22 Jan. 2017 | 05:54

Repercusiones

El Papa lamentó la “triste noticia” del fallecimiento de Fidel Castro

  •   |  
  • “Ofrezco plegarias al Señor por su descanso y confío al pueblo cubano a la intercesión de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre”, dijo el Sumo Pontífice en un telegrama enviado al presidente de Cuba, Raúl Castro. El recuerdo de su visita a la Isla.

    Jorge Bergoglio durante su visita a Cuba en 2015.
    Jorge Bergoglio durante su visita a Cuba en 2015.

    ITALIA (ANDigital) El Papa Francisco envió un telegrama de pésame a Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba con motivo del fallecimiento a los 90 años del líder de la Revolución, Fidel Castro.

    “Al recibir la triste noticia del fallecimiento de su querido hermano, el Excelentísimo señor Fidel Alejandro Castro Ruz, expresidente del Consejo de Estado y del Gobierno de la República de Cuba, expreso mis sentimientos de pesar a su excelencia y a los demás familiares del difunto dignatario, así como al gobierno y al pueblo de esa amada Nación”, dice el telegrama difundido por AICA.

    Asimismo, ofreció “plegarias al Señor por su descanso y confío a todo el pueblo cubano a la materna intercesión de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, patrona de ese país”.

    Cabe recordar que el Papa visitó Cuba del 19 al 21 de septiembre de 2015 durante una visita apostólica a la isla y a Estados Unidos con motivo del Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia.

    En su visita, el pontífice recibió del presidente de Cuba, Raúl Castro, un simbólico crucifijo con motivo de migrantes y decidió donar este presente a los fieles católicos de Lampedusa, al sur de Italia por donde ingresan inmigrantes clandestinos provenientes de África.

    A su regreso, en la audiencia de los miércoles, el Santo Padre se refirió a su estadía en Cuba al señalar que se presentó allí como “Misionero de la Misericordia”.

    “Así me he presentado en Cuba, una tierra rica de belleza natural, de cultura y de fe. La misericordia de Dios es más grande que cada herida, cada conflicto, cada ideología; y con esta mirada de misericordia he podido abrazar todo el pueblo cubano en patria y fuera, más allá de cada división”, resaltó.

    Además, explicó que “símbolo de esta unidad profunda del alma cubana es la Virgen de la Caridad del Cobre, que hace cien años ha sido proclamada Patrona de Cuba. Fui como peregrino al Santuario de esta Madre de esperanza, Madre que guía en el camino de justicia, paz, libertad y reconciliación”.

    “He podido compartir con el pueblo cubano la esperanza del cumplirse la profecía de san Juan Pablo II (quien también visitó la Isla): que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba. No más cierres, no más explotación de la pobreza, sino libertad en la dignidad”, puntualizó en aquella ocasión.

    Además, Francisco explicó que ese “pueblo ha sufrido tanto” y que animó “en modo particular a los sacerdotes todos los consagrados, los estudiantes y las familias”, al “cuidado de la fragilidad”.

    Vale mencionar finalmente que en enero de 1998 Fidel Castro recibió al papa Juan Pablo II en La Habana, momento en el que el pontífice polaco pidió que “Cuba se abra más al mundo y el mundo se abra más a Cuba”.

    Y en 2012, Benedicto XVI vistió la Isla entre el 26 y el 28 de marzo, como parte del segundo viaje apostólico a América Latina. (ANDigital)