20 May. 2019 | 03:29
20 May. 2019 | 03:29
Se reúnen este miércoles

Gobierno y gremios ya tienen el borrador para actualizar la paritaria estatal 2019

  •   |  
  • El cónclave tendrá tres participantes, dos representarán al Estado y uno al sector sindical. ¿Quiénes son y a qué acuerdo arribarán?

    Los estatales y Vidal ya fuman la pipa de la paz.
    Los estatales y Vidal ya fuman la pipa de la paz.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El acuerdo paritario que el Gobierno alcanzó con los sindicatos docentes generó un profundo alivio entre los funcionarios bonaerenses en la previa de un año electoral intenso, pero también un profundo dolor de cabeza, ya que sabían que los representantes gremiales del resto de los estatales pondrían el grito en el cielo por eso de “los trabajadores de primera y los de segunda”.

    Pues bien, eso quedará saldado este miércoles, cuando los ministros de Economía, Hernán Lacunza, y de Trabajo, Marcelo Villegas, reciban al secretario general de UPCN Provincia, Carlos Quintana, y junto a él sellen el acuerdo salarial que a María Eugenia Vidal le dé la tranquilidad que tanto ansía para este 2019.

    De acuerdo a la información a la que accedió ANDigital, los tres rubricarán algo que a estas alturas se transformó en “un pacto de caballeros”, y que implica que a los agentes estatales se le igualará “en un todo” lo que se acordó con los maestros.

    Ello implica, por un lado, activar la cláusula gatillo –y por ende brindar aumentos– de modo trimestral, en base a lo que indique la inflación del INDEC y por todo el año, cuando hasta el momento los estatales tenían acordado un acuerdo salarial con gatillo hasta junio de 2019, momento en que se haría una revisión y se comenzaría a trabajar sobre el segundo semestre.

    Ese acuerdo para el primer semestre que alcanzaron los estatales estipulaba un 4 % de aumento en enero; otros 4 puntos en marzo, 4 más en mayo y 4 en julio, que suma un 16 % de incremento salarial, el que se modificaría en caso de que los números del INDEC mostraran una inflación aún mayor.

    Por otro lado, se abonarán los 15,6 puntos porcentuales de pérdida que tuvo el salario real de los trabajadores con respecto al índice de precios al consumidor de todo el 2018, el que se pagará en dos cuotas: la primera, del 5 %, en abril, y la segunda, del 10,6 %, en agosto.

    De este modo, el Ejecutivo desactiva una bomba que prometía explotar en cualquier momento, y se asegura un proceso de paz gremial durante un año de coyuntura netamente política. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales