23 Sep. 2019 | 15:06
23 Sep. 2019 | 15:06
Conflicto en Pergamino

Denuncian vaciamiento y limitación de funciones del Maiztegui: Ya no diagnostica por hantavirus

  •   |  
  • El personal del Instituto alzó la voz a través de un comunicado. Un tweet del Malbrán había anunciado tales limitaciones. El Concejo Deliberante local le exige a Nación que se garantice el trabajo científico del mismo.

    Una de las pancartas que aparecieron en el Instituto (imagen gentileza @MemoPergamino).
    Una de las pancartas que aparecieron en el Instituto (imagen gentileza @MemoPergamino).

    PRGAMINO-BUENOS AIRES (ANDigital) Desde que el 18 de enero pasado se publicara en Twitter que “el diagnóstico de infección por hantavirus se realiza exclusivamente en el Laboratorio Nacional de Referencia para Hantavirus del INEI-ANLIS. Dr. C. G. Malbrán ubicado en Avenida Vélez Sarsfield 563 CABA”, en Pergamino se alzó la voz de denuncia por el vaciamiento y la flagrante limitación de funciones del Instituto Maiztegui, el otro laboratorio nacional de referencia para el diagnóstico de las principales enfermedades transmitidas por vectores y reservorios, tales como dengue, fiebre hemorrágica argentina e infecciones por hantavirus.

    Tal es así que, en sesiones extraordinarias, el Concejo Deliberante pergaminense aprobó este viernes el proyecto de resolución en el que se solicita a la Secretaría de Salud de la Nación, a través de la ANLIS, que se garantice la continuidad del trabajo técnico científico que se realiza en el Maiztegui y que se le restituya al Instituto las funciones referidas al diagnóstico de hantavirus que venía desarrollando.

    Además, se pide la modificación de los términos de la Resolución Nº 70/2014, en la que se establece al INEI como único centro de referencia, reincorporando al Instituto Maiztegui como centro de referencia en hantavirus.

    La iniciativa fue presentada por la oposición al intendente Javier Martínez, de Cambiemos, a quien se le atribuye el fogoneo de las limitaciones al Maiztegui con un objetivo espurio: un millonario negocio inmobiliario en el lugar donde está instalado el Instituto.

    El tema se originó con la denuncia de los propios trabajadores, que aquí se transcribe:

    “Ante las versiones que circulan en las redes sociales y medios de comunicación sobre el Instituto Maiztegui (INEVH), personal de la institución manifestó que resulta de suma gravedad que, existiendo solamente dos laboratorios de referencia con capacidad instalada en el país para la realización del diagnóstico de hantavirus, se haya reducido la posibilidad de dar respuesta diagnóstica a uno solo de ellos (CABA) en medio de la ocurrencia del conocido brote de Epuyén. Es un momento en el que el país necesitaría tener funcionando a pleno los dos laboratorios debido a la sensibilización que un brote genera, aumentando significativamente la demanda diagnóstica. El Instituto, en la actualidad, continúa técnica y operativamente en condiciones de trabajar de manera eficiente en el diagnóstico de hantavirus.

    Por lo expuesto, anteriormente no se comprende la orden recibida desde la Intervención del Instituto Maiztegui de no procesar ninguna muestra que ingrese al mismo para el diagnóstico de hantavirus, sin mediar argumentos valederos. Todas las muestras deben ser redirigidas a la ANLIS Malbrán (CABA), con la consecuente demora en el diagnóstico que ello ocasiona.

    Manifestamos una profunda preocupación porque, además de tratarse de una cuestión de salud pública, al Instituto Maiztegui se le ha quitado una función que venía desarrollando habitualmente. Estos hechos, sumados al desfinanciamiento que se ha profundizado en el último año, ponen en riesgo y generan incertidumbre sobre el futuro de la institución”.

    En los últimos días, el Maiztegui debió derivar para su análisis unos 20 casos potenciales de hantavirus al Malbrán, con lo que ello implica –de acuerdo a las propias palabras del personal–: un inconcebible retraso en el diagnóstico de la enfermedad y el consecuente retraso en el tratamiento de la misma.

    La última palabra la tendrá, naturalmente, el secretario de Salud nacional, Adolfo Rubinstein, quien increíblemente no se ha referido al tema hasta el momento. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales