23 Feb. 2020 | 02:00
23 Feb. 2020 | 02:00
Tenso mediodía

Interna sindical: Encapuchados tomaron sede central del SOEME

  •   |  
  • Esta situació se da en el medio de denuncias cruzadas por la conducción e intervención del gremio que lideraba Marcelo Balcedo. “Este tipo desde el Uruguay nos manda a patotear, nos manda a robar. Es una mafia”, dijo el actual titular de la entidad, Adrián De Marco.

    Varios actuaron encapuchados.
    Varios actuaron encapuchados.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Gremialistas ingresaron por la fuerza a la sede central del Sindicato de Obreros y Empleados de la Educación y la Minoridad (SOEME), ubicada en Salta 534 de la Ciudad de Buenos Aires, a los fines de “asumir” como autoridades.

    Cabe recordar que los destinos del SOEME eran regidos por Marcelo Balcedo hasta que el 4 de enero de 2018 la Policía de Uruguay, por pedido del juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, ordenó arrestarlo en Punta del Este por corrupción en la filial La Plata.

    Tras dos años, las autoridades que tenían mandato vigente desde 2017 en la filial de la Ciudad de Buenos Aires, intentaron hacer valer el amparo judicial para volver al edificio de la central.

    Los incidentes se produjeron en el edificio de Salta 534, en el barrio porteño de Monserrat, cuando los hombres que responden a Balcedo destrozaron la persiana metálica y puertas de vidrio, con la intención de tomar la sede sindical.

    “El objetivo de estos muchachos era tomar el sindicato. El juez Kreplak terminó la intervención y resolvió que asumamos nosotros como ganadores de las elecciones”, expuso el actual secretario general del SOEME, Adrián De Marco.

    Y completó: “este tipo desde el Uruguay nos manda a patotear, nos manda a robar. Es una mafia”.

    Efectivamente, el juez Kreplak ordenó la intervención del sindicato desde que ordenó la detención de Balcedo, pero esa medida preventiva finalizó en diciembre. Por eso la corriente interna que responde al arrestado quiso reasumir la conducción de la sede porteña.

    En tanto, Balcedo continúa bajo prisión domiciliaria en Punta del Este porque la jueza uruguaya María Elena Mainard también lo investiga por lavado de activos en ese país, en complicidad con su esposa Paola Fiege. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales