09 Aug. 2020 | 13:50
09 Aug. 2020 | 13:50
Cine

“Araña”, una visita al oscuro pasado chileno

  •   |  
  • La película de Andrés Wood aborda los coletazo al día de hoy de un triángulo amoroso y un crimen político en los 70.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) El 20 de febrero llega a las salas de nuestro país la última película de Andrés Wood, Araña, protagonizada por Mercedes Morán, María Valverde, Marcelo Alonso, Pedro Fontaine, Gabriel Urzúa y Felipe Armas.

    Inés, Justo y Gerardo conforman un grupo nacionalista para derrocar al gobierno marxista de los 70 en Chile.

    Arman un triángulo amoroso y cometen un crimen político.

    Cuarenta años después cuando Gerardo reaparece, Inés hará lo imposible para que no divulgue su pasado.

    “Las raíces ultra nacionalistas están y han estado acompañándonos todos estos años. Escondidas, falsamente arrepentidas. Negadas por distintas conveniencias, pero no por eso, erradicadas. Cuando surgen pequeños espacios de sinceridad social, muchas veces causadas por un conflicto menor (desastres naturales, ley de aborto y migratorias), un grupo importante de personas se hace notar por su defensa férrea a lo que ellos llaman, los valores patrios, devolviendo el discurso a un pasado supuestamente superado. De ahí surge el primer impulso de Araña”, explica Wood.

    Y recalca: “esto lo unimos a lo que en Chile se ha llamado, la consideración del contexto político, en la mirada de nuestra historia reciente. Lo que busca esa mirada es tomar en cuenta las condiciones del país que habrían ‘obligado’ a las fuerzas armadas a hacer el golpe que derrocó a Salvador Allende”.

    “Y ahí, cambiando la mirada hacia otro punto de vista, llegamos directamente a los grupos violentistas ultranacionalistas, que hicieron el trabajo duro (asesinatos políticos, sedición, atentados a bienes públicos, etcétera) para derrocar al gobierno socialista”, prosigue el director de Machuca y La fiebre del loco.

    En tanto, sostiene que “dentro de estos grupos, destaca Patria y Libertad, que bajo un discurso político ultranacionalista, reúne y organiza principalmente a jóvenes para dirigir la sedición contra el gobierno. Nuestro protagonistas pertenecen a este movimiento en los años 70. Y desde ahí se desprende el segundo impulso, ¿en qué están hoy los que lucharon violentamente contra Allende?”.

    “A nuestros protagonistas los viene a visitar el pasado. Los crímenes y deslealtades desde donde se construyeron su presente. Pero también el amor, ese que nunca más se vivió con esa intensidad o que quizás mutó hacia otra cosa”, aseveró, para luego dar cuenta que “las cicatrices de los dolores y las alegrías de nuestros personajes se revelan en distintos niveles a lo largo de la película. Es una historia del paso del tiempo. Físico y emocional. Entre mezclados. Doloroso y liberador”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales