13 Dec. 2018 | 06:28
13 Dec. 2018 | 06:28
Vaciamiento

El doctor Romero se pregunta “qué están haciendo con el programa de tenencia responsable”

  •   |  
  • El mentor de esta iniciativa de salud pública lamentó que con la nueva gestión se hayan cerrado 25 de los 26 hospitales creados y que la entidad haya pasado a ser una cáscara vacía. En diálogo con ANDigital, subrayó la necesidad de seguir reforzando los ejes clave: castración quirúrgica, educación y sanidad; además de incentivar el método “co-co-bol”.

    Juan Enrique Romero  (foto de archivo).
    Juan Enrique Romero (foto de archivo).

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) En la semana en la que se celebró el Día del Veterinario, ANDigital consultó al creador del Programa Nacional de Tenencia Responsable de Mascotas, Juan Enrique Romero, en torno a esa iniciativa que supo ser modelo de gestión y que hoy se encuentra atravesando un “indignante” desguace.

    “Echaron a 50 personas y pusieron a otras 50 que realmente no se sabe qué están haciendo. En tres años hicieron 70 mil castraciones, versus 1,2 millones que llegamos a hacer nosotros. Cerraron 25 de los 26 hospitales que creamos; los quirófanos móviles casi no funcionan y sólo utilizaron los insumos que habíamos dejado en los depósitos del Ministerio de Salud, pues no llamaron más a licitaciones”, enumeró.

    En igual tenor, advirtió que “se habla tanto de los ñoquis y acá hay personas que no hacen lo que deberían estar haciendo. La conducción lo destruyó, chocó la calesita. Ni siquiera tuvieron la inteligencia de capitalizar lo que hicimos nosotros; lo hubiesen mostrado, pero ni esa habilidad política tuvieron”.

    A la hora de argumentar la capital importancia del Programa en materia de salud pública, más allá de que el financiamiento anual equivale a lo que Argentina paga por “una hora de intereses de la deuda”, puso de relieve que se trata del “desarrollo de las tareas de control ético de la población canina y felina”.

    “El primer eje es la castración quirúrgica, de allí surge apoyar los operativos de castración que se realicen en municipios, brindándoles los insumos necesarios (sobre todo en el Norte y en la Patagonia); también generar hospitales públicos veterinarios, creamos 26 y sólo queda uno y también se apoya a los Municipios con capacitación profesional”, indicó.

    Luego mencionó que “se llegaron a hacer 100 castraciones por profesional en un día; así se puede ganarle al ritmo demográfico de la población canina y felina. Brindar quirófanos móviles y no como es actualmente que se brinda dependiendo del color político que gobierna el distrito. Y también acciones directas, equipos funcionales que iban a todo el país a brindar jornadas de castraciones de por ejemplo 200 animales y así, sirviendo de capacitación profesional”.

    Luego advirtió que “el principal problema no son los perros vagabundos, si no los semi-domiciliados. Salen a las 9 de la mañana, vuelven a las 12, duermen la siesta y salen nuevamente hasta las 8 de la noche. El macho sale con los testículos y la hembra con los ovarios; defecan en la calle y pueden generar accidentes de tránsito”.

    Co-co-bol

    Al hacer alusión a este método (correa-collar-bolsa), Romero hace foco en la importancia de la educación temprana en los más chicos, llegando a los adultos.

    “La educación informal es también formar maestros con talleres, además de jornadas diagnósticas y también produciendo spots televisivos que en su momento distribuimos gratuitamente a todas las televisoras del país, incluso en idioma originario”, recordó.

    Acto seguido, hizo alusión al segundo eje, el de la sanidad. “Se basa en vacunación antirrábica y desparasitación masiva. Cosa que se ha discontinuado. Por primera vez en 27 años faltó vacuna antirrábica por seis meses, lo cual fue una vergüenza. La rabia mata”, alertó.

    Por todo ello, el programa es integral y apunta a la salud pública. “Un perro suelto en la calle, sin dueño, es contrahumanitario y al mismo tiempo genera enfermedades, desechos, procreación indeseada y accidentes de tránsito”, mencionó.

    “Si un gobernante gestiona en serio y con inteligencia, es inteligente prevenir esto para evitar el gasto en accidentes de tránsito, prevenir tener que asistir por enfermedades transmitidas o contagios de parasitosis”, sentenció.

    Pórtese bien, sea animal

    Con 43 años de docencia universitaria, casi el mismo tiempo como divulgador profesional en los medios, y el valioso conocimiento que le otorgó el interior profundo de la Argentina, trabajando cinco años en el ámbito rural pampeano, el doctor Romero acaba de publicar Hola, señor perro.

    Se trata de una suerte de “diccionario perro-humano” y trata de un mundo generalmente desconocido y fascinante, el de la comunicación interespecífica.

    En la obra editada por Planeta, la intención es tener una imagen diferente de nuestro perro, que al mirarlo descubramos otro significado de sus gestos y actitudes. Si logramos interpretar sus ladridos, los latidos de su corazón, el movimiento de su cola, la posición de sus orejas y la postura de su cuerpo, estaremos en el camino de la comunicación certera con nuestro amigo de cuatro patas.

    El plan es que, desde las ganas, condición necesaria pero no suficiente para adoptar un perro, incorporemos a nuestro equipaje de vida la interpretación del lenguaje perruno, para así tener un vínculo más feliz y un diálogo más efectivo.

    Con ladridos de placer, lamidas de afecto y ojos de ternura recíprocos, construiremos nuestro objetivo principal para la relación entre el hombre y el perro, la recompensa del amor correspondido.

    Juan Enrique Romero conduce los sábado de 15 a 18 Animales de 10, por AM 710; los domingos, de 9 a 11, Como perros y gatos, por FM Pop 101.5 y, como desde hace 20 años, los fines de semana los micros de Pórtese bien, sea animal, en Crónica TV. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales