22 Oct. 2017 | 15:53
22 Oct. 2017 | 15:53
31ª Edición

Rosario se apresta a recibir a 70 mil mujeres de todo el país

  •   |  
  • Será durante todo el fin de semana largo en el marco del Encuentro Nacional femenino para debatir, compartir experiencias en torno a sus problemas y sus luchas por conquistar derechos. Gran expectativa.

    Foto de archivo.
    Foto de archivo.

    ROSARIO-SANTA FE (ANDigital) Desde el 8 hasta el 10 de octubre Rosario será sede del 31º Encuentro Nacional de Mujeres que viene hace tres década recorriendo Argentina y congregando a mujeres de los más diversos puntos del país.

    Este año, como en 1989 y en 2003, la ciudad del sur santafesino será el punto donde miles de mujeres se encuentren a debatir, compartir experiencias en torno a sus problemas y sus luchas por conquistar derechos.

    A más de un año del ‘Ni Una Menos’, aquel grito parece seguir resonando en la sociedad y seguramente impulsa a muchas mujeres a organizarse y participar. Cada año, desde que comenzó en 1986 después de que un grupo de mujeres argentinas lo organizo tras regresar de la Clausura de la Década de la Mujer en Kenia África, el encuentro sigue creciendo en participación y el de Rosario no parece ser la excepción.

    Hay 35 mil pedidos de alojamiento en 200 escuelas, metodología que se usa desde los comienzos del encuentro a raíz de la falta de lugares comerciales de alojamiento que den abasto.

    De hecho en Rosario la plaza hotelera que se calcula en 15 mil está completamente cubierta e incluso de forma privada varias organizaciones decidieron alquilar clubes y vecinales para alojarse.

    En este contexto, Noel Gassmann, miembro de la Comisión Organizadora y de la agrupación Voces en Rebeldía de Rosario destacó que “cada año se superan las expectativas”.

    “Esto es así porque el espacio de los encuentros ha demostrado ser una herramienta de participación y de democracia que se ve en pocos lugares del mundo, y las mujeres lo valoramos mucho”, añadió.

    En tanto, puso de relieve que el ENM “tiene diferentes momentos, el primero y uno de los más importantes e impactantes sin duda es el acto de apertura, donde van llegando las mujeres y las delegaciones de todo el país. Se va a realizar el sábado a la mañana en el Monumento Nacional a la Bandera”.

    Durante el sábado y el domingo se realizan en diferentes lugares de la ciudad los talleres. Allí se desarrollan discusiones de casi 70 tópicos vinculados a las mujeres, divididos en más de 300 comisiones, las cuales se pueden consultar en la web.

    Otro momento que ha generado mucha expectativa es la marcha, actividad que se realizará el domingo desde las 18 y pondrá a marchar a 70 mil mujeres por las calles de la ciudad.

    Resta precisar que además de las actividades de debate y discusión durante la noche del sábado se realizarán más de 130 actividades culturales simultáneas en diferentes centros culturales y distintos puntos de la ciudad. Y el domingo a la noche se realizará la peña del encuentro que tendrá artistas de todo el país, entre los que estarán Vicky Durán Mansilla (chamamé), Vidaleras (Santiago del Estero), Pasaje Noruega (Tango), Mudanceras (Danza), Nifas (cumbia de Córdoba), Eternos Inquilinos (cumbia Rosario) y Cuiquitamachado.

    El lunes finalmente se realizará, durante la mañana, en el Monumento a la Bandera el cierre del encuentro. Allí se leerán las conclusiones de todos los talleres. El momento más importante es la elección de la sede para el ENM 2017, que se realiza por aclamación de las presentes en el acto.

    Por su parte, la diputada santafesina por el Frente Social y Popular, Mercedes Meier, advirtió que este encuentro “se da en un marco donde los sufrimientos de las mujeres se agudizan”.

    “Hace unos días dieron a conocer la altísima cantidad de pobres que hay en nuestro país. La desocupación, el ajuste, los tarifazos, hacen que cada vez cueste más llegar a fin de mes, llevar un plato de comida a casa”, enumeró.

    Y planteó que “todas esas cosas las sufrimos varones y mujeres, pero sobre nosotras caen de otra manera. Por ejemplo, una compañera me contaba que como las deudas en la casa son cada vez más, las discusiones con su marido son cada vez más frecuentes y se la agarra con ella de manera cada vez más violenta”.

    “Otra cuenta que ya no alcanza con el trabajo de él, por lo que ahora tiene que salir a trabajar, pero es un lio dónde dejar a los chicos, quien hace las cosas de las casa, porque ahora las horas de changas se le suman a todo el trabajo doméstico, que en general no se valora como tal”, añadió la legisladora provincial.

    Y completó: “son experiencias que muestran que la mujeres pobres y trabajadoras sufren una doble opresión: por la clase a la que pertenecen y por ser mujer”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales