19 Oct. 2018 | 05:48
19 Oct. 2018 | 05:48
Salud

¿Cómo detectar enfermedad inflamatoria intestinal en los más chicos?

  •   |  
  • La de Crohn y la colitis ulcerosa son afecciones digestivas crónicas del tracto gastrointestinal. La demora en el diagnóstico en niños ocasiona retraso en el crecimiento corporal y expone al paciente a complicaciones.

    No subestimar las primeras señales.
    No subestimar las primeras señales.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) es de origen autoinmune, de carácter inflamatorio y de curso crónico que se presenta en forma de brotes y con severidad variable.

    Los síntomas dependen del segmento del tracto intestinal comprometido, de la extensión del proceso y del “genio” de la enfermedad.

    Existen tres categorías: enfermedad de Crohn (puede afectar cualquier tramo del aparato digestivo desde la boca hasta el ano), colitis ulcerosa, (involucra sólo el intestino grueso - colon), y la colitis no clasificable.

    Afecta por igual a hombre y mujeres, y si bien su pico de aparición se observa en adultos jóvenes (segunda y tercera década de la vida), entre el 20 y el 30 por ciento de los pacientes son diagnosticados en la edad pediátrica, observándose cada vez más pacientes diagnosticados desde pequeños.

    Los principales síntomas son: dolor abdominal, aumento en la frecuencia o urgencia evacuatoria, diarrea persistente por más de cuatro semanas, moco y/o sangrado en las heces, lesiones perianales, fiebre o vómitos. En niños y adolescentes puede existir retraso del crecimiento y desarrollo.

    También es posible que se presenten manifestaciones extra-intestinales tales como inflamación de las articulaciones y/o en los ojos, problemas en la piel, el hígado, y/o trastornos renales.

    La doctora Marta Wagener, jefe del Servicio de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición del Hospital de Niños “Dr. Orlando Alassia” de Santa Fe, aseguró que “el retraso en el diagnóstico de un niño con EII afecta y retrasa el normal crecimiento tanto en la talla como el peso. También, se produce un impacto a nivel cognitivo y en el desarrollo neurológico.

    Según un estudio liderado por la especialista, la demora desde el inicio de los síntomas hasta el diagnóstico certero supera el año (16,5 meses). “En las niñas, por ejemplo, se produce un retraso en la aparición de la primera menstruación”, agregó.

    Para colaborar con el diagnóstico temprano, la Fundación Más Vida de Crohn & Colitis Ulcerosa tiene a disposición un “comprobador de síntomas” en su página web: www.masvida.org.ar.

    “Se trata de una herramienta ideada para identificar más claramente los síntomas, así como para acceder a la localización de profesionales especializados para realizar una consulta. La experiencia recogida durante los tres años en los que hemos impulsado campañas de detección precoz de enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa en más de 20 puntos del país, junto con médico especialistas, nos ha permitido identificar que hay un subdiagnóstico en el 35 % de la población que presenta síntomas digestivos”, concluyó Luciana Escati Peñaloza, titular de Mas Vida.

    Señales de sospecha

    1- Diarrea persistente por más de cuatro semanas.

    2- Presencia de dolor abdominal reiterado, diarrea prolongada y pérdida de peso.

    3- Fiebre prolongada junto a algún otro síntoma o signo – articular, en los ojos o la piel.

    4- Presencia de moco y/o sangrado en materia fecal.

    5- Síntomas digestivos que luego de estudios clínicos el resultado indique: a) Cultivos bacteriológicos negativos, b) “Inflamación”, ó c) Enzima del hígado elevada “gama glutamil transpeptidas”.

    6- Alteraciones en el crecimiento o retardo en la edad ósea o puberal.

    * * *

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales