso y Ensenada realizan un enorme trabajo para recibir a más de 100.000 viajeras.

    El agravamiento de la doble opresión de las mujeres por la política macrista, ha provocado una rebelión frente a sus condiciones de vida y trabajo, y a los femicidios y la violencia que sufren. También traen al Encuentro la experiencia de sus luchas y su organización para enfrentar esos sufrimientos.

    Las organizadoras alertan sobre grupos funcionales a Macri que actúan para romper el Encuentro. Se encontrarán con las mujeres que defienden cada Encuentro desde la apertura y los talleres, hasta el cierre con la nueva sede.

    Desde el primero de los Encuentros, todos fueron plurinacionales. Participaron sin ningún tipo de discriminación las mujeres argentinas, las de todos los pueblos y naciones originarias y las de los países hermanos que viven en la Argentina. Por otra parte, la lucha de las distintas identidades de género fue encontrando en la práctica del movimiento de mujeres su principal alianza.

    Las mujeres defienden el nombre y la hegemonía de sus Encuentros Nacionales, que construyeron a lo largo de 34 años.

    No faltan los que usan esos debates para intentar cambiar el carácter de los Encuentros, tratando de convertirlos en una suma de organizaciones, como se hizo en otros países y fracasaron.

    Los Encuentros son de todas, por eso llevan 34 años. Y van por más.

    La rebeldía de las y los jóvenes

    Las y los jóvenes se rebelan contra la política reaccionaria del macrismo, no encuentran trabajo o son brutalmente explotados con contratos basura, cada vez más ya no buscan trabajo y no pueden estudiar, o son esclavizados por la droga o la trata, y no tienen futuro.

    Crece la rebeldía de los pibes frente a esa política macrista. Se masifica el Movimiento Ni un Pibe Menos por la Droga. Se recuperan organizaciones de estudiantes en defensa de sus derechos. Crece su protagonismo en las fábricas y en la enorme ola de pibas en los movimientos de mujeres.

    La incertidumbre

    El diario de los banqueros yanquis (Wall Street Journal), afirmó que en la Argentina “la crisis es menos dramática (que la de 2001) pero se va a extender en el tiempo”. ¿Es una amenaza? Macri, el 12 de agosto, castigó con un dolarazo a los que no lo votaron. Los hechos sacuden el escenario social, económico y político.

    Para un sector de las clases dominantes Macri fracasó, lo que lleva de vuelta al peronismo al gobierno. El fracaso de Macri, para esos grupos del poder, es que no pudo dividir a la oposición y garantizar su reelección.

    La decadencia de Macri se vio también en su reciente viaje a Estados Unidos: anunció que se iba a entrevistar con el presidente yanqui y el de China, pero no lo recibió ninguno de los dos. Y el FMI ratificó que no le va a dar los 5.400 millones de dólares hasta después de las elecciones del 27/10.

    La gobernadora de Buenos Aires no fue al acto de Macri en Barrancas de Belgrano y hace campaña por su cuenta. El radicalismo de Mendoza se abrió de Macri y dijo que era trucha una foto del candidato electo con Macri. Al mismo tiempo Macri inició una campaña con 30 actos en distintas ciudades, peleando el voto.

    La lucha en las calles y la paliza del 11/8 abrieron una situación nueva: está todo revuelto. Habrá una primera definición el 27/10, y una segunda definición será cómo se llega al 10/12.

    Terminar con la política macrista

    El pueblo en las calles desnudó y enfrentó la política macrista. Desde las calles impuso el reclamo de la más amplia unidad para derrotar a Macri, creando las condiciones para la paliza electoral del 11/8. Peleamos para seguir en las calles antes, durante y después de las elecciones, masivamente, multisectorialmente, atendiendo a las provocaciones que vienen de la mano de los servicios y el aparato represivo macrista.

    Escuchando el mandato popular, el PCR, el PTP, la CCC y demás organizaciones en las que participan, asumieron el mandato popular de construir un gran frente para derrotar a Macri. Confluyeron con las fuerzas políticas que expresan a los Cayetanos, formando En marcha. Y fueron parte, junto al Partido Justicialista, Unidad Ciudadana y otras fuerzas, del lanzamiento del Frente de Todos.

    La paliza a Macri el 11/8 fue el primer objetivo. Se demostró que el Frente de Todos era la única herramienta política capaz de derrotar al macrismo.

    Ahora hay otro objetivo: terminar con la política macrista el 27/10, y enfrentar nuevos hechos como el dolarazo del 12 de agosto, llevar a fondo el vaciamiento de las finanzas, o cualquier otra provocación que embarre la cancha.

    Si logramos derrotar al macrismo, desde el 28/10 al 10/12 habrá un nuevo objetivo, garantizar el cambio de gobierno en las mejores condiciones para el pueblo y sus reclamos.

    Acumular fuerzas

    En enero de 2019 el Comité Central tomó la decisión de trabajar para un gran frente que derrote a Macri. Dijimos también que la derrota de Macri crearía mejores condiciones para la lucha popular por las emergencias que reclama el pueblo. Acertamos. Fuimos parte del Frente de Todos que le dio la paliza a Macri. Creció la rebeldía, crecieron los movimientos de masas y creció el PCR.

    Trabajamos ahora para un triunfo contundente el 27/10. Encabezamos grandes luchas, somos parte de los Cayetanos y de numerosas multisectoriales, y seguimos en las calles. Peleamos el voto y comenzamos a construir comisiones de apoyo al Frente de Todos, para que la campaña sea de masas y llegar con nuestras posiciones a la mayoría del pueblo.

    La lucha de calles, la pelea por el voto y el trabajo parlamentario son instrumentos para la acumulación de fuerzas. En este recorrido hemos obtenido, hasta ahora, un concejal en Entre Ríos, dos en Santa Fe, un concejal en Neuquén y recientemente otro en Mendoza.

    El desafío que tenemos planteado ahora es llegar a las más amplias masas con nuestras posiciones. Somos parte del debate político que hay en las masas, y trabajamos para acumular fuerzas en el movimiento obrero, campesino y popular.

    Peleamos fortalecer al PCR y la JCR, afiliando a cientos de luchadores, integrándolos al funcionamiento colectivo del Partido y la Juventud. Acumular fuerzas para abrir un camino que acabe con la dependencia y el latifundio oligárquico, que son las causas de fondo del hambre, la pobreza, la crisis social y económica.

    Así como en la Revolución de Mayo de 1810 el pueblo abrió un camino que conquistó la independencia, la Argentina necesita conquistar su segunda independencia, necesita acabar con el monopolio de la tierra en manos de un puñado de oligarcas latifundistas, en su mayoría extranjeros, y necesita barrer al Estado oligárquico, imperialista y mafioso, para construir uno nuevo, de los trabajadores, los campesinos y el pueblo.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales