21 Sep. 2018 | 07:16
21 Sep. 2018 | 07:16
Agenda

La Orquestonga: Un bondi que baja desde México, parando en todas

  •   |  
  • El prolífico Lolo Micucci, mentor de esta selección continental (con extracomunitario incluido), anticipa ante ANDigital el show de fin de año en La Plata, su ciudad. “La patria es la cuadra de la infancia”, asevera y justifica su aceptación -sin resignación- al cambio de paradigma en los consumos culturales.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) La Orquestonga, agrupación que reúne a grandes músicos de Argentina, Uruguay, Cuba y España se presentará el viernes 1 de diciembre en El Teatro Bar de La Plata, con un repertorio que va desde el rock, la cumbia, la murga y el jazz, hasta el bolero y el reggae.

    “De La Plata me fui en 1992, en mi vida ya pasé más años afuera que viviendo en la ciudad, pero allí tengo a mis viejos, mis hermanos, colegas, amigos, gente querida. Es un lugar de pertenencia y no ha dejado de serlo. La patria es la cuadra de la infancia”.

    Con este prólogo, Lolo Micucci, destacado pianista y compositor egresado del conservatorio Gilardo Gilardi se anticipa a lo que será la noche especial que se avecina en el tradicional tablado de calle 43 entre 7 y 8.

    En su palmarés figuran trabajos con distintos artistas como Soledad, O’Connor, Moris y Luciano Pereyra, entre otros, pero ahora sintió que debía darle rienda suelta a este particular proyecto, del cual fue el impulsor, junto al músico y actor uruguayo Juan Bonaudi. “Él es el corazón, yo la cabeza. Él es un showman, yo estructurado”, grafica.

    “Fue pensado por nosotros dos. Hace tiempo tenía la idea de hacer una orquesta de música latinoamericana, estuve en Cuba hace algunos años y volví más entusiasmado. Vi que había algo para explorar en lo que era eso, no solo la música del Caribe, desde México para abajo. Hacerlo de forma más académica, con un poco de humor. De hecho yo tengo cinco discos editados y sentía que mi música tenía mucha solemnidad, fue una necesidad”, expone el compositor de la música original de la serie web La Plata por Amor.

    Y menciona: “coincidimos con Juan, veníamos tocando. Justo apareció un baterista que venía de hacer la gira sinfónica con Joan Manuel Serrat, Roger Bas, se prendió porque en España tenía una orquesta con esas características. Cuando nos quisimos acordar ya éramos 6 ó 7 en una sala y empezamos a tocar en Buenos Aires, todavía no era orquesta y ahí dijimos de poner los caños, acordeón, instrumentos brasileros y surgió...”.

    “Este grupo lo que tiene es que detrás de una propuesta que parecería liviana es un fuerte sentido musical, yo digo que es como tomarse un colectivo en México e ir bajando, parando en todas, a través del humor. Es muy variado y lo estamos disfrutando”, resume.

    A ellos se sumaron el destacado trompetista Miguel Angel Tallarita (actualmente integrante de la banda que acompaña al Indio Solari); el saxofonista Sergio Colombo (integró Los Cafres y Dancing Mood); como ya quedó dicho el percusionista y baterista catalán Roger Bas y el trombonista Fernando Albareda (Los Fabulosos Cadillacs).

    También se destacan en la banda el percusionista cubano Jansel Torres; el trompetista Iván Carrera (Los Pericos y Los Auténticos Decadentes); el acordeonista Lucas Guzmán (Karamelo Santo); el guitarrista Federico Elías (se desempeñó en varios proyectos solistas y en el área del teatro) y el bajista Horacio René Salerno (Huancara, Asado Violento y Unos mates).

    “Puede salir cha cha cha o una cumbia y se encuentran gestos de algunas cosas que están escritas, que hay arreglos, se nota el trabajo semanal lo que lo hace más rico en la presentación, en eso de cuidar el detalle. Combinado con lo descontracturado, la gente la pasa muy bien, bailan, se divierten. Estamos muy entusiasmados”, resalta Lolo.

    Entre las perlitas del repertorio, como muestra del potencial de la Orquestonga basta mencionar la brillante versión de “Los Mareados”, tango compuesto por Juan Carlos Cobián. Arranca con el 2 x 4, sigue candombe, bossa nova, salsa y culmina con destellos de “Eiti Leda” (de Serú Giran) como homenaje al rock argentino.

    “Lo hacemos con amor, respeto por la obra. Y de repente se pueden encontrar a una canción de Palito Ortega en clave ska pegado a un bolero lacrimógeno”, añade el músico, poniendo de relieve además el plusvalor del grupo: la obra propia.

    Soundtrack

    En torno a la siempre subjetiva visión del suceso, ejemplifica: “disfruté más hacer la música de En los ojos de la memoria, un documental de Betiana Burgardt sobre la inundación de Epecuén que lo que fue el éxito de la película Las viudas de los jueves (dirigida por Marcelo Piñeyro)”.

    “No tiene que ver con la mirada del otro, soy riguroso con mi mirada, con estar cerca de lo que imaginé. No hace falta que ser exitoso y me pasa lo mismo con las canciones. Tengo algunas canciones casi anónimas y de repente otra que canta Luciano Pereyra para una novela que tiene 30 millones de visita y me quedo con la primera. Convivo con ambas situaciones, no reniego”, sentencia.

    El tiempo es veloz

    “Hoy por hoy el disco lo tiene el que lo quiere tener. Tenemos por distintas plataformas un acceso directo en la actualidad y por eso hay que cambiar el concepto, publicar de a poco, parece una exigencia decirle a alguien ‘sentate a escuchar doce temas’”, reflexiona, al momento de anticipar que el próximo disco de la Orquestonga (sucesor de Un día de estos) verá la luz de a tramos, con fuerte injerencia de las redes.

    “Cambió el paradigma: hoy tengo poco tiempo y tengo que mostrar los mejores temas. Es así. Ni los autos tienen estéreo para poner discos, te ofrece todo la red, YouTube te va recomendando ‘si escuchaste esto escuchá tal otro’. Yo no puedo cambiar el mundo, no lo tomo para mi vida, no creo poder comprar un auto que no tenga estéreo, me gusta escuchar el disco entero, tiene que ver con mi edad y que si escucho un buen tema buceo en la obra del artista, pero entiendo que a las nuevas generaciones les alcance con eso, con un tema”, prosigue.

    Tras puntualizar que Joseph Haydn compuso 120 sinfonías o Wolfgang Mozart murió a los 35 años con una impactante obra, recordó que en esa época “no había ni luz, digamos que si algo tenían los compositores en aquel momento era tiempo…”.

    “Hoy hay poco tiempo, hasta para los compositores. Que el celular, que el Facebook, la vida misma. Vivimos hipercomunicados pero por otro lado aislados y desatentos. No sabemos si era mejor vida o no, pero es la que nos toca”, remata Lolo.

    ***
    La Orquestonga

    Viernes 1 de diciembre, a las 21 horas, en El Teatro Bar, calle 43 entre 7 y 8

    Entradas (anticipadas a $ 180) en la boletería de la sala (de 15 a 20 horas) o vía PlateaNet.-

    Videos

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales