21 Sep. 2017 | 00:21
21 Sep. 2017 | 00:21
Entrevista

Cambio de hábitos: Sin restricciones tiránicas, moverse y objetivos a corto plazo

  •   |  
  • Hasta en Instagram, el mundo paralelo donde todo es felicidad, la entrenadora y técnica gastronómica Triana Maida se permite decir “a veces estoy tan bien, estoy tan down”. Tratando de atemperar la dieta rica en triglicéridos de ANDigital, y de cientos de lectores, aconseja: “tratemos de comer en un mayor porcentaje natural y después disfrutar de los momentos menos saludables cuando tenemos ganas”.

    Triana Angelina Maida presenta ‘Ser Fitness’.
    Triana Angelina Maida presenta ‘Ser Fitness’.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) En el umbral de la mayoría de edad, Triana Angelina Maida comenzó a recorrer el mundo merced a su carrera en el modelaje. Paradojalmente, en la siempre frívola ciudad de Miami fue donde se enamoró de un estilo de vida que la llevó a “evangelizar” en pos de encontrar una vida equilibrada y saludable.

    Antes de la presentación de su libro Ser Fitness, esta entrenadora personal y técnica gastronómica dialoga con ANDigital sobre el vital cambio de hábitos para llegar a la mejor versión de nosotros mismos.

    ¿Hubo algún episodio que haya determinado el hecho de adoptar tu actual estilo de vida? O simplemente fue algo gradual, natural…

    Simplemente necesitaba un cambio en mi vida, en algún aspecto. No buscaba nada estético, sino sentirme mejor en un “todo”. Me sentía bastante inestable, incómoda, en una etapa rara de mi vida, entonces pensé en que comer más saludable y ponerme más activa me ayudaría a sentirme más equilibrada y a gusto y así comenzó todo.

    Hacés especial hincapié en la idea de no restringirse, ahora bien, ¿cómo le damos pelea a la vorágine en la que vivivos? En el sentido que las comidas pre-elaboradas y chatarra suelen imponerse (por practicidad) a una alimentación saludable.

    Yo creo que el click está en la cabeza de cada uno. No existe la magia en cambiar hábitos, es un proceso y como todo lleva un esfuerzo. Hablo con muchos amigos y amigas que me dicen “tenés que ayudarme a cambiar mis hábitos”; “armame algún plan al menos para organizarme”. Y lo primero que hago es conseguirles un profesional para que vayan a consultar o aconsejarles que busquen a uno y que yo luego los acompaño en el proceso ayudándolos como puedo ¡Pero ni siquiera dan el primer paso por sí mismos! Y ahí voy cuando digo que depende de cada uno. La industria y la comida rápida chatarra siempre van a estar presentes, cada vez más.

    Cuando yo comencé con todo esto no había ni un tercio de los lugares qué hay de comida rápida saludable como lo hay ahora, no existían las influencers argentinas que nos motivaran y no era fácil conseguir los alimentos que conseguimos ahora. Es cuestión de actitud.

    Cuando hablo de no restringir hablo de que tratemos de comer en un mayor porcentaje natural y después disfrutar de los momentos menos saludables cuando tenemos ganas, sobre todo en lo que respecta a lo social, al relax y ocio (cumpleaños, fiestas, vacaciones, almuerzos de domingo en familia, etcétera). La idea no es que sea planeado, sino que fluya. No comparto las reglas para la alimentación, a mí no me funcionaron y considero que son riesgosas a no ser qué estés en algún plan de alimentación específico controlado por un profesional.

    Cuando empezamos a comer bien nos sentimos tan bien que siempre vamos a preferir y elegir comer saludable y más con todas las opciones que hay hoy en día.

    Sobre todo para los niños –y los no tanto- el sedentarismo está causando estragos, ¿cuáles serían los primeros pasos amigables para adentrarse en el mundo del ejercicio?

    ¡No exigirse! Y no creer que necesitamos que nos duela todo para salir de nuestra zona de confort o levantar pesas gigantes. El ejercicio nos tiene que dar felicidad, por eso siempre digo qué hay que buscar una actividad que nos divierta y nos den ganas de hacer y sobre todo escuchar al cuerpo.

    En estos últimos cuatro años me exigí muchísimo en el deporte y este año el cuerpo me pidió parar, y así lo hice... hoy me exijo menos, estoy menos estructurada, trabajo más con la respiración y la variedad.

    Con los chicos pasa igual. Considero que son los padres quienes deben buscar para sus hijos actividades recreativas que los diviertan y los saquen de la compu, los jueguitos y el teléfono, todo conlleva un esfuerzo, pero así debe ser.

    Todo muy lindo, pero, sin verso: en tu Santa Fe natal, ¿te das el lugar también para disfrutar de un liso de cerveza con una recargada porción de pizza chorreando de aceitosa muzzarella?

    ¡No tomo alcohol! Jamás tomé. No sé lo que es estar ni siquiera alegre (Muchas personas no me creen pero juro que es verdad) y menos la cerveza, me parece horrible. La pizza chorreando queso tampoco me simpatiza, no soy fan del queso derretido.

    Más allá de esto, siempre me doy mis gustos en Santa Fe. Estar en casa de papá, tomar mates con la abuela y a los postres de la tía no se les puede decir que no…

    Finalmente, llegando al mundo donde todos son felices: Instagram, ¿cuáles son las inquietudes o dudas recurrentes que te suelen trasladar?

    Es muy loco eso de que todos son felices en este mundo. Justamente en estos días estuve hablando con una amiga sobre contar una parte de mi vida que no sabía si compartir porque me pasa que a veces pienso que soy muy dramática y que no quiero que la gente vea eso de mí… y al fin y al cabo, soy auténtica. A veces estoy bien, otras mal. No finjo nada y trato de ser lo más sincera y espontánea posible.

    A todos nos pasa, nadie tiene una vida toda color de rosa, y yo realmente intento mostrarme tal cual soy, no me gusta fingir, por lo que si un día no tengo ganas de subir más de una foto no lo hago y punto.

    Las dudas y preguntas frecuentes son sobre las recetas y los tipos de entrenamiento más que nada. No hago muchos post informativos sino más motivadores, pero algo muy frecuente es: “no me quiero poner enorme como un hombre, ¿las pesas me van a poner así?”.

     

    La realidad es que todos somos diferentes, según nuestra genética y otros factores a algunos nos cuesta ganar masa muscular y a otros no. Las mujeres, a menos que nos suplementemos excesivamente, jamás nos vamos a poner cómo hombres. Es imposible. Así que a animarse

    Para quien esté con dudas, mi consejo siempre es consultar con un especialista en el área, como un nutricionista deportivo, un deportólogo o un entrenador.

    ***

    ¿Qué es el fitness? ¿Por qué es importante moverse? ¿Qué es el metabolismo? ¿Cómo hago para incorporar el ejercicio en mi vida? ¿Tengo que dejar de comer todo lo que me gusta? ¿Por dónde empiezo? Son varias de las preguntas que Triana contesta en su libro, el cual además incluye una guía de ejercicios con explicaciones paso a paso, ilustradas con fotos, y las recetas sanas que se convirtieron en sus fieles aliadas.

    “Creo que cualquier persona que quiera y esté dispuesta a cambiar sus hábitos en busca de una mejora en su calidad de vida puede hacerlo. Solo hace falta dar el primer paso, concentrase en el proceso y en ponerse objetivos a corto plazo”, subraya la entrenadora santafesina.

    Y completa: “estoy muy agradecida con la vida por lo que construí hasta hoy, mi libro: Ser Fitness, un estilo de vida en busca del equilibrio, muestra todo mi proceso desde mis comienzos, pasando por mis tropiezos y mis pequeños y grandes triunfos, pero más allá de eso les da una guía, que con la ayuda de profesionales armé para quien quiera animarse a transitar este camino, agradeciendo a Editorial Planeta por esta hermosa oportunidad”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales