22 Sep. 2019 | 10:09
22 Sep. 2019 | 10:09
Escenario predilecto

La guerra de las hamburguesas llegó a Argentina

  •   |  
  • En el país se consumen más de 100 kilos de carne en todas sus variantes per capita por año. Las grandes cadenas de hamburguesas, internacionales y nacionales, pujan por captar parte de ese mercado. Para tal fin, es indispensable una buena oferta culinaria, pero también la posibilidad de recibirla en la comodidad del hogar, de forma ágil y sencilla.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Cuando en el mundo se comenta que los argentinos somos muy carnívoros, tienen razón, ya que según las estadísticas de 2017 consumimos más de 100 kilos de carne –en todas sus variantes, bovina, aviar, porcina y ovina– por persona por año, lo cual representa alrededor de 10 kilos por mes, en diferentes tipos de preparaciones, que van desde el tradicional asado, hasta las milanesas. Pero hay un plato en particular que nadie puede negar que genera un placer particular: las hamburguesas.

    Esta preparación, que parece sencilla, fue mutando a lo largo de los años para convertirse en un plato que puede tener casi cuanto aderezo y agregado se pueda pensar, desde queso azul hasta todas las verduras posibles de ser cultivadas. Algunos las prefieren simples, otros rellenas, con diferentes toppings e incluso quieren la mayor cantidad de carne posible entre los panes.

    Conociendo este favoritismo de los argentinos por este plato, cadenas como McDonald's se sumaron a la firma de entrega a domicilio PedidosYa, para ofrecer delivery de hamburguesas como la conocida BigMac y otros clásicos. Su avance en el mercado generó una importante amenaza para otras empresas, que también vieron en este recurso una muy buena oportunidad.

    Es que se viven tiempos en los que la tecnología permite llegar a más clientes, mediante herramientas cada vez más inteligentes, en términos de determinar la ubicación de la persona que está realizando su pedido, permitirle elegir exactamente lo que quiere de forma sencilla y práctica y, al mismo tiempo, conocer el tiempo de espera en la mayoría de los casos, mientras que en los dispositivos más avanzados y con algunos pedidos, también podremos conocer la ubicación del reparto.

    Choque de gigantes

    Esto suscitó una guerra inédita en la Argentina, que llevó a que estas cadenas –hablamos de McDonald's– se encuentren peleando por el mercado con otros competidores, como Burger King –en una rivalidad que se remonta a mediados de siglo XX en los Estados Unidos–, pero también actores locales, como la cadena Mostaza que, con el slogan de “cada vez más grandes”, salió a tratar de seducir al público argentino con productos que se asemejan más al tipo casero.

    Indistintamente del bando en que el cliente se encuentre, cada una de las empresas están tratando de seducirlos con diferentes ofertas o productos innovadores. Tal es el caso de Burger King, que lanzó para Argentina el “churrasquito”, un plato que pretende acercarse a una de las formas más típicas de consumir la carne en el país.

    Ante el crecimiento de esta tendencia en la Argentina McDonald's, por su parte, apuesta a la línea gourmet, presentando la “blue cheese and bacon” que, como dice su título, tiene queso azul y panceta, además de una salsa a base de cebolla caramelizada que hará agua la boca a más de uno. También presentaron una línea más fresca en sus hamburguesas Premium, que contienen palta como salsa.

    En el caso de Mostaza, su “caballito de batalla” son dos hamburguesas cuyo valor agregado son los más de 300 gramos de carne que poseen, que son la Pampa y la Mega Deluxe Bacon. Estas bestias también tienen vegetales y cuentan con extra de todo, lo que las hace sumamente atractivas. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales