13 Dec. 2017 | 19:38
13 Dec. 2017 | 19:38
Opinión / La Hora Política

Paramos para avanzar en la lucha

  •   |  
  • Un contundente paro nacional activo y multisectorial, que inicie un plan de lucha, es la respuesta a la pretensión del gobierno de avanzar en su política de ajuste, entrega y represión. La semana política desde la mirada de Ricardo Fierro.

    La histórica huelga docente abrió el camino a un marzo caliente. Un aspecto de la Marcha Federal Educativa.
    La histórica huelga docente abrió el camino a un marzo caliente. Un aspecto de la Marcha Federal Educativa.

    Un paro arrancado desde abajo

    El 6 de abril, todo el movimiento obrero, junto a importantes sectores populares, realizarán el primer paro nacional contra la política del gobierno de Macri.

    Este paro nacional se construyó desde abajo durante 15 meses. Lo construyeron las luchas de los que la política macrista empujó al hambre y la pobreza. Los desocupados y los precarizados tuvieron en la unidad para la lucha de la CCC, la CTEP y Barrios de Pie, la herramienta que potenció esas luchas. Y los pobres del campo, con iniciativas de la Federación Nacional Campesina y Originarios en Lucha.

    Lo construyeron las luchas de los trabajadores estatales, docentes y privados enfrentando los despidos y las suspensiones, y defendiendo sus salarios.

    Lo construyeron las mujeres con sus Encuentros nacionales y sus movilizaciones frente a la emergencia que sufren. Los jóvenes que se plantaron frente a la droga y reclaman un futuro digno. Y las puebladas contra los tarifazos.

    Lo construyeron los docentes que protagonizan una huelga que es histórica, que abrió el camino a un marzo caliente con millones en las calles. Millones que aislaron a los colaboracionistas con el gobierno, forzaron a los conciliadores, y posibilitaron la unidad en el paro nacional.

    Un gran simulador

    Fueron 15 meses en los que el gobierno fue siendo calado por amplios sectores populares en su doble discurso. La mentira de “pobreza cero con trabajo de calidad” frente a la realidad del aumento del hambre y la miseria. La mentira del “aluvión de dólares” que nos iba a sacar de la crisis, y la realidad del ajuste que descarga la crisis sobre los trabajadores y el pueblo, y endeuda a la Nación. El uso de la herencia de miseria, crisis, corrupción y mafias, para tapar el agravamiento de esos sufrimientos.

    Fue quedando al desnudo este gobierno de ricos para ricos. De grandes empresarios y terratenientes latifundistas que engordan sus bolsillos a costa del pueblo. Un presidente que no sabe la miseria de los jubilados que cobran la mínima, y que se burla de los de más abajo que pagan con sus planes sociales de miseria los micros con los que se movilizan y el choripán con que hacen el aguante en sus luchas.

    El presidente es un gran simulador. Impulsó una movilización con su enorme equipo para manipular redes sociales, con los “helicópteros” de La Cámpora y los delirios de Hebe de Bonafini, para forzar la polaridad con Cristina. Y Cristina agita su “volveremos” como si no tuviera un 70% de los argentinos en contra.

    Paro nacional activo y plan de lucha

    La huelga docente continúa esta semana, con paros en la provincia de Buenos Aires y otras provincias, y paro nacional. También hay iniciativas el 4/4, 10° aniversario del asesinato de Carlos Fuentealba, como la Marcha de las Antorchas en Quilmes.

    Los docentes siguen siendo la vanguardia de la lucha contra los topes salariales que pretende imponer Macri, y en defensa de la educación pública. Es una lucha dura y prolongada. Pararle la mano a la prepotencia macrista es tarea de todo el movimiento obrero: Si triunfan los maestros triunfamos todos.

    Al mismo tiempo, en muchos lugares de trabajo avanzan los preparativos para que el paro nacional sea activo y multisectorial.

    En una Argentina que viene con oleadas de masas en las calles, es posible sembrar el país de ollas populares, piquetes, actos y demás formas de protesta activa. Uniendo a trabajadores, campesinos, originarios, mujeres, jóvenes y demás sectores populares. Para que el paro nacional no sea “dominguero y para descomprimir”, como pretenden los colaboracionistas con Macri, sino el comienzo de un plan de lucha para torcerle el brazo al ajuste, la entrega y la represión.

    La gran batalla política

    Contradiciendo el discurso oficial, la realidad es que se crece la inflación, el hambre, la desocupación, los despidos y las suspensiones, los cierres de fábricas y comercios, sigue la crisis de las economías regionales (en la Patagonia se pudren en las plantas 3 millones de toneladas de peras), etc.

    Con un balance económico malo, el macrismo electoraliza todo; trata de achicar el escenario político a la polarización con Cristina.

    Con el pueblo en las calles y un inmenso debate en las masas, está en curso una gran batalla política que definirá el resultado electoral y el curso de la Argentina.

    En su “marcha de la democracia”, Macri chantajeó, sobre todo, a los que le prestaron el voto, y lo apoyan para que no vuelva Cristina. Trató de contener la fuga que se evidenció en las masivas movilizaciones de marzo. También, debió tomar nota de la grieta que puso en evidencia la movilización de veteranos de Malvinas, y los actos del 2 de Abril en todo el país, frente a su política de negociar soberanía en Malvinas por negocios con los piratas.

    No le va bien a Macri. Pero para derrotar su ajuste, su entrega y su represión, hay que derrotarlo, también, en política.

    Hay muy buenas condiciones para construir una gran fuerza popular, patriótica y democrática, que recoja los reclamos y las urgencias de la protesta popular, y contribuya a la unidad para que el paro nacional sea activo y multisectorial y se continúe con un plan de lucha.

    Una fuerza para una salida popular, que tenga como ejes las condiciones dignas de vida del pueblo, el trabajo y la producción nacional, y la soberanía sobre los recursos naturales y estratégicos. Para acabar con la dependencia y el latifundio, y con el Estado corrupto y mafioso que sostiene esas lacras.

    El PTP, que completa su Congreso el 22/4, el PCR con su campaña de afiliación y de prensa, las demás fuerzas del Frente Popular, y el Frente Social y Popular santafesino, junto a muchos con los que compartimos las calles y la lucha por una patria nueva, vamos por esa pulseada.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales