22 Jul. 2018 | 04:04
22 Jul. 2018 | 04:04
Majestad Satánica del 2 x 4

Mick Jagger, el coso de al lao

  •   |  
  • El bandoneonista de Amores Tangos, Nicolás Perrone, reseña ante ANDigital cómo fue tocar para el líder de los Rolling Stones, a un metro de distancia. La banda renovadora de la música ciudadana continúa presentando “Fronterabierta” y este viernes llega a La Plata.

    Amores Tangos.
    Amores Tangos.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Este viernes 27 de abril, como se hizo costumbre en el último lustro, Amores Tangos tendrá su cita anual con el público platense.

    En esta oportunidad, la excusa es la presentación de Fronterabierta y además tendrán como invitado en el tablado de El Teatro Bar al crédito local: Jorge Vázquez.

    “Estamos contentos de volver a La Plata, como los últimos años y ahora con nuevos colores que nos trae este disco: milonga, candombe y una cumbia nuestra… se viene un lindo festejo”, adelanta Nicolás Perrone, el bandoneonista de la heterodoxa agrupación tanguera.

    Consultado por la acentuada apertura del último álbum, aclara: “siempre fuimos inclusivos con la música y los estilos. Los primeros discos son más rioplatenses y ahora abrimos las fronteras y nos fuimos más para América Latina, aparecieron canciones y ritmos con los que nos sentimos cómodos primero en los ensayos y luego la gente en el vivo lo disfrutaba”.

    “También hay cosas fabulosas que nos empiezan a pasar con la música, por ejemplo compartirla con gente tan talentosa y en Frontearabierta el gustazo personal de contar con Julia Zenko, la uno de Argentina cantando”, asevera ante ANDigital, en alusión al registro de “Nada”, inoxidable tango que narra el aciago regreso a la casa del primer amor.

    Jagger, el cholulo

    “Lo de los Rolling Stones fue una casualidad. Un jueves estaba tocando en una roda de samba en un bar de Palermo, justo estaba ahí el seguridad personal de Mick Jagger. Se me acerca diciendo que al día siguiente había una cena con los músicos y que iba a proponer que toquemos. Yo me quedé como esas cosas que nunca se darían”, introduce Nicolás.

    El resto, es historia: la noche antes del (por ahora) último concierto de los Rolling Stones en el país, Amores Tangos tocó para Mick Jagger y músicos de la legendaria banda británica.

    Durante casi una hora, en el restaurant Casa Cavia del barrio de Palermo, interpretaron canciones propias como “Sanata” y “Parararaira” y otras de su repertorio, como “Los cosos de al lao” y “Deshojando margaritas”.

    Invitados por Gabriel Senna (dueño del bar El Benny), el guitarrista Jose Teixidó, el propio Perrone y el cantante Limón García interpretaron también algunos tangos clásicos, como “La cumparsita” y “Por una cabeza”.

    Durante el encuentro, Mick Jagger y los músicos de la banda, se mostraron interesados en conocer las historias que cuentan los tangos, los diferentes ritmos del Río de la Plata y la magia del bandoneón.

    “Estaban en un living apartado, unas diez o doce personas, efectivamente nos llamaron para tocar y nos empezaron a preguntar sobre el tango, qué querían decir las letras, el bandoneón. Tocamos cinco o seis temas y nos volvieron a llamar al rato para seguir tocando”, evoca el músico.

    Luego destaca: “empezamos a tocar una milonga nuestra y Jagger filmando ¡El mundo del revés! Después un candombe, ‘Deshojando margaritas’, que es cuando se ve a una de las chicas que filmaba y se lo ve a Mick agitando. Todo muy loco, a un metro de distancia, una experiencia buenísima”.

    “Fue muy descontracturado. Tocamos al costadito de la mesa, un metro real. Se armó así porque la estructura del lugar es que estábamos todos juntos, como un quincho, alguien haciendo un asado y la guitarreada. Fue más una charla. Fuimos por tres temas y entre las dos tandas terminamos más de una hora. Nos invitaron un vino muy caro, que nunca volveremos a tomar probablemente en nuestras vidas...”, sentencia.

    El grupo tiene tres discos editados: Orquesta de Carnaval (2011), Altamar (2013) y Fronterabierta (2017), además del DVD Amores Tangos Vivo (2015).

    Con un público que va de 15 a 70 años, Amores Tangos da rienda suelta a un concepto particular de la música del Río de la Plata. En su sonido se mezclan el tango, la música latinoamericana, el jazz, la cumbia, los Balcanes y hay espacio para la improvisación y el juego.

    Tras presentarse con marcado suceso en distintas ciudades europeas, llega el turno de La Plata, dos fechas importantes en la Ciudad de Buenos Aires, para luego emprender un viaje a Francia.

    ***
    Amores Tangos en La Plata

    Viernes 27 de abril, a las 21.30 horas

    El Teatro Bar, calle 43 entre 7 y 8

    Entradas en las boleterías (de 15 a 20 horas) y por sistema Plateanet.-

    Genne Edith Gallego

    Videos

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales