21 Jul. 2018 | 04:49
21 Jul. 2018 | 04:49
Entrevista

“Papá, te están robando las canciones”

  •   |  
  • La advertencia fue del hijo de Víctor Heredia, en ocasión de un lejano superclásico en el que una hinchada entonaba “Sobreviviendo” y la otra “Todavía cantamos”. Esos hits de cancha; los invitados por el medio siglo de carrera. Su amistad con el presidente Alfonsín; la alegría de las canciones de “Todo por dos pesos” y la tristeza por la derecha avasallante. Un artista clave de la música popular argentina, en diálogo con ANDigital.

    Víctor Heredia.
    Víctor Heredia.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) “Alguien me dijo ‘Negro, estás cumpliendo 50 años con la música’. Es impactante. Uno no mira hacia atrás, los artistas tenemos por delante la zanahoria del escenario, de la composición; del afecto del público. No soy ni siquiera de celebrar a nivel personal mis propios cumpleaños, pero en este caso lo pensé y dije ‘¿Cómo se celebra un cumpleaños?’ Con amigos”.

    De este modo, Víctor Heredia reseña ante ANDigital el origen de 50 en Vuelo, los dos discos con los que repasa canciones clásicas y algunas inéditas rodeado de colegas que completan un trabajo de carácter histórico y excepcional.

    Al respecto, puntualiza: “me pareció atinado repartir las canciones que creía adecuadas para cada uno de ellos. Invité a todos, algunos pudieron, otros no; se fue dando e incluso varios me pidieron cambiar la canción”.

    En ese sentido, hizo foco en Axel (“Dulce Daniela”); Rolando Sartorio (“Ojos de cielo”); Ricardo Mollo (“El viejo Matías”) o Raly Barrionuevo (“Ay Catamarca”), artistas que solicitaron interpretar esas canciones por cuestiones ligadas a la historia personal de cada uno de ellos.

    Del comienzo, en aquel lejano Cosquín de 1967 en que fuera consagrado “Revelación Juvenil” del Festival a hoy, hubo mucha obra por revisitar.

    Así, la constelación de invitados incluyó además de los antes mencionados a Joan Manuel Serrat, León Gieco, Soledad, Lito Vitale, Marcela Morelo, Pedro Aznar, Juanse, David Lebón, Juan Carlos Baglietto, Franco Luciani, Tania Libertad, Grupo Suramérica de Colombia y Dúo Dos Puntos.

    También Abel Pintos, Silvio Rodríguez, Peteco Carabajal, Víctor Manuel, Ana Belén, Teresa Parodi, Liliana Herrero, Jairo, Adriana Varela, Lila Downs, Andrés Giménez, Sandra Mihanovich, Adrián Iaies, Quilapayún, Illapu e Initi Illimani Histórico de Chile, Pueblo Nuevo de Ecuador, Miss Bolivia, Motta Luna, Daniel Montojo, Lucas Segovia, Lautaro Heredia, La Bersuit, Nahuel Pennisi y Charo Bogarín.

    Este trabajo es la excusa para el reencuentro de Víctor Heredia con el público de La Plata y en un sitio con una historia particular. Es que el escenario que lo cobijará este sábado 21 de abril, el Teatro Coliseo Podestá, es el mismo que meses antes del golpe cívico-militar de 1976 lo recibió, aunque –amenaza de bomba mediante- hubo que retrasar la función para que se realice una exhaustiva revisión, butaca por butaca… El anticipo de los años oscuros que vendrían.

    No nos han vencido

    En cuanto a la incorporación de sus canciones a la banda sonora de tres generaciones, sostiene que “es muy halagador, uno no imagina nunca trascender”.

    “Cuando algunas canciones adquieren un sentido especial para las personas, porque son parte de una serie de sucesos vividos, es muy fuerte, uno no se lo imagina en la soledad de la escritura que vayan a tener tanto sentimiento para mucha gente. Sea de felicidad con ‘Dulce Daniela’ o desgarrándote con ‘Mandarinas’ o ‘Todavía cantamos’, por mencionar algunos”, completa.

    Tomamos vino puro de damajuana

    Varios artistas coinciden en que la popularidad indomable llega una vez que su obra se canta en una cancha de fútbol. Y es allí que Heredia puede jactarse de haber logrado instalar dos hits que resisten el paso del tiempo: “Todavía cantamos” (A pesar de los años, los momento vividos, siempre estaré a tu lado…) y “Sobreviviendo” (Dicen que estamos todos de la cabeza…).

    Este medio lo consultó sobre la primera vez que se topó con una tribuna entonando sus canciones. “Escuchaba la melodía pero no la ligaba con mi tema, no es que en la hinchada se deforme, pero es a otro ritmo”, asevera.

    “Una vez me invitó Juan Alberto Badía a un Boca-River, para que yo haga comentarios desde mi visión boquense. Aproveché a ir con mi hijo Lautaro, en ese momento de cinco años y fuimos a una cabina. De golpe tenía que hacer un comentario y había guerra de hinchadas con ‘Sobreviviendo’ y ‘Todavía cantamos’, mi hijo me empezó a tirar de la campera, llorando: ‘papá, ¡te están robando las canciones!’”.

    Y finalmente, reflexiona: “en relación a eso Atahualpa Yupanqui decía algo hermoso. Puedo recibir todos los halagos del mundo, aplausos, felicitaciones, pero el más grande halago para un autor o compositor es ser anónimo. Que una canción tuya quede tan grabada en el inconsciente colectivo que cuando pases al lado de un tipo que está silbando tu canción, él no sepa que sos el autor”.

    “Lo reivindico y es un orgullo poder decir que no son mías, que son de un anónimo, que se canten en marchas por derechos humanos o docentes pidiendo aumento de sueldo”, remata.

    Pastel de papa para Raúl Alfonsín

    Interrogado en torno a la toma de posición (una saludable constante a lo largo de su carrera) sobre las interpelaciones al presidente de la restauración democrática. Destacó la queja que representó “Informe 2” y el respaldo de “Si tengo mi libertad”, en momentos en los que al caudillo radical le cascoteaban el rancho. En igual tesitura inscribió a “Memoria” y “El misterioso dragón”.

    “Tenía una amistad muy especial, Raúl Alfonsín venía a casa a comer. Le gustaba un pastel de papas que hacía mi suegra, oriunda de Pergamino y muy de la UCR. Más de una oportunidad que nos hemos cruzado, me preguntaba ‘¿No vino su suegra a Buenos Aires’, a ver si había posibilidad de saborear ese menú”, añade.

    “Él estaba obsesionado con que yo fuera radical. Me vino a ofrecer miles de veces distintos puestos. Pero yo por pudor le reiteraba que era artista, no quería estar atado. Cuando se hizo la reforma de la Constitución me pidió que sea convencional constituyente”, rememoró y también confesó los enojos de Alfonsín ante sus sistemáticas negativas: “Mucho bla bla pero hay que hacer, hay que trabajar”.

    Finalmente, confiesa que “siempre fue muy cariñoso, afectuoso. Las últimas veces que nos vimos quiso que yo tuviera recuerdos de él. Me dejó el cuchillo con el que comía asado, con sus iniciales que coincide con República Argentina y también un cinturón con las iniciales. Hermoso recuerdo”.

    La derecha en el poder

    “Lo del día a día es la pérdida del poder adquisitivo. Y en lo que a nosotros como artistas nos incumbe es evidente, lo que antes se destinaba al ocio, a una salida, a un espectáculo, de repente hoy se destina a comprar el alimento y vamos a ver hasta dónde se puede comprar. Hemos sido una ciudad para el afuera señera en ese sentido, una ciudad que no duerme. Cosas para hacer a toda hora, ahora parece pasado”, enumera .

    En cuanto al andamiaje negacionista montado desde distintos ámbitos ligados al Frente Cambiemos, Heredia no dudó en aseverar que son los mismos “que han metido estas falacias en los libros de historia, las familias patricias de siempre; es preocupante pues hasta están negando la cifra de desaparecidos”.

    “Y es lamentable porque desde el punto de vista del ciudadano argentino eso era un enorme orgullo: un país que juzgó como nunca antes otros a los crímenes de lesa humanidad con su justicia”.

    Por último, el propio cantautor se asume como una persona “con capacidad de humor muy grande” y por eso echa por tierra cierta “solemnidad”, para recordar dos grandes gemas de Todo por dos pesos, el recordado ciclo de Diego Capusotto, Fabio Alberti y Pedro Saborido.

    Primero un cover de ‘Seminare’ intitulado ‘Presupuestare’ e interpretado por el artista de fantasía Poncio Piloto y la restante, ‘Corre’, de la mano de un tal Milonguito Heredia. “Fue muy lindo, realmente una enorme idea, con mucha gracia. La gente quizás tenga una imagen distorsionada mía, de un tipo serio incapaz de reírse, pero esas cosas son grandiosas e incluso con tremenda composición...”, celebra.

    ***

    Víctor Heredia – 50 en Vuelo

    Sábado 21 de abril a las 21 horas en el Teatro Coliseo Podestá de La Plata

    Entradas por Plateanet y en las boleterías de calle 10 entre 46 y 47, de 15 a 20 horas.-

    Videos

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales