19 Nov. 2018 | 21:31
19 Nov. 2018 | 21:31
Cuestión cultural

El 75 % de los trabajadores argentinos prefiere un jefe de su misma edad o mayor

  •   |  
  • Así se desprende de los datos que arroja el último Randstad Workmonitor, focalizado en la importancia de los estilos de comunicación para la convivencia intergeneracional en el trabajo. Este aspecto adquiere relevancia debido al cambio de paradigma que representa el desembarco de los Millenials en el mundo laboral.

    Michael Scott, iluminado y eterno.
    Michael Scott, iluminado y eterno.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Randstad, líder global en servicios de Recursos Humanos, dio a conocer los resultados del segundo trimestre de 2018 correspondientes al Workmonitor, un estudio que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamiento de los trabajadores en 34 países, incluido Argentina, con foco esta vez en los estilos de comunicación.

    Al indagar sobre la convivencia intergeneracional en el ámbito laboral, el 87 % de los trabajadores argentinos considera que la principal diferencia al trabajar en un equipo multigeneracional tiene que ver con los diferentes estilos de comunicación.

    Asimismo, el 85 % indica que en su trabajo la colaboración entre trabajadores de diferentes edades es beneficiosa para todas las partes.

    A nivel global, los trabajadores argentinos parecen mejor preparados para afrontar la convivencia intergeneracional, ya que mientras apenas un 20 % de los encuestados en el país asegura que les resulta difícil comunicarse con sus colegas de otras generaciones, ese valor se eleva al 31 % cuando se toma el total de los encuestados en los 34 países en que se realiza el estudio.

    Los trabajadores de los países asiáticos se destacan en el extremo opuesto al de los argentinos, ya que el 61 % de los de Hong Kong refiere problemas de comunicación con sus colegas de otras generaciones, seguidos por los de India (49 %), Malasia (47 %), China (45 %), Singapur (44 %) y Japón (42 %).

    En el ámbito laboral conviven hoy diferentes generaciones con distintas visiones sobre el significado del trabajo en sus vidas. De hecho, según surge del Randstad Workmonitor el 85 % de los encuestados a nivel global y el 87 % de los argentinos trabajan en un equipo multigeneracional; es decir, con colegas de al menos 10 años de diferencia.

    Este contraste de visiones entre las diferentes generaciones hace necesario que las empresas dediquen especial atención a la convivencia entre los diferentes grupos etarios para evitar fricciones y beneficiarse con la diversidad.

    En este sentido, el 86 % de los argentinos sostiene que prefiere trabajar en equipos multigeneracionales, el mismo porcentaje que considera que la integración de equipos de trabajo con personas de diferentes generaciones fomenta las ideas innovadoras y la creatividad.

    Así las cosas, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, señaló que “la necesidad de trabajar en la convivencia intergeneracional es un tema relativamente nuevo que se da a partir de la llegada de los Millennials al mundo del trabajo”.

    “Hasta ese momento, las diferencias entre los babyboomers y la Generación X eran poco significativas, mientras que los Millennials y la Generación Z, que ya empieza a incorporarse al mundo laboral, tienen una visión diferente respecto de sus colegas mayores sobre cuestiones básicas como la autoridad, el liderazgo, la transparencia, la motivación, los vínculos y, sobre todo, la comunicación. Los más jóvenes esperan de las organizaciones y de sus líderes una comunicación abierta, fluida y horizontal y un feedback permanente por parte de sus jefes”, expuso la ejecutiva.

    Los jefes se prefieren mayores

    El Randstad Workmonitor del segundo trimestre de 2018 también indaga sobre la cuestión generacional en torno a los jefes. En este sentido, el 69 % de los encuestados a nivel global y el 75 % de los argentinos prefieren tener un jefe de su misma edad o mayor, mientras que los que se inclinan por un jefe de su misma edad o más joven desciende al 29 % en el caso de la muestra global, y al 31 % en el caso de los trabajadores argentinos. Por otro lado, el 83 % afirma que la edad del jefe no es relevante en tanto sea inspirador.

    Al indagar sobre las habilidades de los jefes en torno a la gestión, el 74 % de los trabajadores argentinos señala que su superior directo está capacitado para liderar equipos intergeneracionales, mientras que el 51 % percibe que este se relaciona con cada uno de sus colaboradores de forma diferente según la generación a la que pertenezca. El 70 %, además, considera que su jefe se preocupa por el desarrollo profesional de sus dependientes.

    “Desde las organizaciones tenemos que trabajar con propuestas de valor que contemplen cada una de las necesidades, intereses y expectativas de las diferentes generaciones y darle a los mandos medios las herramientas y la formación necesarias para gerenciar con éxito la convivencia intergeneracional, fomentando una cultura de integración y aprendizaje mutuo que ponga en valor el aporte de la diversidad”, añadió Andrea Ávila.

    Confianza y deseos de cambio laboral

    El 66 % de los argentinos indicó que confía en encontrar un nuevo empleo similar al que tiene en los próximos seis meses si se lo propusiera.

    Por otro lado, el 14 % de los encuestados afirmó estar buscando de forma activa un nuevo empleo, mientras que dos de cada diez argentinos han cambiado de trabajo en los últimos seis meses, motivados principalmente por la búsqueda de mejores condiciones laborales y por los deseos personales de dar un cambio a su carrera profesional. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales