26 Sep. 2020 | 22:40
26 Sep. 2020 | 22:40
Este martes

Gastronómicos porteños harán una “protesta pasiva”

  •   |  
  • Será frente a los emblemáticos restaurantes Pippo y Chiquilín, el primero ya cerrado y el otro en jaque por la crisis del sector. Dante Camaño advierte a las autoridades de CABA que la reapertura realizada “es insuficiente”.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) La Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA) anunció que este martes realizará “una protesta pasiva” en reclamo al “inmediato regreso” de la actividad, una de las más jaqueadas por las medidas de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO)

    La seccional porteña de la organización gremial, que conduce Dante Camaño, considera “un flagelo” el impacto de la pandemia de coronavirus para el sector.

    La medida de protesta tendrá lugar en dos espacios emblemáticos, los restaurantes Pippo y Chiquilín, el primero ya cerrado mientras que el otro en actividad, pero jaqueado por la crisis que padece el rubro gastronómico.

    “Desde hace seis meses el flagelo producido por la COVID-19 complica al mundo y suma infectados y muertos. En la Ciudad de Buenos Aires, el impacto es muy duro en lo económico, social y cultural, ya que hoteles, restaurantes, confiterías y cafés cierran sus puertas”, manifiesta el comunicado de la UTHGRA

    La denominada “protesta pasiva” será a partir de las 9 y hasta las 14 frente a los restaurantes ubicados en Montevideo y Sarmiento.

    “En los pocos locales abiertos para determinados servicios los trabajadores están cruzados de brazos, las vidrieras están con cortinas, las puertas con candados y las sillas y mesas apiladas, por lo que se requiere una protesta pasiva”, explicó la seccional que preside Camaño, que considera como “insuficiente” la reapertura realizada para el sector por parte del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales