19 Feb. 2019 | 15:50
19 Feb. 2019 | 15:50
Salud

Hantavirus: Especialista advierte que “el pánico es un muy mal consejero”

  •   |  
  • La doctora Silvia González Ayala, titular de la cátedra de Infectología de la Facultad de Medicina de la UNLP, convocó a realizar una consulta “temprana” y de “calidad” ante cualquier duda.

    Psicosis a la orden del día.
    Psicosis a la orden del día.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) se sumó a la campaña de prevención del hantavirus con consejos para evitar nuevos casos de esta enfermedad endémica en la Provincia y acercó información clave para hacer una consulta médica temprana ante la detección de posibles síntomas.

    A diferencia de lo que ocurrió en la localidad chubutense de Epuyén, donde se presume que existió contagio entre personas a través de una cepa del virus que no circula en el resto del país, el hantavirus se transmite cuando respiramos el aire de un ambiente donde las heces o la orina de ratones colilargos infectados se secaron y combinaron con el polvo.

    La infección también se produce por la mordedura de esos roedores o el contacto con sus heces u orina.

    Para prevenir nuevos casos, se recomienda evitar el contacto con las secreciones de ratones ventilando durante 30 minutos los lugares que hayan estado cerrados (casas, galpones, oficinas y otros espacios), y no barrer, sino humedecer el piso con agua y lavandina antes de baldear.

    También, tapar los orificios en puertas, paredes o cañerías; evitar la acumulación de basura dentro y fuera de la casa y sacarla en bolsas bien cerradas; cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio y proteger las fuentes de abastecimiento de agua.

    Silvia González Ayala, doctora en Medicina especialista en enfermedades infecciosas y titular de la cátedra de Infectología de la Facultad de Medicina de la UNLP, explicó que esta es la época en la que suelen registrarse más casos del virus “porque pasamos tiempo al aire libre”, por lo que recomendó “no estar en contacto directo con el pasto usando, por ejemplo, una lona; lavarse las manos con agua y jabón, mantener el césped cortado y no dejar elementos donde los roedores puedan anidar, ni comida que los invite a aproximarse”.

    Ante el hallazgo de un roedor vivo, no hay que tocarlo ni golpearlo, sino utilizar veneno o tramperas. Si está muerto, rociarlo con lavandina, esperar 30 minutos y enterrarlo a más de 50 centímetros de profundidad, o quemarlo.

    Para todas estas actividades siempre hay que usar guantes y botas. Además es importante consultar en el municipio correspondiente si dispone de un servicio de control de plagas.

    “La cepa que se transmite de persona a persona se denomina Andes Sur y el único riesgo de que se propague a otras zonas del país es que una persona de la comarca andina se traslade y propague esa cepa”, pero “se está actuando de forma correcta, porque todas las personas que estuvieron en contacto están en cuarentena”, expuso González Ayala.

    Así las cosas, advirtió que “el pánico es un muy mal consejero” y recomendó tomar contacto con “información adecuada y oportuna”, sin pasar por alto que la mejor herramienta contra el hanta es la consulta temprana y la calidad de la misma.

    Resta consignar que los síntomas del virus del hanta son similares a los de un estado gripal: fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos; a veces, dolor abdominal y diarrea. Ante cualquiera de estos síntomas, es importante concurrir a un centro de salud. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales