21 Aug. 2019 | 23:51
21 Aug. 2019 | 23:51
Análisis

En el año electoral, todas las provincias cerraron en alza sus paritarias docentes

  •   |  
  • Con respecto al promedio nacional, en 2019 se llegó a un 26.43 % de aumento y supera por 2,6 puntos al obtenido el año pasado que fue de 23.83 por ciento. La ausencia de titulares sobre paros docentes durante las últimas semanas -y curiosamente a poco de ir a las urnas - nos puede animar a identificar algunas lecciones que se podrían aprender.

    Una tregua.
    Una tregua.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Una nueva actualización del informe “Conflicto Docente” de la Escuela de Educación de la Universidad Austral revela que el promedio de paritarias docentes, tras el cierre de los 24 distritos del país, es de 26.43 % y supera por 2,6 puntos al obtenido el año pasado que fue de 23,83 por ciento.

    El porcentaje de 2018 corresponde a los acuerdos alcanzados por solo 20 provincias, dado que durante el año pasado cuatro distritos permanecieron en conflicto por paritarias.

    En el informe se destaca el avance en el diálogo entre los gobiernos y los gremios docentes de todo el país, que lograron alcanzar un acuerdo por primera vez desde 2017, año en el que las negociaciones dejaron de ser nacionales y comenzaron a realizarse en cada provincia.

    “La ausencia de titulares sobre paros docentes durante las últimas semanas -y curiosamente en un año electoral- nos puede animar a identificar algunas lecciones que se podrían aprender”, indica el doctor Julio Durand, autor del informe y director del Centro de Investigación en Política Educativa y Educación Superior de la Universidad Austral.

    Y enumera: “que autoridades y gremios pacten una condición básica y previa a toda negociación, es decir, escuelas públicas abiertas y los chicos sentados en su aula con su docente; y que el cumplimiento del mínimo de días de clase sea un logro de todos y no un detalle burocrático y normativo”.

    Al respecto del cierre de las paritarias, Durand afirma que “el mandato a cada una de las jurisdicciones debería ser el de cerrar acuerdos tempranos ante la ausencia de paritaria nacional docente, dejando abiertas las negociaciones dado el volátil panorama económico e inflacionario” y, por otro lado, agrega que “el Gobierno, continúe o no en ejercicio del mandato democrático durante los próximos años, debería plantearse el agotamiento de su modelo de ‘fragmentación’ y buscar una estrategia superadora, que lo posicione con un mensaje más ambicioso y a la vez operativo”.

    Si se toman en cuenta los cierres de paritarias en tiempo y forma, solo en los casos de Chubut, Corrientes, Formosa, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tierra del Fuego el aumento otorgado por los gobiernos provinciales a los gremios docentes fue mayor al concedido durante el año 2018. Cabe aclarar que el aumento en los casos de las provincias de Santiago del Estero y Tierra del Fuego fue superador, pero ambos se dieron por decreto del gobierno provincial.

    De mejor a más bajo, los acuerdos logrados por las 24 provincias fueron: Formosa (42 %), Santiago del Estero (40 %), La Rioja (40 %), San Luis (40 %), Salta (38 %), Chubut (37,9 %), Santa Cruz (31 %), Chaco (30 %), Corrientes (27 %), San Juan (27 %), Catamarca (26 %), Tucumán (25 %), Mendoza (23 %), Misiones (23 %), Capital Federal (23 %), Tierra del Fuego (23%), Entre Ríos (22%), Córdoba (18,49%), La Pampa (16%), Buenos Aires (15,6 %), Río Negro (15 %), Santa Fe (15 %), Jujuy (10 %) y Neuquén.

    El porcentaje de Neuquén varía de acuerdo a una actualización trimestral a través del IPC promedio entre Neuquén, Córdoba y Buenos Aires; la proyección para el año no fue estimada. Con los datos de la inflación del primer trimestre se estima que el primer aumento de Neuquén será de alrededor del 11 por ciento.

    Mención especial merecen las provincias de Buenos Aires, Chaco, Santa Cruz y Tierra del Fuego que durante este año cerraron sus acuerdos de paritarias, haya sido por un acuerdo entre los gobiernos provinciales y los gremios docentes o porque se haya establecido a través de un decreto del Ejecutivo provincial. Durante 2018, ninguna de estas provincias pudo concretar un acuerdo.

    “Nos gustaría ilusionarnos con la consolidación de un cambio en la dinámica del conflicto docente: que la base innegociable fuera que las escuelas estén abiertas y los chicos en su aula y con su maestro. Quizás el 2019 marque el inicio de este camino. De igual modo, el conflicto sigue instalado en el ADN social argentino y no parece prudente exacerbarlo con su uso político y partidario”, sostiene Durand.

    Finalmente, reflexiona: “es necesario sacar a los chicos de la ‘ecuación’ del conflicto docente. No es verdad que el único modo de visibilizar el reclamo docente sea la pérdida de días de clases. Esto debería ser lo último en ejecutarse y no un mecanismo habitual como lo es desde hace ya muchísimos años”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales