21 Oct. 2020 | 09:50
21 Oct. 2020 | 09:50
Cine

“El acoso”, rompiendo clichés que culpan a las mujeres

  •   |  
  • La película de Michal Aviad se mete en las duras consecuencias sobre la víctima en su contexto completo: sus relaciones con su esposo y sus hijos, y su capacidad para encontrar trabajo.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Este jueves estrena El acoso, una película  israelita de Michal Aviad, protagonizada por Ben Shlush, Menashe Noy y Oshri Cohen.

    El film se exhibirá en el Arte Multiplex Belgrano; Atlas Patio Bullrich; Cine Lorca y Cinépolis Recoleta.

    Mientras su marido tiene dificultades para mantener su restaurante, una madre de tres hijos encuentra trabajo como asistente de un poderoso agente inmobiliario. Al ser acosada sexualmente, ella deberá defender su trabajo y principalmente, su autoestima.

    “Comencé a trabajar en El acoso en 2012. Al igual que otras mujeres a mi alrededor, escuchaba historias de acoso sexual a diario, especialmente en el lugar de trabajo”, dice la directora y luego resalta: “estaba fascinada por el proceso de cambio que estaba presenciando ya que la generación anterior a la mía estaba ciega a este tipo de situaciones”.

    Luego consigna: “quería hacer una película sobre el área menos clara y gris del abuso sexual. Busqué y recogí historias de mi vida, mis amigos, internet y casos judiciales. Me sorprendió descubrir cómo cada incidente es diferente en sus detalles, contexto y personalidades involucradas, pero cuán similares son todos en términos de usar la autoridad y el poder para presionar a las mujeres a tener relaciones sexuales”.

    “Trata sobre las formas en que los poderosos en el trabajo pueden explotar y abusar de sus subordinados y poner en peligro su sustento. La mayoría de las relaciones laborales impregnadas de sexualidad son entre empleador masculino y una empleada. La mayoría de las veces, es la mujer quien paga lo económico, precio reputacional, social, psicológico y familiar”, enumera Aviad.

    En igual tono, reflexiona: “en nuestra cultura existen muchos clichés que culpan a las mujeres. A menudo, tanto mujeres como hombres creen en ellos. Traté en la película de comprender las duras consecuencias del acoso sexual sobre la víctima en su contexto completo: sus relaciones con su esposo y sus hijos, y su capacidad para encontrar trabajo”.

    “Al mismo tiempo, quería entender la ceguera del abusador y el entorno social. Busqué películas sobre el tema, pero para mi sorpresa descubrí que la mayoría de las películas romantizan o erotizan el acoso sexual” y “hace dos años, mientras estábamos finalmente en el medio de la filmación, surgió el movimiento #metoo. Recuerdo haberme dicho a mí misma: Esta película nos recordará que el acoso sexual en el trabajo no es exclusivo de personas famosas”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales