17 Oct. 2018 | 18:30
17 Oct. 2018 | 18:30
Agenda

Miniaturas de un Pavote, el rock como termómetro

  •   |  
  • La banda tocará por primera vez en La Plata el 27 de septiembre, con su disco “Uniformes rojos, uniformes negros” como carta de presentación. En diálogo con ANDigital, el bajista Facundo Catriel Piris (familiar de un ilustre) adelanta el show y reivindica el espíritu rebelde de la música.

    Miniaturas de un Pavote.
    Miniaturas de un Pavote.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Miniaturas de un Pavote, banda que oscila equilibradamente entre Bahía Blanca y Capital Federal, tendrá su debut absoluto en la ciudad de La Plata, con la saludable excusa de presentar Uniformes rojos, uniformes negros, la placa editada este año de manera independiente.

    La cita es el jueves 27 de septiembre, a las 21 horas, en el prestigioso escenario de La Mulata, calle 55 entre 13 y 14, con entrada libre y gratuita.

    “Estamos con muchas ganas de tocar allí, La Plata cuenta con mucha historia de rock y ya bastante gente nos está comentando del lugar, un sitio ideal para abrir la puerta de la ciudad para nosotros, nos encanta la oportunidad y acercarnos a un público nuevo”, confiesa el bajista Facundo Catriel Piris, en diálogo con ANDigital.

    El origen de la banda tiene que ver con La Paternal, barrio que remite inmediatamente a uno de los baluartes del rock nacional: Norberto ‘Pappo’ Napolitano, y es aquí donde Facundo se detiene, ya que es sobrino-nieto del mítico Carpo.

    “De chiquito tuve mucho contacto con él, de más grande por cuestiones familiares ya no tanto, pero el Carpo está marcado. Mi carrera musical no tuvo nada de estar bajo su ala, pero mis tíos y mi viejo eran fanáticos, iban a ver a Riff, fue el despegue de Pappo en la escena local. Yo lo vi un par de veces y pude conocer su sala”, resalta.

    Recientemente, la banda lanzó su primer video, correspondiente al corte “Pasillos”, clip rodado en el show en vivo que dieran en Kirie de San Telmo.

    Según el cantante, Tomás Grandinetti, “es una canción que remite a la infancia. Por un lado, el alma inquieta, la curiosidad, el afán por comerse el mundo, por el otro, el terror a los fantasmas productos de la imaginación (o no)”.

    “Me acuerdo de cuando era chico y entraba a la casa de mi abuelo, allá en mi barrio, Ciudadela. La entrada incluía un pasillo largo, oscuro por las noches. Cada vez que tenía que atravesarlo sólo me quedaba paralizado, las piernas no se movían, el corazón me latía rapidísimo, tenía mucho miedo. Hoy, ese pasillo que aún existe, me sigue trayendo el recuerdo de esa sensación, sólo que esta vez lo camino un poco más seguro de que aquellos fantasmas que imaginaba de chico, son reales”, revela.

    Y completa: “todo eso es ‘Pasillos’, todo eso y un detalle más: Sea con el alma inquieta por la curiosidad o con las piernas paralizadas por el miedo, la travesía de cruzar los pasillos era posible siempre y cuando los cuatro ojos protectores me estén mirando, los ojos de Dios y, por sobre los suyos, los ojos de mi madre”.

    Con influencias en el rock nacional de los años 80 y 90, Miniaturas pasa por el funk, el hard rock y un dejo de grunge que le da un tinte particular al sonido.

    Cintas borradas, su primer EP que cuenta con 4 temas y con el cual recorrieron el perímetro de Capital Federal. Más allá de éste “material oficial”, en redes sociales, dieron a conocer algunas rarezas como “Amnésico Argentino”, “Apagón”, “¿Dónde quedarán?” y “La última curda”, temas grabados de manera muy casera que surgieron, en su mayoría, de improvisaciones mientras registraban su primer trabajo. También algunos temas grabados de ensayos como “Vientos”, “Consumo demencia” y “La marea”.

    La banda se completa con Guillermo Ceñal, guitarra y coros; Gonzalo Rodríguez Franco, guitarra y Juan Ignacio Stanley, batería.

    La única salida es rock

    “El rock fue una respuesta a las inquietudes sociales que se fueron dando a lo largo de la historia y en nuestro país, el rock nacional fue contestatario y por eso también golpeado. Ahora se viene un momento en el que el género va a tener un resurgimiento, si es que las bandas asumen el lugar que tienen que tener, de reflejar el termómetro de la sociedad, con las penurias, que ahora son muchas y como viene la cosa, serán muchas más”, reflexiona Piris, en torno a la profunda crisis que atraviesa a las mayorías populares argentinas.

    En lo que hace a Miniaturas, destaca que la intención es “tocar mucho el disco, girar por todos los lugares que se pueda”, luego de un final de 2017 en el que se la pasaron “adentro del estudio” para darle vida a su producción independiente.

    “El disco es una obra integral, nos mandamos a hacer un laburo grosso a nivel objeto. Ricky Túnez es el artista de las ilustraciones y aparte de la música me tocó ser el diseñador de arte. Sería un cuento (escrito por el cantante) y cada capítulo acompaña una de las canciones, con su respectiva ilustración, no es un formato del todo convencional para lo que es un disco, es más cercano a un libro”, puntualiza.

    En este sentido, sentencia: “el rock no es sólo música, es un movimiento cultural que engloba muchas disciplinas artísticas y así lo tratamos de volcar”.

    En la agenda del grupo aparece la fecha del sábado 13 de octubre con Proletarios en El motivo y el viernes 16 de noviembre también con Proletarios y Científicos del Palo en Forum, ambos reductos de Bahía Blanca, en tanto que el cierre de año está previsto para el viernes 30 de noviembre en Kirie de San Telmo. (ANDigital)

    Videos

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales