18 Nov. 2019 | 16:42
18 Nov. 2019 | 16:42
Tribunales de Quilmes

La Justicia sobreseyó a dos laderos del ‘Pata’ Medina, quien continúa preso

  •   |  
  • Se trata del contador Miguel Ángel Federico y de Casimiro Gómez. La hipótesis acusadora marcaba que utilizaban a los constructores y albañiles para amenazar con frenar las obras salvo en caso de que cumplan con las demandas del líder de la UOCRA. No se pudieron acreditar dichas maniobras y quedaron libres de culpa y cargo.

    Juan Pablo Medina.
    Juan Pablo Medina.

    QUILMES-BUENOS AIRES (ANDigital) El juez Luis Armella resolvió este viernes el pedido de sobreseimiento en favor de dos laderos del exlíder de la UOCRA La Plata, Juan Pablo “Pata” Medina.

    Se trata de Miguel Ángel Federico y de Casimiro Gómez, el primero de ellos llevaba parte de las finanzas del referente gremial en la seccional La Plata. Los letrados Alejandro Montone (por Federico) y Juan Di Nardo (por Gómez) habían requerido los beneficios para sus asistidos, quienes  estaban imputados en el expediente mediante el cual se investigaban delitos de extorsión y asociación ilícita, entre otros. 

    En la acusación se sindicaba a Medina y a su entorno como responsables de extorsionar a empresarios de la construcción mediante la utilización de obreros (afiliados al gremio).

    “La hipótesis acusadora marcaba que utilizaban a los constructores y albañiles para amenazar con frenar las obras salvo en caso de que cumplan con las demandas del líder del gremio”, indicó un vocero judicial.

    Según obra en la causa iniciada a partir de una denuncia anónima, “una persona manifestó que existía una cadena delictiva compuesta por Juan Horacio Homs y Liliana Beatriz Frontan, quienes constituyeron la Sociedad Anónima Abril Catering, de la cual serían presidente y directora suplente respectivamente; que esta Sociedad tuvo un llamativo incremento patrimonial junto a sus socios y un significativo aumento de sus negocios en la ciudad de Quilmes, Avellaneda, La Plata y Berazategui”.

    “Dicha sociedad tendría la titularidad de una flota de más de cuarenta vehículos de alta gama, incluida una aeronave y un barco, bienes los cuales no tendrían justificación con el giro de los negocios declarados por la sociedad”, se lee en la causa.

    La sospecha daba cuenta de que el dinero era desviado a partir de las presuntas maniobras extorsivas llevadas a cabo por el líder de la UOCRA seccional La Plata.

    A Federico le atribuían las maniobras de lavado de dinero pero la justicia hizo lugar al planteo del abogado Montone entendiendo que no había elementos objetivos para sostener una acusación.

    En el fallo al que accedió ANDigital consta que “Federico en oportunidad de ampliar su declaración indagatoria expresó que en el año 2008 fue contratado como encargado de relaciones laborales por la empresa Hidrosinetic para una parada de planta, en la que se produjera un accidente fatal con la muerte de un operario y varios heridos”.

    “Como consecuencia de ello, Miguel Federico fue contratado por YPF para perfeccionar al personal de obra, razón por la cual formó con oficiales jubilados de cada oficio y profesores del colegio Albert Thomas un grupo de capacitación. En dicho grupo ocupó el cargo de coordinador general…tal actividad lo llevó a tener un vínculo muy fluido tanto con empresarios como con Juan Pablo Medina y el resto de la gente del gremio de la UOCRA Seccional La Plata”, continúa.

    Precisando en este sentido, que “los empresarios solían acudir a él antes de la ejecución de obras complejas para que les recomendara personal especializado en los distintos oficios, y con el gremio ya que la capacitación del personal solía ser utilizada políticamente por Juan Pablo Medina quien solía asistir a los actos de graduación para entregar los correspondientes certificados”.

    El juez Armella valoró que a esta altura y con la investigación en estado avanzado no surgen elementos que permitan acreditar que ambos acusados integraban (con roles y funciones específicas) una estructura de al menos 11 personas dedicadas a cometer delitos a partir del uso extensivo de obreros y del lavado de dinero.

    En su fallo, el magistrado valoró que hubo allanamientos, declaraciones testimoniales e indagatorias y pericias, a pesar del uso de estas herramientas para profundizar la hipótesis de la fiscalia no se logró acreditar con certeza que Gómez y Federico hayan participado de dichas maniobras. Por este beneficio de la duda se les concedió a ambos el sobreseimiento quedando libres de culpa y cargo. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales