23 Oct. 2018 | 02:57
23 Oct. 2018 | 02:57
Panorama complicado

Paritarias 2018: Salud Pública sostiene que sin cláusula gatillo “habrá un rechazo generalizado”

  •   |  
  • Así lo recalcó el secretario general del SSP, Miguel Zubieta, en diálogo con ANDigital. Aseveró que eso había acordado con la propia gobernadora Vidal durante una reunión en octubre pasado. “Me extrañaría que de golpe, y por una orden del Gobierno nacional y del Presidente, cambien esas condiciones”, espetó.

    Uno de los encuentros de la FEGEPPBA y UPCN con Vidal y algunos de sus ministros.
    Uno de los encuentros de la FEGEPPBA y UPCN con Vidal y algunos de sus ministros.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Sin dudas que el camino que se avecina en cuanto a las discusiones paritarias para el presente año 2018 no serán nada fácil, y prueba de esto es la postura que evidencian comenzar a tomar funcionarios de los Gobiernos nacional y bonaerense, quienes apuntan a no incluir en las presentes negociaciones a la cláusula gatillo –que se activa automáticamente si el índice inflacionario trimestral supera el porcentaje acordado de antemano–, algo que los dirigentes sindicales consideran vital para sentarse a dialogar.

    Ese es el caso de Miguel Zubieta, secretario general del Sindicato de Salud Pública de la Provincia (SSP), y adjunto de la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia de Buenos Aires (FEGEPPBA), quien dijo sentirse “extrañado” de que puedan cambiar las condiciones previamente acordadas.

    “En una reunión con María Eugenia Vidal en octubre, nosotros le planteamos la no eliminación de la cláusula gatillo para las paritarias del 2018. En ese momento establecimos que íbamos a continuar bajo una fórmula muy similar a la que acordamos para todo el 2017, y ese fue el compromiso y la palabra que la propia Gobernadora había empeñado en aquel momento”, relató el sindicalista, en diálogo con ANDigital.

    Agregó que “este Gobierno le da un valor muy importante a la palabra y, tras haber establecido condiciones de negociación, de golpe, por una orden del Gobierno nacional y del Presidente (Mauricio Macri), me extrañaría que cambien esas condiciones.

    Zubieta recordó que en aquel encuentro “surgieron otros temas, como la necesidad de que se genere un sistema para concursar las categorías vacantes, a lo que la Gobernadora contestó que no. También le presenté un proyecto de promociones y ascensos, que quedó en el debate para la paritaria”.

    “En las reuniones sucesivas que fuimos teniendo, fuera de hablar de un quantum de dinero, se estableció que los puntos a negociar eran el monto, el porcentaje, que siempre hablamos que esto es un índice, porque si tenés garantizada la cláusula gatillo el verdadero aumento de salario va a ser lo que lo que marque la inflación”, aseveró el líder de sindical, y agregó que “el año pasado la inflación fue del 24,8 %, y ese fue el verdadero aumento salarial que tuvimos los trabajadores”.

    “Por todo esto es que me llama la atención que, de acuerdo a versiones periodísticas y hasta de emisarios o diálogos informales con autoridades del Gobierno, nos digan que la paritaria debe establecerse con un techo de un 15 % y sin cláusula gatillo; no lo vamos a aceptar ni el SSP ni gran parte de la FEGEPPBA, por eso veo muy difícil que se llegue a un acuerdo si el Gobierno llega con ese planteo”, disparó.

    En ese marco, estableció que “nosotros planteamos un índice del 14, 15 % o lo que quiera el Gobierno, más la cláusula gatillo, más un sistema de promociones y ascensos para los trabajadores de la administración pública, que sería en base a la capacitación y a la formación, y hay un pedido de UPCN para que se aplique también el tema de las calificaciones, y también el gobierno quiere hablar de una bonificación, ellos hablan de 'presentismo' mientras a nosotros nos parece que es 'productividad', que será otro de los temas para sentarnos a debatir”.

    “Insisto que acá la clave para destrabar un eventual conflicto paritario es que se incluya la cláusula gatillo. Si no es así, indudablemente habrá un rechazo generalizado”, reivindicó Zubieta, quien concluyó aseverando que “el mejor modo de asegurar que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo es garantizarle que sus salarios no sean nunca inferiores a la inflación, y por eso decidimos aplicar esta cláusula para el 2017, que luego se replicó en todas las paritarias provinciales e incluso privadas del país”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales