21 Apr. 2018 | 14:29
21 Apr. 2018 | 14:29
Imperioso

El ingreso en Medicina, una deuda pendiente

  •   |  
  • Con el cambio en la conducción política de la Facultad de La Plata tras un cuarto de siglo, las miradas se posan en la problemática de los alumnos que inician la carrera. El antecedente de este año. La repercusión en la Legislatura bonaerense y el pedido concreto de la diputada Vanesa Zuccari para que se garanticen las condiciones de los ingresantes.

    Vanesa Zuccari, diputada provincial.
    Vanesa Zuccari, diputada provincial.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El desplazamiento de la agrupación Hoja de Roble de la conducción de la Facultad de Medicina de La Plata tras 25 años, significó un cimbronazo político en la comunidad académica y un cambio de paradigma con el nuevo escenario. Se trata, ni más ni menos, del apartamiento del poder de la quienes gobernaron en la Facultad de Avenida 60 y que impuso desde los 90 el curso de nivelación con carácter eliminatorio, resistido a lo largo de los años por alumnos y padres, y que derivó en reiterados cortocircuitos y tensiones con las autoridades de la UNLP.

    Con el devenir del tiempo y un sistema agotado, a partir de 2015 se aprobó una nueva modalidad para los ingresantes, pero con magros beneficios. Si bien todos los estudiantes inscriptos se convirtieron en alumnos regulares de la carrera, el colapso fue inevitable. Lejos de aportar soluciones, el nuevo esquema desencadenó en un sinnúmero de dificultades para el estudiantado que empezaba transitar sus primeros pasos por la vida universitaria.

    Por caso, en febrero de este año los ingresantes a la carrera de medicina en la capital bonaerense volvieron a ser noticia, aunque en esta oportunidad por las deplorables condiciones que debían sortear para conseguir un pupitre donde ubicarse para tomar apuntes o conformarse con asistir de pie a las clases. En ese momento, la diputada linqueña Vanesa Zuccari recibió el pedido de muchos estudiantes de distritos de la región y decidió realizar gestiones para garantizar el ingreso irrestricto de los aspirantes a la carrera.

    En el pasado verano, la diputada provincial de la UCR-Cambiemos se contactó con la entonces decana de la Facultad de Medicina de La Plata, Ana Lía Errecalde, y le manifestó su preocupación por la situación que atravesaban los ingresantes de la carrera.

    La legisladora puso especial énfasis en los estudiantes que asisten desde distintos puntos de la provincia de Buenos Aires. “Alentados por su vocación y el prestigio de la institución, decidieron dejar el lugar de origen, en muchos casos ubicados a 500 km para radicarse en La Plata e iniciar una carrera de grado. Todo es un gran esfuerzo familiar, que encuentra un gran obstáculo de ingreso, las más de las veces injusto y selectivo, a una de las universidades públicas más importantes del continente”, graficó la diputada oriunda de Lincoln.

    En concreto, solicitó la instrumentación de mecanismos necesarios para garantizar en el futuro la asistencia de la mayor cantidad posible de estudiantes, en condiciones que favorezcan la adquisición de conocimientos y, en simultáneo, su adaptación a la nueva instancia de estudios.

    Ahora, el panorama se muestra en la Facultad de Medicina y las nuevas autoridades tienen en mente diversos cambios que invitan a soñar con la universidad igualitaria, que siempre ha sido característica en la Argentina. Distintos desafíos tendrá por delante la nueva conducción. Uno de ellos, quizás el de mayor relevancia, será dar respuesta a la situación de los ingresantes y poner fin a un histórico conflicto. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales