10 Aug. 2020 | 08:46
10 Aug. 2020 | 08:46
Cine

Paolo Sorrentino vuelve a Nápoles para filmar “Fue la mano de Dios”

  •   |  
  • “Representa por primera vez en mi carrera una película íntima y personal. Un ejercicio de formación a la vez alegre y doloroso”, adelanta el aclamado director. En los 80, creció en una ciudad convulsionada por el idilio con Diego Maradona. Al 10 le dedicó su Oscar y confesó que le debe la vida.

    Diego Armando Maradona.
    Diego Armando Maradona.

    ITALIA (ANDigital) El director italiano Paolo Sorrentino, ganador del Oscar a mejor película extranjera por La grande belleza cerró contrato con la plataforma Netflix para rodar È stata la mano di Dio (Fue la mano de Dios), un film que cuenta con claras reminiscencias maradonianas y futbolísticas, una de las pasiones del cineasta.

    Pese a que la trama aún es un misterio, trascendió que se trata de una idea original del propio Sorrentino, así como de una “película personal”, que llevará al consagrado realizador a a su ciudad natal, Nápoles, donde ya filmó su ópera prima One man up, en 2001.

    “La Mano de Dios” es como se conoce a uno de los goles más célebres de la historia del fútbol, anotado por el astro Diego Armando Maradona contra Inglaterra en los cuartos de final del Mundial de 1986 que se celebró en México y que terminó ganando la Argentina.

    Durante la década del 80, cuando el director crecía en la ciudad italiana, Diego jugó en el Napoli llevándolo por primera vez en su historia a los primeros planos, derrotando a la opulenta Italia del norte.

    Más allá de dedicarle el Oscar, cabe recordar que el propio Sorrentino confesó que “le debe” la vida a Diego Maradona. En una entrevista con el Corriere de la Sera, reveló que sus padres murieron cuando él tenía 16, tras inhalar monóxido de carbono en la casa de fin de semana que tenían. Ellos se encontraban solos, ya que luego de insistir durante mucho tiempo, le dieron permiso al joven entonces Paolo para ir a ver un partido de su adorado Napoli.

    “Maradona me salvó la vida. Durante años le pedí a mi padre poder seguir al Napoli de visitante, en vez de pasar el fin de semana en las montañas, pero siempre me decían que era demasiado pequeño. Aquella vez finalmente me dieron permiso para ir”, expresó.

    En ese momento, supo señalar: “nunca he visto a Maradona en persona. Hablé con él unos segundos cuando me llamó en el avión que estaba despegando de Los Angeles tras los Oscar, mientras la azafata me pedía que apagara el teléfono”.

    De todos modos, desde Netflix aclararon que el próximo film de Sorrentino no tendrá que ver con el fútbol.

    “Estoy entusiasmado con la idea de volver a filmar en Nápoles exactamente veinte años después de mi primera película”, enfatizó el director a través de un comunicado, para luego adelantar: “È stata la mano di Dio representa por primera vez en mi carrera una película íntima y personal. Un ejercicio de formación a la vez alegre y doloroso”.

    Acto seguido, dijo estar “encantado de participar en esta aventura” con el productor Lorenzo Mieli, su compañía The Apartment, y Netflix. “El entendimiento mutuo sobre el significado de la película fue inmediato y deslumbrante. Me hicieron sentir como en casa. Y fue ideal, porque esto es precisamente lo que esta película significa para mí: volver a casa”, sentenció el director de Youth.

    Por su parte, David Kosse, vicepresidente de Original Films de Netflix, reveló: “siempre he sido un gran admirador de Paolo Sorrentino, así que en cuanto nos presentaron È stata la mano di Dio, supimos que queríamos asociarnos con él y con Lorenzo en este gran proyecto. Es un honor trabajar con uno de los mejores cineastas de Europa y llevar su increíble historia al mundo”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales