13 Dec. 2017 | 11:46
13 Dec. 2017 | 11:46
Parque 3 de Febrero

Los porteños podrán llevarse rosas del Rosedal durante todo julio

  •   |  
  • Es cuestión de acercarse a los jardineros de martes a viernes de 13 a 16 y pedirles que les entreguen unas rosas y los gajos o esquejes que quieran. La intención es reproducir las plantas en las casas.

    Época de poda.
    Época de poda.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Como todos los años, comenzó la poda en el jardín y el Gobierno de la Ciudad invita a todos a que se lleven flores de regalo. Los vecinos podrán acercarse a los jardineros de martes a viernes de 13 a 16 y pedirles que les entreguen unas rosas y los gajos o esquejes que quieran.

    A partir de los tallos cortados es posible obtener nuevas rosas. Es por eso que el Rosedal regala los esquejes a quienes quieran reproducirlas en sus casas. El esquejado es un método simple que se utiliza para multiplicar plantas y consiste en tomar un tallo y conseguir que eche raíces para formar un nuevo individuo. El otoño es la estación ideal para hacerlo.

    La poda en el Rosedal se lleva a cabo en el invierno para que los rosales florezcan sanos y con fuerza durante la primavera, en la época de floración (septiembre) y alcancen su máximo desarrollo en octubre.

    Después de la poda, los rosales reciben fertilizantes y otros complementos que son esenciales para asegurar la salud y el bienestar de los casi 8 mil ejemplares que crecen en este jardín, diseñado en 1914 por el paisajista Benito Carrasco.

    En 2012, el Rosedal fue premiado con el Garden Excellence Award, un reconocimiento internacional otorgado por la Federación Mundial de las Sociedades de Rosas (WFRS).

    ¿Cómo obtener una rosa a partir de un esqueje?

    Enterrar los tallos introduciéndolos unos 12 centímetros en una maceta que contenga una mezcla de turba y arena, así pueden crecer más fácilmente las nuevas raíces. Entre cada tallo tiene que quedar una distancia mínima de 8 centímetros.

    Presionar la tierra alrededor del tallo y regar hasta que quede húmeda, sin excederse en la cantidad de agua para no ahogarlos.

    Colocar la maceta en un lugar húmedo y luminoso, sin que le dé sol directo -puede ser adentro, cerca de una ventana o afuera a la sombra. La temperatura ideal para este tipo de esquejes es de 18 a 21º C.

    Luego de unas semanas, una vez que hayan echado abundantes raíces, trasplantar cada esqueje enraizado a macetas individuales. En primavera el esqueje dará su primera flor, un ejemplar del Rosedal de la Ciudad. 

    Para aumentar las posibilidades de que el tallo eche raíces, es recomendable impregnar las bases de los tallos con hormonas de enraizamiento, que pueden conseguirse en cualquier negocio en los que vendan plantas. También se aconseja llevar entre 4 y 5 tallos para aumentar las posibilidades de obtener resultados. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales